avatar_default

ISRAEL – Los hallazgos arqueológicos encontrados en Jerusalem atestiguan asentamientos ya en el quinto milenio antes de la era común.

Habitada hace 7000 años
Directora de la excavación Ronit Lupo de la Autoridad de Antigüedades de Israel junto a los restos de una antigua casa que data de 7.000 años, en el barrio de Shuafat, al norte de Jerusalem. (Assaf Peretz / Autoridad de Antigüedades de Israel)

P. HUERGO CASO PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO – Los arqueólogos han desenterrado los restos más antiguos conocidos de un antiguo asentamiento en el sitio de la actual Jerusalem, que datan de hace 7.000 años, anunció la Autoridad de Antigüedades de Israel (AAI) el pasado miércoles.

Los hallazgos fueron descubiertos por la AAI durante las excavaciones llevadas a cabo antes de la colocación de un nuevo carril en la carretera del barrio de Shuafat, al nordeste de Jerusalén.

La excavación sacó a la luz dos casas, con restos bien conservados, suelos que contienen diversas instalaciones, así como vasijas de cerámica, herramientas de piedra, y un tazón de basalto.

Los expertos han fechado los hallazgos en 5.000 a.e.c, principios de la era del Calcolítico, también conocida como la Edad del Cobre. Durante este período, que se remonta a 3000 a.e.c., el hombre comenzó a utilizar herramientas de cobre por primera vez, un avance revolucionario de las herramientas de piedra utilizadas anteriormente.

Según el Dr. Omri Barzilai, director del Servicio de Prehistoria de la AAI, los resultados son la prueba más antigua de los asentamientos humanos en la zona de Jerusalén.

“El Calcolítico es conocido en el Negev, la llanura costera, la Galilea y el Golán, pero está casi completamente ausente en los montes de Judea y Jerusalén”, dijo Barzilai en un comunicado. “Aunque en los últimos años hemos descubierto unos restos de asentamientos del Calcolítico, tales como los de Abu Gosh, el cruce de Motza, y el solar de “Tierra Santa” en Jerusalem, estos han sido extremadamente escasos. Ahora, por primera vez, hemos descubierto importantes restos de hace 7.000 años”.

Los restos encontrados previamente eran vestigios de asentamientos humanos en la zona de hace 2.000 años. Antes de este último descubrimiento se pensaba que la zona fue habitada por primera vez en la Edad de Bronce, alrededor de 3,000-2,800 a.e.c.

Ronit Lupo, directora de las excavaciones de la AAI, dijo que el descubrimiento, que incluye complicadas estructuras arquitectónicas y una gran variedad de diferentes herramientas, apunta a la existencia de una próspera población de la zona.

“Este descubrimiento representa un paso muy significativo para nuestra investigación sobre la ciudad y sus alrededores”, dijo.

“Aparte de la cerámica, la fascinante excavación da fe de los medios de vida de la población local en los tiempos prehistóricos: pequeñas hojas de hoz para los cultivos de la cosecha de cereales, cinceles y hachas pulidas para la construcción, barrenadores y punzones, e incluso un grano hecho de cornalina (una piedras preciosas) lo que indica que la joyería estaba muy desarrollada o eran objetos importados”, agregó Lupo.

“La molienda de herramientas, morteros y manos, al igual que el recipiente de basalto, dan fe de tener conocimientos tecnológicos, así como de las clases de artes que se practican en la comunidad local”.

Lupo dijo que el sitio también arrojó una serie de huesos de animales, los cuales serán analizados para ayudar a comprender los hábitos alimentarios y económicos de las personas que vivían allí.

Fuente: The Times of Israel/ Raoul Wootliff – Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí