Inicio » Noticias » Israel » Tras el escándalo de la FIFA, ¿existe garantía alguna de que no son comprados los votos a favor de suspender a Israel?

Tras el escándalo de la FIFA, ¿existe garantía alguna de que no son comprados los votos a favor de suspender a Israel?

AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO.

FIFA-DEBERÍA-PRIMERO-DE-LIMPIAR-SUS-FILAS-ANTES-DE-PENSAR-EN-EXPULSAR-A-ISRAEL

En una operación digna de una película de acción, un equipo policial suizo se presentó en el hotel de Zurich, anfitrión de la reunión anual de la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociación) – y detuvo a nueve altos funcionarios.

Las detenciones se producen después de décadas de acusaciones de corrupción dirigidas a la FIFA.

Los funcionarios arrestados enfrentan cargos de aceptar sobornos a cambio de favorecer a naciones para ser sede de la Copa Mundial- o a cambio de derechos de comercialización para medios informativos en los principales torneos internacionales.

Las acusaciones son condenatorias, pero, francamente, no podrían haber llegado en mejor momento para Israel. Hasta el miércoles, gran parte de la cobertura del Congreso de la FIFA giraba acerca de si los delegados votarían para suspender a Israel de la organización del fútbol mundial.

La Asociación de Fútbol palestina introdujo la moción de suspender Israel, acusándo al Estado judío de restringir injustamente la libertad de movimiento de los jugadores de fútbol palestinos y afirmando que los equipos originarios de asentamientos israelíes en Cisjordania violan las reglas de la FIFA.

Funcionarios israelíes se han quejado que un voto semejante revuelve deporte con política.

Israel aún no ha renunciado a la esperanza de prevenir el voto (planeado para viernes 29 de mayo) por completo; el tema fue planteado incluso durante la reunión entre Blatter, Presidente de la FIFA y el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, quien ha estado cabildeando para tratar de evitar la votación. Blatter también se reunió con el presidente palestino, Mahmoud Abbas.

Aún así, el asunto de corrupción pone en cuestión la credibilidad de la FIFA.

Tras el escándalo de la FIFA, y si se lleva a cabo la votación, ¿quién puede garantizar que los votos a favor de suspender a Israel no son comprados?

Si, de hecho, las acusaciones son ciertas y algunos países pagaron para comprar votos y ganar la sede de la Copa del Mundo, uno de los sospechosos de los sobornos es Qatar, que será sede de la Copa Mundial de Fútbol 2022. Este país, el más pequeño que ha albergado el evento, logró superar las candidaturas de Australia, Corea del Sur, Estados Unidos y Japón.

No discutiremos ahora la posibilidad de que Qatar pudo haber “comprado” la sede de la Copa Mundial.

Aún así,¿cómo asegurar que este país no ha pagado a funcionarios de la FIFA para que voten a favor de la petición palestina de suspender a Israel?

Las acusaciones de soborno y corrupción rodean casi todas las decisiones de la FIFA, incluyendo la ubicación de las sedes de las Copas Mundiales de 2018 y 2022. Pero se ha mantenido fuera de la política.

Las únicas excepciones: suspendió a Sudáfrica cuando la minoría blanca negó sistemáticamente la igualdad de derechos a la mayoría negra, y a Yugoslavia cuando su gobierno llevó a cabo matanzas de “limpieza étnica”.

Israel concede plenos derechos a sus ciudadanos árabes – de hecho, ellos tienen más derechos que los árabes de cualquier otro lugar en el Oriente Medio.

Cualquier voto de la FIFA acerca de suspender a Israel sería una declaración de poder y de prejuicios, mas no un acto de justicia – y dejaría el deporte abierto a un sinfín de resoluciones “ de rencor”.

La FIFA debería rechazar el voto de la propuesta palestina y decirle al mundo que deje la diplomacia a los diplomáticos y los deportes a los atletas.

1 Comment

  1. José Beltrán Lagos dice:

    Con mucha razón, en torno a los acontecimientos acaecidos en la FIFA, hay derecho para dudar de los tratos dados a sus asociados, cosa que este organismo se ufana, dando soluciones diferentes a cada caso que le corresponde intervenir. hay muchos ejemplos de arbitrariedad, para los jugadores que caen en sus garras. y también en los países que la forman. Así debemos esperar que solución hay para Israel. Ahora a cruzar los dedos,ya que no se puede comprar a los amos del petróleo. Eso si sería peor que Blatter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *