avatar_default

Artículo de agosto de 2012

MARK ACHAR PARA ENLACE JUDÍO

Es difícil ver una entrevista a un miembro de una sociedad secreta (hoy discreta) con mente abierta y prejuicio. Los secretos y el sentido oculto de los símbolos llaman a una parte innata del ser humano llamada miedo, contra la cual los prejuicios representan la defensa favorita.

Después de haber platicado con Victor, un masón con experiencia y conocimiento, logré darme cuenta que el peligro no está inherente a la masonería, sino en nuestra percepción y el morbo que sentimos por lo que no conocemos.

¿Qué malo nos podría pasar si nos acercáramos a lo que nos atemoriza? Solamente crecer de manera intelectual y claro, conocer más nuestro mundo para poder cambiarlo.

Te puede interesar:  Cuando se pierde el sentido común

La Masonería no es una sociedad de conspiración dedicada a controlar el mundo, sino una escuela para la perfección personal de cada uno de nosotros, en donde poco a poco, perdemos éstos prejuicios y logramos la anhelada paz.

Entrevistado: Victor Shabot

2 COMENTARIOS

  1. No estoy muy de Acuerdo a lo que dices
    o a lo que te Dijo Víctor, ya que de los niveles 1 al 30
    ellos todavía no saben el gran secreto que les espera, y de los
    grados del 31 al 33, todavía ahí una selección de a quien se le enseñara
    el gran secreto de su “culto al sol” hasta ese grado y si es que son elegidos
    se revelara en un rito el gran secreto o la verdad de todo lo que han estado haciendo, porque no solo los de mayor nivel nos engañan a nosotros sino entre ellos mismos engañan a los de mas bajo nivel.

    Saludos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí