Inicio » Opinión » Análisis » La Carta de Luis Maizel / Los estados financieros del mes de marzo

La Carta de Luis Maizel / Los estados financieros del mes de marzo

luis maizel

LUIS MAIZEL PARA ENLACE JUDÍO

Enlace Judío México | Marzo fue un mes de pocos sobresaltos en los mercados financieros aunque la nueva directora del Fed, la Sra. Yellen, asustó un poco a los inversionistas al decir que las tasas de interés podrían empezar a subir 6 meses después de que terminen sus compras mensuales de activos financieros (al paso actual terminarían en Diciembre de este año). Algunos días después se retractó parcialmente y se atribuyó la interpretación de lo que dijo a su falta de experiencia en el trato con los medios de comunicación.

La economía sigue el mismo patrón de los últimos 12 meses, un avance letárgico con poca creación de empleo pero un sentimiento del consumidor no eufórico pero sí positivo. Algunos reportes malos; como ventas al menudeo y producción industrial, se atribuyeron al invierno más crudo de los últimos años y en general la expectativa de crecimiento es de alrededor de 2.5% en 2014 con una creación de empleo inferior a 220,000, insuficiente, en mi opinión, para las necesidades de una población de 320 millones donde muchos están posponiendo su retiro del mercado laboral por falta de recursos.

Una de las estadísticas más alarmantes es la deuda promedio que deben los que se gradúan de las universidades. El pasivo promedio es de $60,000.00 y el ingreso inicial de los que sí consiguen trabajo es de $37,000.00 lo cual sólo les deja alrededor de $4,000 anuales después de pagar los gastos esenciales de vida. Considerando los intereses, se llevarían casi 35 años para liquidar lo que adeudan, lo que ha creado un temor de que esta deuda, que excede de $1.2 trillones de dólares, puede ser el próximo detonador de una crisis económica.

El sector vivienda sigue flojo, ya que no hay mucha construcción de casas nuevas, los intereses hipotecarios han subido un poco y los bancos están muy reacios a prestar a pesar de que tienen un exceso de liquidez. Los criterios de aprobación de créditos se han vuelto muy estrictos y muchísimos aplicantes son rechazados a pesar de que aparentemente son solventes.

El famoso Obamacare llegó a 7 millones de inscritos pero este número es bastante dudoso ya que no indica cuantos están efectivamente pagando por su seguro médico ni cuántos son nuevos adquirientes de protección médica a diferencia de aquellos que ya tenían seguro pero les fue cancelado por los aseguradores del sector privado.

El Presidente Obama ha perdido mucha credibilidad con su política internacional de amenazar pintando rayas en el suelo, hablando de consecuencias graves si esas rayas son cruzadas (Siria con sus armas químicas, Rusia con la invasión de Crimea) y cuando lo han hecho no ha habido ninguna repercusión.

Estados Unidos era un país al que se le temía por poderoso y ahora se ha convertido en un defensor global “sin dientes”.

México sigue con una política poco entendible de ejercer el gasto público en forma masiva para reiniciar la economía que está casi parada. El crecer las reservas no tiene ningún valor después de cierto punto, pudiendo pensarse en la equivalencia de volver a blindar un carro que ya esta blindado.

En alguna ocasión Bernanke dijo que una forma de impulsar la economía era tirando billetes de $100 dólares desde un helicóptero, expresión simbólica de inyectar recursos a la economía para activarla. ¿Cuándo empezará la inversión en infraestructura? ¿Cuándo se le darán recursos amplios a Banobras y NAFIN para hacer obra pública y privada?

La crisis de Oceanografía es un paso hacia atrás en la nueva política de transparencia de PEMEX, pero espero que al final se respeten los derechos de los tenedores de deuda y que la lección que se dé al mundo es que en el nuevo México las cosas se van a manejar diferente, aunque entiendo por mis amigos que la honestidad ofrecida a los niveles más altos del gobierno no ha llegado a los burócratas de más abajo.

El dólar bajó ligeramente ante las otras monedas, los mercados emergentes recuperaron parte de lo que habían bajado y en general los instrumentos de “riesgo” tuvieron un mes aceptable. Las bolsas de valores no tuvieron gran cambio y en EUA van casi en cero de aumento en el primer trimestre mientras México va un 5% abajo.

Les mando como siempre un muy afectuoso saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *