Inicio » sin-categoria » Instituto Weizmann de Ciencias: Jaime Lagúnez O.

Instituto Weizmann de Ciencias: Jaime Lagúnez O.

MORRIS STRAUCH PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MEXICO

 

Jaime Lagúnez y Morris Strauch. Marzo 2014

Jaime Lagúnez y Morris Strauch. Marzo 2014

Jaime Lagúnez es un científico graduado del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM y del Instituto Weizmann de Ciencias, Rehovot, Israel, מכון ויצמן למדע. Ahí trabajó en su doctorado con Edward Nikolayevich Trifonov, un biofísico molecular y bioinformático de la estirpe científica de Y. Lazurkin, A. Alexandrov, A. Ioffe, W. Roentgen, A. Kundt, H. Magnus, E. Mitscherlich, J. Berzelius y S.Hedin. En algún momento el Dr. Lagúnez  estuvo nominado al Premio Gleitsman de la Universidad de Harvard.

El Majón Weizmann (1) lo fundó Jaim Weizmann en 1934 con el nombre de Instituto de Investigación Daniel Sieff. Weizmann fue el primer director del instituto de 1934-52 donde trabajaba como investigador en química orgánica; en febrero de 1949 se convirtió en el primer presidente del Estado de Israel y el 2 de noviembre de 1949 el instituto cambió de nombre a Instituto Weizmann de Ciencias, en honor a él, con el visto bueno de la familia Sieff. El instituto ofrece postgrados en biología, bioquímica, ciencias de la computación, física, matemáticas y química; lo integran 2500 científicos, postgraduados, estudiantes, técnicos y personal administrativo; desde el 2006 lo dirige Daniel Zajfman. Dos o tres premios Nobel han provenido de ahí. El Academic Ranking of World Universities lo sitúa en el rango 101-150 de las mejores instituciones del mundo, y el CWTS Leiden Ranking lo coloca en el 10mo lugar mundial.

Edward Trifonov, Эдуapд Тpифoнoв, nació en la Rusia Soviética, en Leningrado, ahora San Petersburgo, en 1937. Es uno de los fundadores de la bioinformática israelí, se especializó en patrones de señales de secuencias biológicas; descubrió las reglas que determinan la curvatura del ADN dentro y fuera del nucleosoma, y también hizo descubrimientos sobre la estructura modular de proteínas. Tiene una teoría abiogénica del origen de la vida y de la evolución molecular. Estudió biofísica en el Instituto de Física y Tecnología de Moscú, en 1976 hizo aliya (2) y se incorporó al Instituto Weizmann, fundó el primer laboratorio de bioinformática de Israel y ha dirigido centros de investigación en el Instituto de Ciencias Moleculares en Palo Alto California y en la Universidad de Haifa. El examen doctoral de Jaime con Trifonov fue sobre estructura ribosomal, en dicho examen una de sus sinodales era Ada Yonat, quien en el 2009 recibiera el Premio Nobel de Química por sus estudios sobre la estructura y función del ribosoma.

Cuando terminé mi servicio social en el Centro de Investigación en Ingeniería Genética y Biotecnología CEINGEBI de la UNAM, en 1989, llevé a Héctor Viadiu al laboratorio donde trabajé con el Dr. Xavier Soberón para que hiciera ahí su maestría en ingeniería de proteínas, ahora Soberón es director del INMEGEN, Instituto Nacional de Medicina Genómica. Al final del año, Héctor me invitó a la comida anual del laboratorio en el jardín del instituto y Jaime Lagúnez  estaba trabajando ahí con el Dr. Soberón; en esa comida conocí a Jaime –Jaim, James. Como no me mudé a Cuernavaca, donde se encuentra el CEINGEBI, hoy IDB, Instituto de Biotecnología, seguí haciendo mi trabajo de tesis en Ciudad Universitaria, en el Instituto de Investigaciones Biomédicas con Luis Servín, que también conocí en el CEINGEBI, donde él trabajaba antes, ¡ambos íbamos y veníamos diario del DF a Cuernavaca! Tiempo después Lagúnez  vino también al DF a dirigir un laboratorio de biología molecular teórica al Instituto de Química UNAM, donde nos reencontramos en 1993 y me invitó a trabajar con él. Dos décadas después, el Dr. Viadiu también regresó a CU, al Instituto de Química, después de un peregrinaje por Columbia, Harvard y UCSD.

Jaim estaba trabajando estructura molecular, ingeniería fenotípica y bases de conocimiento en sistemas expertos programados con Nexpert Object. Ahí colaboré con él, asesoramos a un laboratorio de la Facultad de Medicina con la estructura molecular de benzodiacepinas y el diseño de experimentos, trabajamos con los datos de mutaciones en proteínas de Tom Blundell para hacer un sistema experto de predicción de funcionalidad de proteínas ingenierizadas. Mientras tanto en las estaciones de trabajo Silicon Graphics de Lagúnez, se corrían modelos de física cuántica de ionización y de formación-eliminación de enlaces de la estructura del agua, dentro de una colaboración con el laboratorio del Dr. Renán Cárdenas Z’L, que hacía estudios semiempiricos para la determinación del estado cuántico de los electrones y de las estructuras mono y multiionicas de moléculas de agua. Cuando saturábamos nuestras estaciones de trabajo, la Dirección General de Servicios Cómputo Académico -actualmente DGTIC- nos prestaba alguna de sus Silicon Graphics, directamente conectadas a la Cray Y-MP, la supercomputadora más grande de Latinoamérica en aquellos tiempos.

Jaim envió en esos años dos participaciones del laboratorio a congresos internacionales: Towards Phenotypic Engineering, 24th Aharon Katzir-Katchalsky Conference, Jerusalem, Israel, nov1996, y Expert System on the Molecular Biology of Oncogenesis, First International Meeting on Cancer Management, Viena, Austria; jun 1997. Pude asistir con él y otro compañero del laboratorio al congreso de Jerusalem, ya que yo me encontraba coincidentemente cuidando a la tía Lola en Holón, en la parte central de Israel, el tío Yakov –Jasa, [Yasha]- y mi padre, Israel –Izo [Isho]- tenían poco más de un año de haber muerto. En el congreso pudimos presentarle nuestro trabajo a uno de los dioses de la estructura y bioquímica de proteínas, Tom Blundell, científico de Cambridge con cuyos datos estábamos trabajando. En una comida, compartimos mesa con varios ponentes, entre ellos Blundell y Michael Levitt del I. Weizmann, -quien recibiera el Nobel en química en el 2013. En esa comida ¡en cuanto Blundell tomó el micrófono, no lo soltó! Nunca se me olvida su barba de candado y su corte de cabello de príncipe valiente, parecía un miembro de la mesa redonda del Rey Arturo, y en efecto, al año siguiente, 1997, la Reina Elizabeth II lo nombró Caballero, Sir Thomas Leon Blundell.

El hermano de Aharon Katzir-Katchalsky, Efraím Z’L, el ex presidente de Israel, como Weizmann, también era biotecnólogo y lo conocimos un año antes,1995, ya a una edad mayor, en otro congreso internacional en Cuernavaca, México, así que en el congreso de Jerusalem, donde era anfitrión y organizador, aprovechamos para platicar con él. Recuerdo que la segunda noche, terminando las conferencias, lo saludamos, se tomó de mi brazo y fuimos caminando con Jaim fuera de la sala mientras nos contaba un chiste que le había platicado López Portillo en una visita a México: “Dios mío por que a México le diste bosques, lagos, montañas, océanos, mares, flora, fauna….todo el paraíso? …..” Esa ha sido la única vez que he tenido el honor de llevar a un ex presidente de Israel de mi brazo.

El proyecto que más nos motivó fue el diseño de un oligo de RNA contra la reverso transcriptasa RT del virus HIV. En cuanto salió publicada la estructura de la RT, una veintena de laboratorios nos lanzamos a diseñar un oligo de interferencia que se uniera al sitio activo de la enzima, más adelante la probó Jaim en el laboratorio del Dr. Ricardo Reyes Chilpa, usando nevirapina como uno de los controles. Este compuesto se patentó en el IMPI en ese entonces. En el campo del cáncer, Lagúnez y su alumna Maura Cárdenas diseñaron otro oligonucleótido dirigido contra la proteína 14-3-3 para destruir células cancerosas, y un tercero para inhibir la proteína P66, para hacer experimentos de extensión de longevidad; ambos oligonucleótidos también patentados.

Hace un par de años Jaim fundó el Humanity Consortium para incentivar la investigación biomédica y el desarrollo de agentes terapéuticos para la salud. Actualmente ha asesorado al CONACYT y al Instituto Nacional de Salud Pública donde colabora con Humberto Lanz M. en proyectos de transcriptómica de vectores de enfermedades infecciosas. Hace un par de meses fue invitado al Techfest de Mumbai en la India, uno de los festivales de ciencia y tecnología más grandes del mundo organizado por el Indian Institute of Technology IIT, para dar una conferencia a los alumnos que ahí se reunieron del 24-26 del pasado diciembre 2015. El Techfest tiene una participación promedio de 145mil personas y 2500 universidades indias y 500 del resto del mundo. Otros invitados a dar conferencia este diciembre fueron Serge Haroche, premio Nobel de física, Gurtej Sandhu, inventor con 1192 patentes en US, Shai Reshef de University of People, y Roni Zehavi de Cyberspark, entre otros. En el pasado, el Consulado de Israel ha sido copatrocinador del Techfest.

Desde aquí le mandamos un abrazo de precumpleaños al Dr. Lagúnez, ¡yom huledet sameaj! (3)

 


1. Instituto Weizmann

2. Migración de un israelita a Israel

3. Feliz Cumpleaños


Más sobre esto en:

Facebook: Morris Strauch Ciencia y Tecnología

morristrauch.blogspot.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *