Inicio » Noticias » Israel » El ADN de la política de Irán es el engaño

El ADN de la política de Irán es el engaño

BENJAMÍN LAUREANO LUNA PARA ENLACE JUDÍO

Mideast-Iran-Election_Horo-32-635x357-620x350

Enlace Judío México- El engaño es parte del ADN de la política de Irán, comentó Wendy Sherman, Secretaria de Estado Adjunta y Jefa de Negociadores de Asuntos Nucleares de Estados Unidos.

Este comentario levantó una tormenta política en Irán. La línea dura persa consideró que esto era un insulto para Irán, que viene a agregar otro ladrillo al muro se separa a Irán de EE.UU.

Los periódicos iraníes inflamaron las pasiones. En un editorial se pidió boicotear las negociaciones con occidente si Sherman continúa presente en las reuniones, ya que representa a EE.UU dentro del G 5+1 que negocia con Irán. Una caricatura presentó a Sherman como bruja.

Sherman aclaró que sus palabras fueron dirigidas a un Miembro del Senado de EE.UU., al comentar que el nuevo Presidente de Irán, Hassan Rojaní, afirmó que Irán no quiere armas nucleares. Aclaró, que Irán debe dar pasos concretos para demostrar que sus palabras son sinceras.

Sherman hizo declaraciones al servicio persa de la Voz de Estados Unidos, que transmite en varios idiomas, proponiendo que hay que aliviar las sanciones impuestas a Irán, y dar tiempo a que se lleven a cabo las negociaciones.

Informó que funcionarios del Gobierno de Obama, conversan con los legisladores del Congreso, para que se retrasen las sanciones.

A pesar de las críticas persas a sus palabras, Sherman no dio señales de que se retirará de las negociaciones.

Pero existe un grupo de asesores de la Casa Blanca, que estudia la posibilidad de descongelar gradualmente los fondos de Irán, para aliviar el peso de las sanciones destinadas a frenar el programa nuclear de Irán. Este trabajo se inició a raíz de la Conferencia en Ginebra del Grupo 5+1 con Irán, efectuada los días 15 y 16 de octubre, en la que Irán presentó su proyecto: “Cerrando una crisis innecesaria y abriendo un nuevo horizonte”.

El vocero de la Casa Blanca, Jay Carney, calificó la propuesta iraní como muy seria. Sin embargo, Bernadette Meehan, también vocera de la Casa Blanca, dijo que el alivio de determinado tipo de sanciones, es “prematuro y especulativo”, pues Irán debe realizar “acciones significativas , transparentes y verificables”.

En Ginebra, Catherine Ashton, Jefa de la diplomacia europea, comentó que la iniciativa de Irán contiene elementos “sustantivos”, pero subrayó que occidente exige “que se establezcan medidas para determinar de manera creíble la cantidad y el nivel de enriquecimiento del uranio en las plantas iraníes, así como dar a la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA), mayor capacidad para efectuar el control y el cierre de las plantas donde se enriquece la mayor parte de esta sustancia”.

Pero mientras el Presidente Rohaní afirma que desea cerrar una crisis innecesaria, Irán ha adquirido nuevas centrifugadoras que acortan el tiempo para lograr el enriquecimiento de uranio, al grado que una entidad privada de EE.UU., especializada, concluyó que en quince días Irán puede obtener su bomba atómica.

Es que el sector iraní que anhela poseer armas nucleares lleva una carrera muy adelantada y no está dispuesto a renunciar, a pesar de los proyectos de Rohaní. Esto fortalece la desconfianza en Irán.

Las palabras de Meehan que pide acciones transparentes y verificables, indican que surtieron efecto las gestiones hechas en Roma, por el Primer Ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, al conversar con el Secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, ya que enfáticamente se opone a que cesen o disminuyan las sanciones en contra de Irán, hasta que se desmantelen sus instalaciones nucleares y cese el enriquecimiento de uranio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *