avatar_default

Un nuevo estudio muestra que los humanos modernos llegaron a Eurasia y se mezclaron con los neandertales mucho antes de lo que se pensaba anteriormente

Un cráneo de Neanderthal (L) y un cráneo humano moderno (R), archivo de fotografía (Hadas Parush / Flash90)
Un cráneo de Neanderthal (izq.) y un cráneo humano moderno (der.), fotografía de archivo (Hadas Parush / Flash90)

SILVIA SCHNESSEL PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO – Un grupo de humanos modernos que llegaron a Eurasia mucho antes de lo que se pensaba también se reprodujeron con los neandertales, según un estudio en el que se vuelve a dibujar la línea cronológica de nuestra especie migratoria.

La nueva investigación, publicada en la revista Nature, proporciona la primera evidencia genética de que algunos Homo sapiens salieron del continente africano hace al menos 100.000 años, decenas de miles de años antes de lo que se suponía en general.

La prueba vino no de fósiles humanos, sino de un solo neandertal cuyos restos fueron encontrados en una cueva en las montañas de Altai del sur de Siberia, cerca de la frontera entre Rusia y Mongolia.

Incrustado en el genoma del antiguo hombre de las cavernas – en el cromosoma 21, para ser precisos – rastros de ADN humano.

Este es el caso más antiguo conocido de sexo entre especies entre Homo sapiens y los neandertales.

Más significativamente, también empuja hacia atrás la partida de nuestro antepasado de la cuna de la humanidad unos 35.000 años, según los investigadores.

“Es la primera evidencia genética de los humanos modernos fuera de África”, dijo Sergi Castellano, un científico en el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva y co-director del estudio, a la AFP.

Los resultados se ven reforzados por el descubrimiento, anunciado el pasado mes de octubre de dientes humanos en el sur de China que datan de 80.000 a 120.000 años, aunque no hay ninguna razón para pensar que los dos grupos estaban vinculados, según los investigadores.

En ambos casos, especulan, es probable que estas primeras migraciones desde África oriental se desplazaran a través de la Península Arábiga.

A partir de ahí, algunos pueden haber ido al norte hacia Asia Central y Siberia, en un caso, y atravesar Oriente Medio hacia el este de Asia, en el otro.

Los científicos están de acuerdo en que los primeros humanos modernos surgieron realmente en África hace unos 200.000 años.

El nuevo estudio también llegó a la conclusión de que los seres humanos que se cruzaron con los neandertales Altai no son de la misma raza que pobló Europa y Asia hace unos 65.000 años.

Es probable que pertenecieran a un grupo que se separó desde el principio de otros seres humanos, “más o menos cuando las poblaciones de África se separaron una de la otra, hace alrededor de 200.000 años”, dijo Ilan Gronau, un investigador en el Centro Interdisciplinario Herzliya en Israel, y co-autor del estudio.

En cualquier caso, es casi seguro que se extinguieron y por lo tanto no están entre los antepasados de la gente actual fuera de África, que dejaron el continente mucho más tarde.

Los investigadores también examinaron el ADN de dos neandertales encontrados en Europa, uno en España y otro en Croacia.

Además, analizaron la estructura genética de otro humano temprano extinto llamado Denisovanos, hallado en la misma cueva de la montaña Altai.

Relacionado con los dos linajes tanto humanos como neandertales, se cree que los Denisovanos se escindieron de los primeros hace unos 600.000 años y los últimos unos 400.000 años después. Sobrevivieron hasta hace al menos 40.000 años.

Ni los neandertales europeos ni los Denisovanos llevan a ningún ADN humano moderno.


Fuente: The Times of Israel / Marlowe Hood Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico


Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí