Nombre un solo país, que enfrente amenazas similares a las que enfrenta Israel, con mejor récord en derechos humanos y respeto del Estado de Derecho”. Prof. Alan Dershowitz

Dan Shapiro
Embajador de Estados Unidos en Israel Dan Shapiro

Por Martin Sherman

AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO – creemos que Israel debe desarrollar respuestas más fuertes y creíbles a las preguntas sobre el estado de derecho en Cisjordania … Demasiado vigilantismo israelí en Cisjordania está descontrolado … a veces parece que Israel tiene dos normas de adhesión al imperio de la ley en Cisjordania – uno para israelíes y otro para palestinos. Embajador estadounidense Dan Shapiro, 18 de enero 2016 


El 67% [de los palestinos] apoyael uso de puñales en las actuales confrontaciones con Israel. Encuesta No (58) de Opinión Pública Palestina, Centro Palestino de Investigación Política, diciembre 2015. Perder nuestro país por un escrupuloso respeto a la ley no escrita, sería perder la propia ley, con la vida, la libertad, la propiedad y todos los que disfrutan de ellas con nosotros; sacrificando así absurdamente las metas por los medios.– Thomas Jefferson, 20 de septiembre 1810 


Estimado Embajador Shapiro, 

Su discurso en la conferencia esta semana en el Instituto para Estudios de Seguridad Nacional (INSS, por sus siglas en inglés) en Tel Aviv fue decididamente poco diplomático – algunos podrían incluso sugerir, ofensivo

¿Sorprendentemente arrogante? 

De hecho, a tenor de las respuestas de intercomunicación a los informes sobre el discurso, muchos israelíes se sintieron muy ofendidos. Algunos estaban atónitos, otros furiosos. 

Lo que encontraron particularmente áspero fue la insinuación de impropia disparidad en la administración de justicia en Judea-Samaria, discriminatoria hacia la población árabe palestina. 

Esto despertó la ira tanto del primer ministro como de la ministra de Justicia. De Benjamin Netanyahu atrajo un reproche inusualmente agudo, describiendo sus comentarios como “inaceptables y erróneos“, mientras que la ministra de Justicia Ayelet Shaked instó a que se retractara, prescribiendo: “Sería apropiado que [Shapiro] se corrigiera, y espero que lo haga”. 

Pero lo que llamó mi atención fue un comentario mordaz de un seguidor del Jerusalem Post “joe140”: “Es increíble lo arrogante que es comentar en su país de acogida y dar consejos sobre la forma de administrar justicia cuando su propio país ha vacilado en los derechos de las víctimas negras de la violencia policial en todo EE.UU. … 

“En la misma línea, el lector del Post Barry Eisenberg, en una “Carta al Editor (Bibi vs Dan, 20 de enero), reflexiona: “Me pregunto cuál sería la reacción de Estados Unidos si el embajador de Israel en Estados Unidos, hablando en una conferencia estadounidense, se levantara y cuestionara la imparcialidad del sistema justicial de Estados Unidos – por ejemplo, con los afroamericanos … “

Nos guste o no, tienen sentido. 

Después de todo, en vista de las frecuentes muertes a tiros de sospechosos negros por policías blancos, imagine, si en algún prestigioso centro de reflexión de Estados Unidos, el embajador israelí, Ron Dermer, reprendiera al país de acogida, como hizo Usted, por algún presunto desequilibrio étnico en la aplicación de la ley estadounidense.

Cargos por delitos graves más probables para americanos negros que blancos” 

Imagine si, después de afirmar que Israel era “amigo fiel de Estados Unidos y … compañero incondicional”, pontificara: “Creemos que EE.UU. debe desarrollar respuestas más fuertes y creíbles a las cuestiones sobre el estado de derecho en los centros urbanos”, alegando que “demasiado vigilantismo blanco en las zonas urbanas negras está descontrolado”

Impensable, ¿verdad? 

Pero espereComo amigo sincero y leal aliado de EE.UU., ¿Israel no debería preocuparse por los defectos gravemente perjudiciales en el tejido social de Estados Unidos? Y, como tal, ¿no tiene el deber moral de llamar la atención sobre ellos – en el espíritu de preocupada amistad, por supuesto – no sea que EE.UU. se convierta en una sociedad insosteniblemente fracturada, que ponga gravemente en peligro su capacidad para funcionar como importante y valioso aliado?. 

Por ejemplo, como los preocupantes prejuicios raciales en la administración de justicia que figuran en un informe reciente en The Daily Beast (13 de enero): “Decenas de miles de hombres afroamericanos han sido desproporcionadamente condenados bajo la patentemente racista “grieta de disparidad”.

¿Patentemente racista? 

Y continúa: “Hoy en día, los estadounidenses negros son mucho más propensos que los blancos a ser detenidos, condenados y encarcelados por delitos de drogas …. es más probable que les caigan encima con el libro los fiscales, jurados y jueces.

Hmmm. 

Así que estadísticamente: “Los afroamericanos son encarcelados en una tasa seis veces superior a la de sus compañeros blancos … por delitos de drogas la disparidad entre las tasas de encarcelamiento entre blancos y negros se eleva a 10 a 1″.

¿Puede ser que la olla simplemente esté llamando negra a la caldera

Entre falso y cobarde 

Hay algo innoble – entre falso y cobarde – en la forma en que los enviados extranjeros a Israel se permiten vituperar a la nación anfitriona como nunca se les ocurriría hacer en ningún otro país, no importa cuánto se apartaran del ideal democrático. 

Por ejemplo, en Pakistán, donde “muchas … prácticas culturales y religiosas suponen una gran amenaza para las mujeres, en particular las niñas y los matrimonios forzados, los ataques con ácido y el castigo por lapidación”, ¿podría imaginar el embajador estadounidense reprender a su nación de acogida públicamente, en algún evento de alto perfil, por las enormes desigualdades de género en la sociedad pakistaní: “… a veces parece que Pakistán tiene dos normas de aplicar el estado de derecho … una para hombres paquistaníes, una para mujeres pakistaníes”? 

O en Arabia Saudita, donde cualquier ostentación de objetos religiosos no musulmanes es un delito severamente castigado, ¿podría imaginar el embajador de Estados Unidos reprender a la monarquía gobernante abiertamente en algún foro de alto perfil, por la absoluta falta de libertad religiosa en el país: “… a veces parece que Arabia Saudita cuenta con dos niveles de adherencia al estado de derecho … uno para musulmanes y otro para no musulmanes”? 

O en Malasia o Indonesia, donde la aplicación generalizada de la ley Sharia se ha traducido en grave acoso y persecución de la comunidad LGBT, ¿podría imaginar el embajador de Estados Unidos castigar públicamente al gobierno por las prácticas discriminatorias en esos países: “… a veces parece que Malasia / Indonesia tiene(n) dos normas de adhesión al imperio de la ley … una para homosexuales y otra para heterosexuales”? ¿Podría? 

iran cuelga gays
Irán cuelga a los gays

¿Fanatismo suave de expectativas bajas?

Planteo estas cuestiones de igualdad de género, tolerancia religiosa, y preferencias sexuales porque fueron mencionadas por usted en su discurso en INSS. 

En él destacó: “Nuestra visión del liderazgo estadounidense es … que debemos dar ejemplo … “, y ensalzó las virtudes del esfuerzo de Estados Unidos en este campo: … Nuestrafuerza blanda” también es formidable y un elemento crítico de este [liderazgo], promoviendo la democracia, la defensa de los derechos humanos. …defendiendo las libertades religiosas, salvaguardando los derechos de las mujeres y las niñas … defendiendo el imperio de la ley”. 

Usted afirmó que en todos estos temas, “el liderazgo estadounidense es … fundamental para promover las normas y mejorar la seguridad humana … “

De alguna manera siento que las cifras de cadáveres decapitados que produce cada año el “estado de derecho” de Arabia Saudita, la multitud de niñas novias coaccionadas para el matrimonio, o los desventurados homosexuales públicamente azotados o ahorcados en todo el mundo musulmán, apenas dan testimonio convincente del impresionante “éxito” de su liderazgo en “promover estas normas o mejorar la seguridad humana”.

En este punto, le imploraría que no recurra – o más bien, descienda a – la intolerancia atenuada de las bajas expectativas de los países islámicos – notoriamente representada hace poco más de un año, por el otro enviado diplomático a este país, el embajador de Dinamarca, Jesper Vahr, alegando que era apropiado exigir estándares más altos de Israel. Según Vahr, debido a que Israel es “uno de nosotros” – insinuando por tanto, que se debe esperar mucho menos de los humildes “Mahometanos”.

matrimonios musulmanes con niñas

Fanatismo hipócrita de expectativas más altas 

Puesto que no se trata de que, como mi estimada colega, Caroline Glick, sucintamente señaló en su riña con Vahr en la Conferencia Diplomática del Jerusalem Post 2014, Israel esté siendo juzgada por un doble estándar – sino por una norma singular, reservada solo para el Estado judío.

Ciertamente, no es que Israel esté siendo juzgado por criterios diferentes a los aplicados a las sangrientas tiranías de la región, sino que está siendo juzgado por normas diferentes a aquellas por las que las democracias occidentales se juzgan a sí mismas. Y cuando los judíos – y su estado-nación – son juzgados por criterios no establecidos para ninguna otra raza / etnia / afiliación política, ¿no sería la sospecha de judeofobia (también conocida como antisemitismo) una preocupación verosímil? 

En este sentido me gustaría invocar al profesor Alan Dershowitz, un autodeclarado repetido partidario de Obama, y (todavía) firme defensor del enfoque de dos estados, que usted aprobó en su discurso

Dershowitz, como defensor incondicional de la legitimidad de Israel, tenía esto que decir sobre la conducta del Estado judío y su historial de defensa de los derechos humanos / cumplimiento del estado de derecho: “Siempre lanzo el siguiente desafío a mis estudiantes de todo el mundo: “Nombra un solo país en la historia del mundo que enfrente amenazas internas y externas comparables a las que enfrenta Israel, con mejor historial en materia de derechos humanos; mejor registro en el cumplimiento del Estado de Derecho; mejor registro en preocupación por la población civil”. Categóricamente afirmó: “He estado haciendo esta pregunta durante 20 años, probablemente, a un millón de personas … Jamás logré que una sola persona … nombrara un país, porque no se puede”

¿Puede usted Sr. Embajador? Y si no puede, ¿por qué su burla despectiva? 

Desmontando sutilezas legales del contexto político 

Creo que usted, al igual que otros diplomáticos estadounidenses, como Dennis Ross, tiene una genuina empatía por Israel y, de hecho, desea su supervivencia y éxito. Pero, lamentablemente, los dictados de la corrección política y las exigencias de su posición oficial obligan a suscribir paradigmas de políticas que no cumplen con ninguna. De hecho, probablemente todo lo contrario. 

En consecuencia, es difícil llevar su reprobación de las prácticas de aplicación de la ley de Israel a su valor nominal, como “amor duro” bien intencionado. 

Puesto que ignora totalmente el contexto político en el que se hace el juicio de sutilezas legales. 

En este sentido, el Embajador Alan Baker, una autoridad destacada en derecho internacional, que se desempeñó, entre otras cosas, como asesor legal del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, publicó una sólida réplica a sus recriminaciones, “¿hay un doble rasero en la aplicación de Israel del Estado de Derecho en los territorios?” (21 de enero). En ella explica la lógica jurídica, dada la situación política imperante, para los dos sistemas jurídicos en funcionamiento para los dos grupos de población y por qué “ambos sistemas jurídicos requieren el cumplimiento estricto de la regla de la ley … “

Él declara firmemente que “las generalizaciones, como las pronunciadas por el embajador de Estados Unidos, están fuera de lugar”, y concluye con una reprimenda: “Por lo tanto, las insinuaciones del Embajador Shapiro respecto al ‘vigilantismo sin control y dobles estándaresdeben rechazarse de plano como una intrusión injustificada en los procedimientos legales y de investigación de Israel”.

¡Ciertamente! Pero mientras insto a los lectores a leer detenidamente la respuesta de Baker, me gustaría adoptar un enfoque más rudimentario – el espíritu expresado en el extracto de apertura por Jefferson: “Perder nuestro país por un escrupuloso respeto a la ley no escrita, sería perder la propia ley … por lo tanto es absurdo sacrificar las metas por los medios. 

“Mera estratagema política 

Porque de base, una vez despojados todos los confusos sofismas, la situación que prevalece en el conflicto judeo-árabe de Medio Oriente es un choque existencial entre dos colectivos, el judío y el árabe – y los deseos de los últimos de eliminar a los primeros de la región – en dos etapas, si es necesario, a través del mecanismo de dos estados.

En efecto, como muestra la encuesta tras el deprimente sondeo de la opinión pública palestina: Quieren matarnos. ¿Qué parte de eso, señor Embajador, le cuesta comprender? Es una situación muy diferente a la de los negros en Baltimore, los gays en Teherán, o los cristianos en Riad – que hace que las disparidades allí sean mucho menos fáciles de justificar.

La gran mayoría de israelíes saben, como sin duda usted, que si Israel adoptara un sistema legal igualitario perfecto para sus propios ciudadanos y sus enemigos jurados, el colectivo judío no podría distinguir entre amigos y enemigos, y por lo tanto no podría sobrevivir. Y así los judíos, adheridos escrupulosamente a sutilezas legales, perderían sus tierras, “absurdamente sacrificando los objetivos a los medios”. 

En consecuencia, plantear la cuestión como hizo Usted no puede – de hecho, no debe – ser considerado más que una tortuosa estratagema política para presionar a Israel hacia la idea de dos estados, o al menos preservar su viabilidad, que – a raíz del acuerdo nuclear de Irán – sigue siendo el esfuerzo buque insignia de la administración de Obama.

alborotos palestinos

Con el debido respeto

Pero, por supuesto, insistir en el principio de dos Estados socava gravemente la credibilidad de su compromiso declarado con “la defensa de la libertad religiosa, de seguridad protegiendo los derechos de las mujeres … defender el imperio de la ley”. 

Después de todo, es poco probable que cualquier Estado palestino que surja de la aplicación de ese principio sea cualquier cosa excepto otra misógina tiranía homofóbica, de mayoría musulmana, la antítesis de todos los valores nobles que supuestamente usted desea “proteger, salvaguardar y defender”. Vaya usted a saber. 

Por lo tanto, Sr. Embajador, con el debido respeto … 

Martin Sherman(www.martinsherman.org) es fundador y director ejecutivo del Instituto Israelí de Estudios Estratégicos (www.strategic-israel.org).

Fuente: The Jerusalem Post Traduce y edita: Silvia Schnessel para Enlace Judío México

https://www.enlacejudio.com/2016/01/22/con-el-debido-respeto-senor-embajador-carta-a-dan-shapiro/

Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?

¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?

En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad con una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈