avatar_default

MIRIAM BALEY PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO

“Todos ellos actuaron en contra de sus cancillerías y casi todos perdieron sus puestos. Todos ellos actuaron como si hubieran conocido la máxima del Talmud, que dice: ‘Todo el que salva una vida es como si salvara a un mundo entero’”.

En la intervención que hizo en el Senado de la República el día martes 27 de enero, Efraim Zadoff, Investigador Asociado del Instituto Internacional de Investigación del Holocausto en Yad Vashem, hizo mención de muchos de los diplomáticos latinoamericanos que, contrariando todas las instrucciones de sus cancillerías, actuaron de forma humanitaria y ayudaron a los judíos a escapar de la barbarie.

02
Luis Martins de Souza Dantas, Brasil

El Embajador de Brasil en Francia, Luis Martins de Souza Dantas, salvó la vida de unas ochocientas personas, al entregarles visas diplomáticas. Debido a ello, la Cancillería brasileña abrió una investigación y le ordenó regresar a Brasil. En 1945, una vez que hubo cambio de gobierno en su país, su situación se normalizó y volvió al servicio diplomático.

Hubo otros personajes diplomáticos que ayudaron a los judíos al emitirles pasaportes y documentos de sus países, que teóricamente les proporcionaban una protección frente a las deportaciones. Estos documentos fueron emitidos a miles de judíos en Polonia, Holanda y Hungría. Una parte de ellos logró salvar su vida gracias a esos documentos. Sin embargo, para algunas personas, dichos papeles solamente sirvieron temporalmente porque los alemanes no los respetaron o los países latinoamericanos no los reconocieron como legítimos, por lo que unas tres mil vidas no pudieron ser salvadas.

Los Cónsules que emitieron dichos documentos contradijeron las instrucciones de sus gobiernos y casi todos pagaron por ello con sus carreras diplomáticas. Aquí están los nombres y cargos de algunos de ellos: Manuel Antonio Muñoz Borrero, Cónsul de Ecuador en Estocolmo; José María Barreto, Cónsul de Perú en Berna; Rudolph Hügli, Cónsul de Paraguay en Berna; Alfons Bauer, Cónsul de Honduras en Berna; José Arturo Castellanos, Cónsul de El Salvador en Ginebra; José Gambeta, Cónsul de Chile en Bucarest.

Todos ellos actuaron en contra de sus Cancillerías y casi todos perdieron sus puestos por su actuación humanitaria. Todos ellos actuaron como si hubieran conocido la máxima del Talmud, creación literaria judía de hace mil setecientos años, que dice: “Todo el que salva una vida es como si salvara a un mundo entero”.

264892_gd
Manuel Antonio Muñoz Borrero, Ecuador

En una carta dirigida a Manuel Antonio Muñoz Borrero, los rabinos Abraham Israel Jacobson, Wolf Jacobson y Shlomo Wolpe, de Estocolmo, escribieron: “Nosotros y todos los que se salvaron del exterminio masivo gracias a los pasaportes de Ecuador, lo recordaremos mientras vivamos”.

Efraim Zadoff opina que dicha carta también se refiere a los demás Cónsules que fueron mencionados.

El Estado de Israel, por medio de la Autoridad de Recordación de los Mártires y Héroes del Holocausto Yad Vashem, estableció una Comisión Especial, en la que se dio reconocimiento a miembros del cuerpo diplomático en casos en los que actuaron a sabiendas contra la política de sus gobiernos y/o que ignoraron instrucciones de sus superiores y de este modo lograron salvar un mayor número de judíos.

JACItaly1930s,

José Arturo Castellanos, El Salvador

El pueblo judío y el Estado de Israel han cumplido con su deuda de honor con algunos de estos diplomáticos antes mencionados sobre quienes se han realizado investigaciones históricas que confirman su actuación y su sacrificio personal. Estos son el Embajador brasileño Luis Martins de Souza Dantas y los Cónsules José Arturo Castellanos, Manuel Antonio Muñoz Borrero y José María Barreto. Ellos fueron reconocidos como Justos de las Naciones y fueron incorporados a una galería exclusiva que cuenta con cerca de 23,800 prohombres de diversas nacionalidades.

La investigación sobre estos diplomáticos y sobre otros cuyas investigaciones aún no han llegado a término, demostró que aún en aquél terrible momento fue posible actuar de manera diferente. Su ejemplo destaca la culpabilidad de los otros pero, asimismo, enfatiza que no se ha perdido la esperanza en la bondad humana.

#Holocausto

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí