Inicio » Noticias » Identificado el decapitador de ISIS

Identificado el decapitador de ISIS

SILVIA SCHNESSEL PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO – El hombre en ISIS conocido como ‘yihadista John’ en los vídeos es identificado como ciudadano británico

Por Steven Erlanger

Decapitador de ISIS

Foto: El militante Estado Islámico conocido en los medios de comunicación como “jihadista John” se muestra antes de la ejecución de la cooperante británico David Cawthorne Haines.Agence France-Presse – Getty Images

LONDRES – El hombre del pasamontañas negro que aparentemente decapitó a varios rehenes extranjeros en los vídeos de Estado Islámico ha sido identificado por los servicios de seguridad británicos como Mohammed Emwazi, un ciudadano británico de Londres.

Conocido en los medios de comunicación como “jihadista John”, Emwazi es nacido en Kuwait y viajó a Siria en 2012. Su nombre fue publicado por primera vez el jueves en la página web de The Washington Post.

La historia fue confirmada por un funcionario de seguridad británico de alto rango, quien dijo que el gobierno británico había identificado a Emwazi hace algún tiempo, pero no había revelado su nombre por razones operativas.

Emwazi, de 27 años, se crió en el barrio de Lancefield Street  del oeste de Londres y se graduó en la Universidad de Westminster con un grado en programación de computadoras.

Por primera vez apareció en los vídeos de Estado Islámico en agosto, decapitando al periodista estadounidense James Foley mientras amenazaba a Occidente. La ejecución en sí no fue incluida en el vídeo.

El mismo hombre apareció en los videos de las decapitaciones de un segundo periodista estadounidense, Steven J. Sotloff; el trabajador humanitario británico David Cawthorne Haines; el taxista británico Alan Henning; y el trabajador humanitario estadounidense Peter Kassig. El mes pasado, apareció en un vídeo con Haruna Yukawa y Kenji Goto , ambos rehenes japoneses, poco antes de ser asesinados.

Scotland Yard se negó a confirmar la identificación de Emwazi, y la oficina del primer ministro no hizo comentarios.

“No confirmaremos la identidad de nadie en esta etapa ni haremos una actualización sobre los avances de esta investigación de contraterrorismo en vivo”, dijo Richard Walton del Comando Antiterrorista de la Policía Metropolitana.

El primer ministro, David Cameron, dijo que ha visto los videos con horror. Hablando en noviembre, dijo, “No tengáis ninguna duda de que quiero al jihadista John enfrentando la justicia por los actos atroces perpetrados en Siria.”

steven-sotloffAparentemente Emwazi entró en el camino de la radicalización tras ser detenido por las autoridades en una visita a Tanzania en 2009 cuando iba a un safari después de la graduación. Fue acusado por oficiales de inteligencia británicos de intentar entrar a Somalia.

Amigos de Emwazi dijeron a The Washington Post que él y otros dos amigos – un alemán convertido al Islam llamado Omar y otro hombre, Abu Talib – nunca hicieron el safari. Al aterrizar en Dar es Salaam, capital de Tanzania, en mayo de 2009 fueron detenidos por la policía, retenidos durante toda la noche y eventualmente deportados, dijeron. Más tarde, Emwazi dijo que un oficial del MI5, la agencia de seguridad nacional de Gran Bretaña, había intentado reclutarlo.

Asim Qureshi, director de investigación de CAGE, una organización británica de defensa en contraposición a las violaciones de los derechos civiles de la “guerra contra el terror” y la erosión del debido proceso, se reunió con Emwazi en el otoño de 2009. “Mohammed estaba bastante indignado por el trato, por haber sido tratado muy injustamente”, dijo el Sr. Qureshi a The Post.

Pero en una declaración el jueves, el Sr. Qureshi repitió que no podía identificar a Emwazi como el jihadista John con absoluta certeza. El Sr. Qureshi dijo que dos años de comunicaciones con Emwazi pusieron de relieve “la injerencia de las agencias de seguridad del Reino Unido cuando trataba de encontrar rectificación en el sistema”.

 

De dónde proceden los combatientes extranjeros en Irak y Siria

Al menos 20.000 combatientes han viajado a Siria e Iraq en el transcurso de los recientes conflictos en los dos países, según un informe recientemente actualizado por el Centro Internacional para el Estudio de la Radicalización y la Violencia Política. En respuesta, muchos países han aprobado leyes por lo que es ilegal para viajar a combatir en un conflicto extranjero o, más específicamente, por lo que es ilegal para unirse al Estado islámico.

Dedónde proceden Terroristas de ISIS2

Dedónde proceden Terroristas de ISIS

GRÁFICO

Una guía visual a la crisis en Irak y Siria.
Zonas bajo control ISIS

El Estado Islámico en Irak y Siria controla un territorio más grande que muchos países y ahora compite con Al Qaeda como el grupo yihadista más poderoso del mundo. 

Zonas controladas por ISIS

Emwazi se trasladó a Kuwait, su lugar de nacimiento, poco después de su detención para trabajar para una empresa de informática, y regresó a Londres al menos dos veces, dijo Qureshi. Funcionarios antiterroristas británicos detuvieron a Emwazi en junio de 2010, le tomaron huellas dactilares y revisaron sus pertenencias. En julio de ese año, dijo el Sr. Qureshi, Emwazi no fue autorizado a regresar a Kuwait, que al parecer se había negado a renovarle la visa y le echó la culpa al gobierno británico.

“Me esperaban un trabajo y un matrimonio”, escribió en un correo electrónico de 2010 al señor Qureshi. “Pero ahora me siento como un prisionero, no sólo en una jaula, en Londres. Una persona recluida y controlada por los militares de seguridad, me impiden vivir mi nueva vida en mi lugar de nacimiento y mi país, Kuwait”.

En su declaración, el Sr. Qureshi dijo que supo por última vez de Emwazi en enero de 2012. “Quería desesperadamente utilizar el sistema para cambiar su situación, pero el sistema lo rechazó en última instancia”, dijo de Emwazi.

Shiraz Maher, un alto miembro del Centro Internacional para el Estudio de la Radicalización y la Violencia Política, en el Kings College de Londres, dijo en Twitter que Emwazi, “de clase media y educada, demuestra una vez más que la radicalización no necesariamente está impulsada por la pobreza o privación social”.

En una entrevista, el Sr. Maher señaló que el conflicto en Siria en 2012 era diferente de lo que es ahora, con agrupaciones más diversos. Sugirió que Emwazi se unió al Estado Islámico después, señalando que la mayoría de los yihadistas de West London “son del norte de África y de origen árabe, por lo que era bastante lógico”.

El barrio donde se crió Emwazi no es de clase media, pero marcado por la vivienda pública. Es predominantemente musulmán, con inmigrantes de diversas partes del sur de Asia y Oriente Medio y al decir de los residentes tiene problemas con las pandillas juveniles y las drogas. Hay una pequeña mezquita de Bangladesh en lo que solía ser una oficina de correos.

Nicole, de 22 años, una madre joven, que ha vivido en la zona toda su vida, dijo el jueves que ella se sorprendió al pensar que “jihadista John” vivía a menos de 100 metros de distancia. Se volvió hacia su compañero y le dijo: “Es ese terrorista loco que corta cabezas. Estoy sorprendida de que lo teníamos en la puerta. Debo haberme cruzado con él en la calle. No ha vuelto, ¿verdad?”

No quido que su apellido fuera publicado y dijo que hay una muchos jóvenes ociosos en la zona. “Nadie tiene nada que hacer, hay un parque pero está lleno de borrachos”, dijo. “No hay para los niños, más que sentarse en la calle causando problemas”.

Las autoridades británicas estiman que hay al menos 500 militantes nativos combatiendo en Siria e Irak, algunos de los cuales han regresado a Gran Bretaña.

Los rehenes dieron a Emwazi el nombre de John, en referencia a un miembro de los Beatles, cuando él y otros británicos habían sido apodados así; otro de sus captores se llamaba George. Según los rehenes, eran parte de un equipo de vigilancia de rehenes occidentales, primero en Idlib, Siria, y luego en Raqqa, la capital de facto del Estado Islámico.Scotland Yard se negó a confirmar la identificación, y la oficina del primer ministro hizo tenía comentarios.

Fuente: NY Times

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend