Luis-DElia14diciembre

El piquetero Luis D’Elia sugirió a través de su cuenta de Twitter que el periodista Damián Patcher, un ciudadano argentino-israelí, fue el que asesinó a Alberto Nisman el pasado 18 de enero de 2015. El periodista fue el primero en anunciar la muerte de Nisman y por temor se fugó a Israel.

AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO

El “razonamiento” de D’Elia fue el siguiente:

“Patcher es ciudadano y soldado israelí.
Anunció la muerte y se fugó a Israel.
¿Es el agente del MOSSAD que asesinó a Nisman?”

Patcher fue el primer periodista en anunciar la muerte de Nisman. A través de un artículo en Infobae, se encargó de contar cómo se enteró de la noticia y cómo la dio a conocer a través de las redes sociales: “Pasadas las 23:00 horas, mientras utilizaba un resaltador amarillo sobre el resumen de la causa que tenía frente a mí, recibí un mensaje vía Whatsapp de una persona que me informaba que Nisman estaba muerto sobre un charco de sangre (…) A las 23:35, sabiendo que el fiscal estaba sin vida, preferí escribir un tuit que sirviera por un lado como alerta, y por otro que me permitiera continuar interrogando a la fuente para ganar más tiempo”.

Respecto de la supuesta fuga que denuncia el piquetero, Patcher aclaró: “En el trabajo me resultó imposible concentrarme y continué yendo con normalidad hasta el jueves 22 de enero, cuando a las 20:30 de la noche me alertaron que algo estaba pasando a mi alrededor. Fue por eso que aguardé a no ser visto y salí del edificio con un taxi que me pasó a buscar, dejando el auto estacionado en la redacción. El resto de lo ocurrido es de público conocimiento, en parte por mis colegas Adrián Bono, de Infobae, y Gabriel Bracesco.

Ambos escribieron la última nota en Aeroparque, donde también teníamos “visitas” inesperadas, pero ya estaba todo hecho. Se la jugaron y les estaré agradecido de por vida, al igual que a mis otras fuentes, que quedarán reservadas por siempre. La otra parte se debe a la anterior administración. Tan preocupados por la seguridad de los periodistas, primero enviaron a sus agentes y luego publicaron mi itinerario de vuelo mientras estaba en el aire”.

El tuit de D’Elia tuvo toda clase de respuestas, desde quienes repudiaron –la mayor parte de los casos- su polémica teoría hasta aquellos que no sólo la aplaudieron sino que además profirieron distintas acusaciones antisemitas y antisionistas.

Fuente: radiojai.com.ar