Inicio » Opinión » Ido Tadmor, el Billy Elliot israelí, visita México

Ido Tadmor, el Billy Elliot israelí, visita México

Ido Tadmor, famoso bailarín y coreógrafo israelí, es hijo de  Yeshayahu Tadmor, director de la Escuela Hebrea Reali en Haifa y de la gran bailarina israelí, Neta Berdichevsky. En el marco de una visita a México, tuvimos la oportunidad de entrevistarlo.

 ELENA BIALOSTOCKY PARA ENLACE JUDÍO MÉXICO- Tadmor ha sido uno de los primeros personajes que han hablado públicamente sobre ser homosexual. En el marco de su visita a México, Enlace Judío tuvo la oportunidad de entrevistarlo.

Enlace Judío: ¿Cuál es el propósito de tu visita a México?

Ido Tadmor: “Llegué a Guadalajara hace 10 días a un bellísimo festival con Multimedia que se llama “Bailar Apantalla”. Realicé dos actuaciones que abrieron y cerraron el Festival. También impartí talleres en la “Compañía de Danza Cristal” y en la “Escuela Danza de Cristal”. En México, impartiré un taller el 23 y 24 de febrero para bailarines en el Centro Nacional de Producción de Danza Contemporánea (CEPRODAC). Básicamente comencé una relación muy interesante para un proyecto y espero que se llegue a realizar en un futuro. He estado varias veces de vacaciones, pero es la primera vez que estoy en México como bailarín. México es un país asombroso, con colores maravillosos. La generosidad de la gente se nota a primera vista. Es un país que me gustaría visitar más seguido.

EJ: ¿Dónde naciste?

IT: Nací en Jerusalem, viví un tiempo en Nueva York y posteriormente volví a Israel. He vivido en muchas ciudades, se puede decir que soy un hijo del mundo. Me encuentro viajando la mayor parte del año. Son más de treinta y cinco años que he representado a Israel, me llaman “El Embajador de la Danza en el Mundo”. Vivo con una maleta empacada y me la paso viajando y conociendo a personas maravillosas. Me siento muy bendecido.

EJ: ¿Cuándo comenzaste a bailar?

IT: A los 16 años. Crecí en una casa donde se vivía la danza. Mi madre fue Neta Berdichevsky, una Prima Bailarina. Mi trayectoria como bailarín fue rápida, después de año y medio de estudiar me uní al grupo de danza Bat Dor y me convertí en el primer bailarín. De ahí me convertí en el primer bailarín de la compañía de Danza Bat Sheva. Tuve mi propia compañía de danza, también fui el director artístico de la Compañía de Ballet Israelí.

EJ: ¿Qué significa “Bailar Apantalla”?

IT: Es un festival que combina multimedia y elementos con bailarines. Tuve la suerte de actuar en el festival. Hubo otras actuaciones muy bellas en las que se presentaron películas de baile en grandes pantallas, con danza en el escenario. Debo decir que estoy muy impresionado con este festival. Me abrió la mente hacia nuevas coreografías y coreógrafos con los que podré colaborar en el futuro. Espero regresar el próximo año.

Ido-Tadmor

EJ: ¿Cuál es la técnica que prefieres utilizar en tus presentaciones?

IT: Comencé como bailarín clásico de ballet y lentamente me fui cambiando a la danza contemporánea. Hasta la fecha cada día tomo una clase de ballet; considero que es la más importante técnica para bailarines, pero como ejecutante soy completamente contemporáneo. Creo que el baile es como realizar una obra de teatro. Hace dos años realicé una presentación con la Compañía del Ballet Bolshoi. Hace unas semanas estuve en Rusia y posteriormente en Varsovia.

Lo importante para mí es saber lo que significa ser un bailarín. Es como aprender a caminar cada día. Llevo muchos años haciendo la coreografía de mis propios trabajos. En una ocasión invité a seis coreógrafos jóvenes para que me hicieran una coreografía, sentí que era un regalo que me podía dar como artista, para aprender nuevas lenguas y formas de bailar. Es uno de los más importantes regalos que me he dado. Abrir mi mente a nuevas formas de movimientos, mímica, teatro. La base es realmente bailar y encontrar el amor por la danza cada día.

EJ: ¿Qué te pareció el taller en el que participaste en Guadalajara?

IT: El taller fue fantástico, encontré gran cantidad de amor allá. Los estudiantes, más que en muchas partes del mundo, llegaron con una mente abierta para aprender nuevos métodos de danza. Muy generosos para aceptar un nuevo maestro. Se me conoce por ser un maestro muy demandante en el buen sentido de la palabra. Antes que nada los estudiantes se encuentran en un nivel bastante alto, tanto técnicamente como en sus movimientos, con una mente muy abierta y muy inteligentes.

EJ: ¿En qué compañías de danza has participado?

IT: Es una lista muy larga pero las cuatro que considero las más importantes son: Bat Dor Company, Bat Sheva Dance Company, Lar Lubovitch Dance Company y Scapino Ballet Dance Rotterdam. He colaborado con muy famosos bailarines alrededor del mundo. Siento que vine a este mundo a bailar, el baile puede realmente conectar a las personas, no encuentras barreras por el lenguaje.

EJ: ¿Cuándo comenzaste a hacer coreografías?

IT: En 1991 fui invitado para hacer coreografía de una nueva pieza; yo había hecho pequeñas cosas, pero no algo tan importante.

Te contaré una pequeña historia: Mi padre es una persona muy inteligente, cuando yo le dije que quería dedicarme a la danza en un principio me dijo que no; después se acercó a mí diciéndome: “Me ha costado trabajo aceptar la idea de tu inclinación por el ballet, pero si lo quieres hacer quiero que lo hagas hasta el final del camino. Que no sólo te conviertas en un bailarín, sino en el mejor bailarín, el mejor en todo lo que te propongas. Haz lo posible por conectarte con las mejores personas en el mundo”. Estas palabras han  quedado grabadas en mi corazón durante toda mi vida.

maxresdefault-1

EJ: Con lo que me acabas de contar me recordaste la película Billy Elliot

IT: La prensa me llama el Billy Elliot Israelí.

EJ: ¿Qué puestos has ocupado en los diferentes grupos de danza en los que has participado?

IT: Primero fui el director artístico de mi propia compañía de teatro, de diferentes festivales de baile en Israel, he sido juez en competencias en Israel, en el programa ¿Crees que Puedes Bailar? en Israel Mi último trabajo fue como director artístico del Ballet Clásico de Israel, fue uno de los que más me llenaron y desafiaron. Inclusive el año pasado trajimos a un grupo de danza desde México.

EJ: ¿Qué significó para ti ser juez en el programa  “Crees que Puedes Bailar” en Israel?

IT: Para mí fue un gran conflicto antes de decidir hacerlo, era algo muy diferente de lo que estoy acostumbrado a hacer, mi vida está en un estudio. Este programa es muy popular: me convertí en una celebridad durante cuatro años en Israel.

EJ: ¿Qué opinión tienes de la danza en el mundo?

IT: Déjame hablarte primero de la danza en Israel; se ha convertido en un elemento muy poderoso de la cultura israelí: los bailarines son embajadores por Israel alrededor del mundo. Con respecto a la danza en el mundo, una tradición muy estricta en el ballet ha ido cambiando hacía el baile moderno y contemporáneo. Veo que se ha mantenido el ballet tradicional, me da mucho gusto, porque sin pasado no hay un futuro.

EJ: ¿Cómo ves la danza en México?

IT: Estoy muy impresionado con lo que vi. Hay mucha sed y hambre para desarrollarse en la danza. He tenido el sueño de vivir un tiempo en México, pues aquí existe mucho talento en el mundo de la danza, que puede expandirse a otros países.

EJ: ¿Algo que quieras agregar para nuestros lectores?

IT: “Me siento muy honrado por esta invitación para actuar en el festival en Guadalajara. Realmente respeto y aprecio la importancia que le han dado a un bailarín, maestro y coreógrafo israelí, especialmente cuando mundo está pasando por una época muy turbulenta, en todos lados y especialmente en Israel. Es importante que el arte viaje y presente la belleza de los países y, en especial,  la belleza de Israel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend