fotorebeldessirios_74

10 de marzo 2013.-Varios grupos rebeldes islamistas, entre ellos el movimiento yihadista Al Nosra, formaron un consejo religioso para administrar el este de Siria, en gran parte bajo su control, informó el domingo el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

“Dios ordenó a los batallones islámicos que formen el Consejo Religioso en la región del este para administrar los asuntos de la población y llenar el vacío de seguridad”, indica un comunicado del organismo difundido por el OSDH.

El Consejo se encargará de la justicia, la policía, los auxilios y los servicios, precisa el texto.

Un vídeo difundido por el OSDH muestra un convoy de rebeldes que circula por las carreteras de la región de Deir Ezzor hasta llegar a la ciudad de Mayadeen, donde ocupan un edificio en el que cuelgan un cartel que dice “Consejo Religioso de la Región del Este”.

Los rebeldes islamistas, en particular las milicias de Al Nosra, ganaron varias batallas en el este de Siria, una región petrolera que incluye las provincias de Deir Ezzor, Hassaka y Raqa.

El Frente Al Nosra, desconocido antes del inicio de la rebelión siria, tuvo un ascenso fulgurante a partir de mayo de 2012 y se ha convertido en la punta de lanza de la insurrección en detrimento del Ejército Sirio Libre (ESL), principal fuerza armada de oposición.

Al Nosra afirma públicamente que su objetivo es instaurar un estado islámico en Siria.

El gobierno sirio acusa a Arabia Saudí y a Catar de financiar a los grupos islamistas que combaten en Siria.

No existen pruebas fehacientes de que se hayan usado armas químicas en Siria, al menos eso dicen desde la ONU. Otros, como EEUU e Israel, sospechan que sí que se están lanzando sobre la población pero no pueden probarlo. Una decena de ONG´s que trabajan sobre el terreno y cientos de víctimas tienen muy claro que Al Assad está lanzando estas bombas.

Fuente:.terra.es/teinteresa.es