Juntos venceremos
viernes 19 de julio de 2024

La islamofobia es un mito

SILVIA SCHNESSEL PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO – ¿Por qué temen los liberales a la clase obrera e ignoran el asesinato antisemita? Porque son intolerantes.

Por Brendan O’Neill

islamofobiaLa prensa británica nunca ha parecido tan fuera de la realidad como hoy. Toda nuestra prensa de gran formato está llena de súplicas al pueblo de Francia, y otras poblaciones europeas, para que no se conviertan en locos mata-musulmanes en respuesta a la masacre de Charlie Hebdo. A The Guardián le preocupa que los “islamófobos aprovechen esta atrocidad para fomentar su odio.” El Financial Times se encuentra entre los “extremistas islamófobos” que utilizan la masacre y el “[reto] a la tolerancia en la que Europa ha construido su paz.” Una corte británica dice que todos debemos “temer la venida de un contragolpe islamófobo.” Y ¿qué ocurrió realmente en Francia cuando estos pedazos de árboles muertos por una posible reacción violenta islamófoba hizo su aparición? Que los judíos fueron agredidos. Y los mataron. “No ataquéis a los musulmanes”, dicta la prensa cuando se ataca a los judíos.

En toda Europa, entre las secciones bienpensantes de la sociedad, entre la clase política, la respuesta a la masacre de los caricaturistas y satíricos ha sido la misma: entrar en pánico sobre cómo ellos, las masas nativas, especialmente los sectores más derechistas de la población francesa, podrían responder a la misma. La sangre en el suelo de las oficinas de Charlie Hebdo aún estaba húmeda cuando los observadores de la frente surcada-empezaron a decir: “¡Oh no, los musulmanes! ¿Serán atacados?” Es lo mismo después de cada ataque terrorista: desde el 09.11 al 07.07 en Londres al asedio de Sydney del año pasado a París hoy: Una respuesta instantánea de los liberales casi pavloviana a los ataques terroristas islamistas en Occidente es para preocuparse por un levantamiento violento de los maleducados contra los musulmanes. El levantamiento nunca llega, pero eso no detiene sus temores de fantasía. ¿De qué se trata?

La naturaleza irreal, desquiciada de este derecho preferente de élite de vapuleo de la masa musulmana se ha puesto de relieve por los infames acontecimientos en París en los últimos días. La masacre de periodistas por parte de islamistas fue seguida hoy de una violenta toma de rehenes en una tienda kosher en Port de Vincennes por un pistolero que resulta ser parte de la misma pequeña célula de extremistas islámicos de los hermanos Kouachi, que dispararon en Charlie Hebdo. ¿Por qué invadir una tienda kosher? Bueno, es muy probable que haya judíos allí dentro, y si hay algo que los islamistas aman más que la ejecución de los que insultan a su profeta, es atacar a los judíos. El asedio y la situación de toma de rehenes en el negocio kosher ha terminado, y mientras que la información que sale de Francia es incompleta, Reuters dice que cuatro de los rehenes – que bien podrían haber sido judíos – están muertos. Así que la brecha entre los miedos de la elite multicultural y la realidad sobre el terreno en Francia es colosal. “No toquéis a los musulmanes”, suplican mientras informan las agencias de noticias que cuatro compradores kosher han sido asesinados. Muchos observadores europeos parecen mucho más ejercitados en la posibilidad de violencia islamófoba de lo que están por la realidad de la violencia antisemita.

No es de extrañar que haya un abismo tan enorme entre apretones de manos liberales sobre una posible reacción violenta islamófoba radical y lo que está sucediendo realmente en Francia y en otros lugares. Porque la idea de la islamofobia siempre ha sido difundida más por las fantasías y los remolinos de los pánicos de las élites políticas y mediáticas que por cualquier nivel real, mensurable de odio o violencia contra los musulmanes. Sí, algunas granadas defectuosas fueron lanzadas en el patio de una mezquita en la ciudad francesa de Le Mans después de la masacre de Charlie Hebdo, aunque afortunadamente no estallaron y no había nadie alrededor que pudiera ser herido. Eso es un acto de falta y la persona o personas que lo hicieron deberían ser halladas y castigadas. Pero los temores de violencia generalizada contra los musulmanes, por la propagación de tóxico odio islamófobo en las calles y los lugares de trabajo, carecen de fundamento, ya que su fuerza motriz es anti-nativos, los prejuicios anti-plebe de las élites, más que cualquier evidencia de extrema hostilidad hacia los musulmanes.

MiedoLa angustia de los liberales por levantamientos anti-musulmanes violentos siempre demuestra ser vacía. Así que después del 07.07 del metro y los ataques de bus en Londres, hubo advertencias por doquier de una reacción violenta contra los musulmanes de Gran Bretaña. Los periodistas predijeron derramamiento de sangre. Se animó a los trabajadores del Servicio Nacional de Salud a mantener sus ojos bien abiertos – es decir, espíar – cualquier signo de agitación anti-musulmana entre sus pacientes. Pero no hubo aumento en los crímenes contra musulmanes. Según las cifras del crimen para 2005-06 de la Fiscalía de la Corona, que abarca los meses después de 7/7, sólo 43 delitos agravados por motivos religiosos fueron procesados ​​en ese período, y sólo 18 de esos crímenes eran contra musulmanes. “Los temores de un aumento [post-7.7] en los delitos parecen ser infundados”, admitió más tarde el director de la Fiscalía.

Después de los atentados de la maratón de Boston hubo un gran de pánico mediático sobre la “ignorancia y los prejuicios [que surgen] en las secuelas de un ataque terrorista” y la preocupación de que los musulmanes en Estados Unidos la recibirían en el cuello. Pero los musulmanes no han sido asaltados en masa por estúpidos estadounidenses en los últimos años, ni siquiera a raíz del 9/11. Según las estadísticas de delitos federales, en 2009 hubo 107 crímenes de odio contra musulmanes; en 2010 hubo 160. En un país de 330 millones de personas, esto es excepcionalmente bajo. Tras el asedio a la cafetería Lindt en Sydney a finales del año pasado, hubo una vez más miedo intenso en las páginas de los periódicos de gran formato sobre tontos Aussies que van como locos a atacar a la gente de color. No pasó nada. No surgió mafia. Los musulmanes no fueron atacados.

La islamofobia es un mito. Claro, a algunas personas en Europa y en otros lugares, sin duda, no les gustan los musulmanes, al igual que otros perdedores odian a los irlandeses o a los negros o a las mujeres. Pero la idea de que hay un clima de islamofobia, una cultura de odio violento de mente impetuoso para los musulmanes que podrían despertar y desatar el próximo ataque terrorista, es una invención. Islamofobia es una palabra en clave para el miedo principales corrientes de las elites europeas a su propia población, a sus hordas nativas, a los que imaginan ignorantes, con prejuicios, que son fácilmente dirigidos por los medios de comunicación sensacionalistas, y dados a arrebatos de rencor y violencia. Lo que mantiene vivo el pánico a la islamofobia no es la violencia real contra los musulmanes, sino el punto de vista políticamente correcto infundado pero aún profundamente arraigado  de los europeos de a pie, en especial los de una variedad de la clase obrera, tan racista como estúpida. Esta es la terrible ironía del pánico a la islamofobia: Los que temen a la violencia contra los musulmanes alegan enfrentarse a perjuicios, pero en realidad revelan sus propios prejuicios, desconfianza y desprecio por los que vienen del otro lado de las vías, leen diferentes diarios, mantienen diferentes creencias, viven vidas diferentes. Acusan a las comunidades blancas estúpidas de ver a los musulmanes como una turba indistinguible que amenaza el tejido de la sociedad europea, que es exactamente lo que piensan de las comunidades blancas estúpidas.

– Brendan O’Neill es editor de la revista en línea con sede en Londres con pinchos y fundador de Free Speech Ahora ! Lea su manifiesto de libertad de expresión aquí .

Fuente: National Review Online

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?
¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?
En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100.00 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈