avatar_default

AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO

Por iniciativa del Instituto Cultural México Israel,representado ayer, 20 de julio por el Ing David Serur y la Sra Jennie Serur, un extraordinario busto de Gilberto Bosques recibirá a quienes visitan, frente al hemiciclo a Juárez, la plaza del mismo nombre.

La Comunidad judía de México dona este busto en homenaje a un hombre que extendió la mano a sus correligionarios en una de las peores épocas, la II Guerra Mundial, cuando estos eran cazados como ratas.

El lugar donde se coloca el busto es simbólico: entre la Secretaría de Relaciones Exteriores y el Museo Memoria y Tolerancia, la mirada benevolente de Bosques representa a nuestro México de brazos abiertos, el cual ofreció un refugio seguro a muchos de nosotros, nuestros padres o nuestros abuelos.

Se ha llamado a Gilberto Bosques, Cónsul General de México en Francia entre 1939 y 1944 el “Schindler mexicano”, pues salvó de la vorágine nazi la vida de familias enteras atrapadas en países hostiles. En palabras del canciller José Antonio Meade Kuribreña:

“Estas visas (que emitió Bosques) sirvieron de salvoconducto a los portadores para evitar arrestos y detenciones arbitrarias, bajo el argumento de que habían sido invitados a México, y finalmente salvaron la vida de todas estas personas”.

Enlace Judío apoyó la realización de un documental conmemorativo, realizado y difundido por Televisa, acerca de la vida y obra de este gran mexicano, docente, periodista y diplomático: “Gilberto Bosques, el hombre que desafió a los nazis”, el cual fue filmado en México, Francia, Alemania y Austria.

Personalidades destacadas de la Comunidad judía y del ámbito diplomático, así como amigos, admiradores y familias beneficiadas por la generosidad y humanismo del héroe acudieron a la develación del busto creado por los escultores Laura Bueno Álvaro y Ricardo Sánchez Téllez.

De parte de la familia Bosques acudió su nuera, Anne Marie Tistler de Bosques; su nieta, Teresa y su nieto Gilberto.

Las palabras de la Sra Jennie de Serur resonaron junto a la efigie del gran hombre: “Por los alcances de su tarea y las decisiones de su tiempo, hoy tiene un lugar poco conocido entre los héroes de la humanidad. Dedicó su vida a todas las personas que pueden vivir bajo el cobijo de la dignidad humana, mediante el respeto a los derechos humanos en todo lugar, en todo tiempo”.

“Se volvió un mexicano universal, un ciudadano del mundo”.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí