Inicio » Opinión » Entrevistas y Reportajes » ¿Quiere investigar el cannabis medicinal? Vaya a Israel

¿Quiere investigar el cannabis medicinal? Vaya a Israel

LA REPUBLICA

Cual recién nacidos en una incubadora, las más de 200 singulares cepas de estos invernaderos controlados por ordenador, con cámaras de vigilancia y códigos de seguridad son supervisadas las 24 horas del día. El agua, los fertilizantes y la luz se ajustan según sus necesidades hasta que las flores se abren. Y se cosechan justo después de una semana de pruebas que corrobora que están preparadas para abandonar estas instalaciones en una zona rural en el norte de Israel.

El penetrante olor del cannabis impregna los edificios en los que una compañía llamada Breath of Life Pharma, junto con otros competidores locales, busca posicionar a Israel como un centro mundial para la investigación de la marihuana medicinal. Los principios activos de las plantas se entregarán a las más de 25 mil personas en Israel que sufren enfermedades como el cáncer o la epilepsia y dolor crónico. Breath of Life Pharma estima que el número de pacientes podría crecer hasta los 200 mil, lo que crearía un mercado nacional con un valor de unos 1,000 millones de shekels ($262 millones).

Para crecer más allá, la compañía y su competencia planean buscar futuros clientes en países en los que estudios semejantes todavía no están permitidos. Entre ellos, Estados Unidos, donde tras las elecciones de noviembre, 29 estados más el Distrito de Columbia permiten el uso terapéutico de la marihuana, aunque la legislación federal lo prohíbe. El mercado medicinal se espera que crezca a $11 mil millones en 2020 desde los $5,800 millones actuales, según New Frontier Data, en Washington D.C., que proporciona información de la industria mundial del cannabis.

Breath of Life planea aumentar sus invernaderos y multiplicar por diez su producción en los próximos 12 meses. En el segundo semestre de 2017, la compañía abrirá unas instalaciones para producir sistemas de administración de fármacos, descubrir nuevas cepas y desarrollar nuevos medicamentos. También espera captar a emprendedores de todo el mundo, atraídos por “una regulación más amistosa y la capacidad de llevar su producto al mercado en la mitad del tiempo y el coste que en Estados Unidos”, dijo Tamir Gedo, máximo responsable de la compañía. La firma privada, con 10 años de historia, dice que genera decenas de millones de dólares de ingresos anuales, fundamentalmente por proporcionar principios activos a las compañías estadounidenses y europeas que ya van a Israel a hacer ensayos clínicos.

 

Fuente:arepublica.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend