Inicio » Opinión » El negocio del Siglo

El negocio del Siglo

botellas_agua

PETER KATZ PARA ENLACE JUDÍO

Desde el siglo XIX existe un mercado para “aguas minerales”, agua de mesa, embotellada, efervescente, o natural “still water”.

Los pioneros de esta industria en Europa fueron los italianos y los franceses.

Source Perrier es una marca francesa de agua mineral con gas del mismo manantial, embotellada en Bouillens. Perrier se conoce desde 1903 como manantial en Vergéz du Gard. Source Perrier es propiedad de Nestlé S.A. en Vevey Suiza. Se produce en Petite Bulles y Grandes Bulles, burbujas pequeñas y grandes según la preferencia del cliente, para obtener el efecto efervescente “Petillant”.

Badoit es otra marca de agua mineral francesa que se produce en Saint-Galmier desde 1838. Badoit es parte de Evian S.A. en Francia.

San Pellegrino, es una marca de agua mineral italiana producida en San Pellegrino Terme, Italia, que hoy en día se puede obtener fácilmente en restaurantes de categoría en cualquier parte del mundo.
Römerquelle es una marca de agua mineral producida en Austria que hoy es parte del Consorcio Internacional de Coca Cola. Se exporta a varios países de Europa Central.

Hoy, en todo el mundo, la venta y distribución de agua mineral está en manos de los grandes consorcios globales de productos alimenticios.

Entre las mayores compañías de productos alimenticios como Coca Cola y Evian, hay nombres como Danone, Unilever y Nestlé.

En México, marcas domésticas como Tehuacán, Peñafiel, Ciel, Santa María, Electropura y Bonafont, son las de mayor consumo.

Probablemente Electropura sea una marca de propiedad mexicana. Las demás, son propiedad de las grandes compañías extranjeras.

La botella, el envase, generalmente es de vidrio o de plástico. El costo de la botella y los gastos de distribución son mayores que los de la elaboración del producto.

Un litro de agua envasada, se vende al consumidor a un precio superior al de un litro de gasolina o de etanol, fabricado con granos de maíz.

Mucha gente sigue tomando agua de la llave cuando tiene sed. Este líquido se obtiene gratuitamente en la mayoría de las ciudades del planeta que tengan tubería a partir de un manantial o de una planta purificadora de agua. Esta agua es limpia, es decir sin gérmenes y es clorificada.

Sin embargo, la venta de agua embotellada crece cada día. Existen en el mercado filtros de agua para purificarla aún más, pasándola por depósitos de piedras volcánicas. Existen varias marcas de estos filtros disponibles en todo el mundo, como Nikken (Japón) o Pure-it (fabricado por Unilever).

La forma de las botellas también es un factor que ayuda a su venta. La botella de vidrio verde en el que es embasada el agua mineral Source Perrier, tiene la forma de una botella de champage Jouet Perrier.

En Europa existen balnearios y hoteles de turismo situados en los manantiales, “sorgentes” conocidos y visitados desde el tiempo de los romanos. Es decir, antes de la era actual. Estos manantiales preservados hasta el día de hoy reciben la visita de personas interesadas en una cura de agua “wasserkur”, para sentirse aliviadas de varios malestares. Como dijimos, estos balnearios existen y son frecuentados por turistas internacionales.

Los más famosos en Europa son: Baden Baden en Alemania, Karlsbad y Marienbad en la República Checa, Sasso Magiore en Italia. En Budapest, Hungría, existen baños minerales y manantiales desde la época de la ocupación turca otomana del siglo XVII.

En México existen manantiales alimentados por los volcanes Popocatepetl e Iztaccihuatl en la zona de Tehuacan. Hoy es parte de grupo Peñafiel.

Recuerdo, cuando llegue a éste país en 1946, solamente había agua mineral de Tehuacan y desde luego había muchas marcas de refrescos.

El crecimiento de esta porción de la economía mexicana es impresionante. México es un país que está a la cabeza de otros en el consumo de refrescos y aguas de sabores.

Ahora, gracias los convenios de libre comercio con el resto del mundo, se pueden importar libremente, sin pago de derechos de importación, aguas minerales o simplemente embotelladas desde la mayoría de los países del mundo.
Se pueden comprar en tiendas como Walmart, Chedraui, City Market, Costco y Soriana. Desde luego también en las grandes cadenas de tiendas de conveniencia como 7eleven y Oxxo. También se pueden comprar refrescos embotellados con los comerciantes ambulantes a la salida o entrada de la mayoría de las estaciones de Metro.

La industria del agua embotellada ha crecido constantemente en todo el mundo. Considero que estamos únicamente al inicio de este fenómeno.

The Coca Cola Company, productora de la marca de agua embotellada Ciel, esta a la cabeza de las marcas preferidas en los países del planeta. Esta industria representa mucha mano de obra, en los lugares en que se embotella. En Vevey, Suiza están instalados los laboratorios de investigación científica para mejorar constantemente la calidad del agua embotellada.

Coca Cola es la inspiradora de slogans, como: Eso que te mueve. Ofrece aguas de sabores embotelladas con cero calorías.

The Coca Cola Company, Femsa en México, esta activamente comprometida en crear nuevas marcas y propiciar oportunidades laborales. Acaba de adquirir “Santa Clara”, una marca de productos lácteos para participar en el mercado mexicano y probablemente para exportar estos artículos a otros países.
Durante los meses de enero y octubre de 2012, se produjeron en México, más de 11 millones de litros de refrescos de cola. Esta cifra es solamente de la marca Coca Cola, producidos en las plantas embotelladoras de Femsa en Monterrey, NL.

Evian, parte del grupo Danone, juzgó necesario cambiar su etiqueta y se anuncia ahora como “Agua Natural de Manantial”, “Natural Water from de French Alps”. En el mes de marzo realizó una promoción, oferta en la que la botella de litro y medio de agua importada se vendía en México a $20.00 pesos mexicanos. Este precio, es el de una botella de 1.5 litros de agua de la marca Santa María, producida en México.

Estoy convencido que el mercado para agua embotellada, en diferentes presentaciones, minerales o naturales, en México y en el resto del mundo, solamente puede crecer. Franck Riboud, director de Bonafont, agua embotellada propiedad de Danone, dice: “crece la demanda y la sed de vender.” En nuestro país el consumo de este liquido ha aumentado 51.6 por ciento en cinco años. La distribución del mercado por empresas es de 24.3 por ciento Bonafont, 21.7 por ciento Levité, 7.2 por ciento Ciel de Coca Cola. Las otras marcas detentan el 46.8 por ciento restante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *