avatar_default

ELDAD ZERET / Los drusos han contribuido a la seguridad de Israel desde 1948 y han seguido produciendo un impacto positivo y significativo en la sociedad israelí; ahora, nuevas pruebas sugieren que los drusos y los judíos están genéticamente vinculados.

SILVIA SCHNESSEL PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO – En Israel, son vistos como hermanos en todos los sentidos, pero una nueva investigación ha demostrado que los drusos están mucho más cerca de los judíos de lo que la mayoría de la gente piensa.

Sociólogos, lingüistas, historiadores han estado fascinados por los orígenes de los drusos por más de 1000 años. Los drusos, que se concentran en las regiones montañosas del sur de Siria, Líbano e Israel, es una secta del Islam con influencias hindúes, judías y cristianas. La religión se inició realmente en Egipto durante el reinado del sexto califa fatimí llamado Al-Haki bi Amr Allah, que reinó de 996-1021.

 

Después de la desaparición del Califa en las montañas alrededor de El Cairo, los drusos se trasladaron al norte, donde el explorador judío Benjamín de Tudela los encontró durante sus viajes en el siglo XII.

Los genetistas recientemente comenzaron a rastrear las raíces genéticas de la secta y descubrieron en 2013 que los genes de muchos drusos demuestran que se originan en Turquía.

 

Sin embargo, en un nuevo estudio publicado en la revista Scientific Reports, el investigador israelí Dr. Eran Alhaik del Departamento de Vida Animal y Vegetal de la Universidad de Sheffield en el Reino Unido descubrió que las raíces genéticas de la comunidad provienen del noreste de Turquía, Armenia, y el norte de Iraq.

 

El equipo de investigación tomó muestras de ADN de 400 drusos israelíes y de más de 1000 eurasiáticos en el transcurso de dos años.

 

Lo que descubrieron fue impactante; los drusos están genéticamente más cerca de la gente del Cáucaso, Turquía, y los judíos asquenazíes que de cualquier otro grupo étnico en Oriente Medio.

El Dr. Alhaik dice que los orígenes del ADN de judíos ashkenazíes y drusos provienen de una zona montañosa donde se encontraron varias aldeas antiguas, cuyos nombres derivan de la palabra “Ashkenz”.

 

Es bien sabido que los judíos asquenazíes vivieron en aldeas en lo que ahora es el noreste de Turquía durante la Edad Media en una zona llamada “Antigua Ashkenaz”. Mientras que las dos comunidades habrían coexistido durante ese tiempo, parece que en algún momento, los judíos se trasladaron al norte al reino de Khazar y siguieron a Europa, mientras que los drusos se trasladaron hacia el sur en lo que ahora es Siria, Líbano e Israel.

 

“Los dos pueblos – los judíos y los drusos – comparten un origen común. Benjamín de Tudela incluso comentó el afecto que las dos comunidades tenían la una por la otra. Es lógico asumir que hubo conversiones y matrimonios en ambas direcciones entre las comunidades”.

Fuente: Ynetnews – Traducción Silvia Schnessel – © EnlaceJudíoMéxico

 

 

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí