avatar_default

CFCA

El gigante de alquileres vacacionales online, Airbnb, actuó rápidamente para excluir a vendedora después que salió a la luz que ella estaba negándose a dar servicio a clientes israelíes.

La empresa dijo que quitó del sitio web a la anfitriona radicada en Ámsterdam de nombre “María” después que ella rechazó una solicitud de cuatro turistas israelíes con la siguiente explicación: “Apoyo al movimiento BDS [Boicot, Desinversión y Sanciones] y por lo tanto no aceptaré huéspedes de ciudadanía israelí hasta que haya un cambio importante en la cuestión de Palestina. Así que, a menos que ustedes sean activistas bien documentados que trabajan para una solución pacífica al problema (por quienes estaré muy feliz de hacer una excepción), tendrán que buscar en otro lado.”

Un representante de Airbnb dijo a The Algemeiner que, “Discriminación como ésta no tiene lugar en la plataforma de Airbnb y nuestras políticas prohíben que los anfitriones descarten a un huésped debido a quién es él, de dónde viene, cómo reza o a quién ama”, agregando que la empresa “actuó para excluir en forma permanente de nuestra comunidad a este anfitrión aproximadamente dos horas después que nos enteramos de este hecho.”

Airbnb también reiteró su dedicación a una política antidiscriminatoria actualizada y anunció el 8 de septiembre que incluye un “Compromiso Comunitario Airbnb” que tendrán que firmar todos los usuarios comenzando el 1o de noviembre. Ellos dijeron a The Algemeiner que la declaración afirma que, “Creemos que sin importar quién seas, de dónde vienes, o adónde viajas, debes poder pertenecer a la comunidad Airbnb. Al unirte a esta comunidad, te comprometes a tratar a todos los miembros de esta comunidad sin importar raza, religión, origen nacional, discapacidad, sexo, identidad de género, orientación sexual, o edad, con respeto, y sin juicio o sesgo.”

El israelí Raz Hadas subió originalmente el e-mail discriminatorio de María en su página de Facebook, diciendo que “Cuatro estudiantes universitarios estábamos simplemente buscando alquilar un departamento en Ámsterdam, y esta es la respuesta que obtuvimos.”

Hadas luego dijo a The Algemeiner que estaba “triste de ver que la gente no comprende los acontecimientos que están sucediendo en Israel, y no obstante buscan perjudicarnos [a los israelíes] en una forma racista.”

María, la ex anfitriona de Airbnb, no pudo ser encontrada por The Algemeiner para comentarios.

Traducido por Marcela Lubczanski para Enlace Judío México

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí