avatar_default

El Centro de Investigación Nuclear del Neguev desarrolló un mini-helicóptero capaz de volar largas distancias y detectar actividades nucleares clandestinamente.

2574567689

ESTI PELED PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO

La nueva tecnología permitirá a los científicos medir la radiación artificial y natural e identificar isótopos específicos en los terrenos más difíciles, sin exponerlos a la radiación.

El mini-helicóptero que tiene el tamaño de una palma de mano fue financiado por el Departamento de Energía de Estados Unidos, la agencia gubernamental responsable de asuntos nucleares.

La aeronave no tripulada cuenta con seis hélices y puede volar a una velocidad de hasta 55 kilómetros por hora durante 20 minutos. A pesar de su pequeño tamaño, puede llevar hasta 300 gramos de equipos de medición por viaje y desplazarse en terrenos difíciles sin ser detectado.

El sistema recolecta información de áreas extensas con una topografía difícil y la sincroniza con los datos del GPS del helicóptero en cuestión de segundos. A su vez, esa información se puede utilizar para detectar anomalías en el suelo y rastrear la radiación.

La aeronave fue probada y comparada con un helicóptero similar en el desierto de Nevada en 2013.

Por ahora, la tecnología está destinada a propósitos de defensa, como control de la radiactividad y fugas radiactivas. Sin embargo, también puede utilizarse para actividades ofensivas y realizar pruebas de radiactividad en sitios sospechosos.

El Centro de Investigación Nuclear del Neguev continuará desarrollando nuevos modelos de aeronaves capaces de recopilar mayor información.

Fuente: Haaretz/Haim Levinson

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí