avatar_default

SOEREN KERN / La Comisión Europea ha publicado un documento en el que se describen cinco hipótesis sobre cómo podría evolucionar la Unión Europea en los próximos diez años.

El denominado Libro Blanco sobre el futuro de Europa, que se presentará en la Cumbre de Roma del 25 de marzo de 2017 para conmemorar el sexagésimo aniversario de la Unión Europea, pretende ser “el punto de partida de un debate público más amplio sobre el Futuro de nuestro continente”.

Cada uno de los cinco escenarios se basa en la premisa de que “los 27 Estados miembros avanzan juntos como Unión”. El documento no contempla la posibilidad de que la UE se derrumbe o se desintegre, o incluso que las competencias de la UE sean considerablemente restringidas. El documento establece:

“Con demasiada frecuencia, la discusión sobre el futuro de Europa se ha reducido a una elección binaria entre más o menos Europa. Este enfoque es engañoso y simplista. Las posibilidades abarcadas van desde el statu quo hasta un cambio de alcance y prioridades, un salto parcial o colectivo hacia adelante”.

Sin embargo, para la Comisión Europea, el poderoso brazo administrativo de la Unión Europea, considerar públicamente incluso alternativas al federalismo europeo completo es un testimonio del creciente poder e influencia de los movimientos políticos anti-UE en Europa.

De hecho, un documento como éste habría sido impensable antes del Brexit – una abreviatura de “salida británica”, que se refiere al referéndum del 23 de junio de 2016, por el cual los ciudadanos británicos votaron salir de la Unión Europea – y el aumento de partidos populistas de la UE en Austria, Gran Bretaña, Francia, Alemania y los Países Bajos, entre otros. El documento admite:

“Los desafíos de Europa no muestran signos de disminución, nuestra economía se está recuperando de la crisis financiera mundial, pero todavía no se siente lo suficiente. Partes de nuestro vecindario se desestabilizan, provocando la mayor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial. Hay ataques terroristas en el corazón de nuestras ciudades. Están surgiendo nuevas potencias globales a medida que las viejas enfrentan nuevas realidades y el año pasado, uno de nuestros Estados miembros votó a favor de abandonar la Unión”.

Los cinco escenarios para la UE para 2025 son: 1) continuar; 2) solo el mercado único; 3) los que quieran hacer más que hagan más; 4) hacer menos de manera más eficiente; y, 5) hacer mucho más juntos.

Escenario 1: Continuar.

Este escenario contempla el statu quo, con la UE avanzando con un “progreso incremental” de crisis en crisis. El documento explica:

“Se actualizan las prioridades periódicamente, se abordan los problemas a medida que surgen y se desarrolla nueva legislación en consecuencia. La rapidez de la toma de decisiones depende de superar las diferencias de opiniones para cumplir las prioridades colectivas a largo plazo”.

Escenario 2: Nada más que mercado único.

Este escenario contempla una Unión Europea centrada nuevamente en el mercado único, que se refiere a la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas dentro del bloque:

“En un escenario en el que la UE27 no puede ponerse de acuerdo en hacer más en muchos ámbitos políticos, cada vez se centra más en la profundización de algunos aspectos clave del mercado único. No hay una voluntad común de trabajar más juntos en áreas como la migración, la seguridad o la defensa. El funcionamiento del mercado único se convierte en la principal razón de ser de la UE27”.

Escenario 3: Los que quieren hacer más.

Este escenario contempla una llamada Europa de varias velocidades en la que algunos Estados miembros avanzan en la integración en ciertas áreas, mientras que otros no:

“En un escenario en el que la UE27 continúa como hoy, pero donde algunos Estados miembros quieren hacer más en común, una o varias “coaliciones voluntarias” surgen para trabajar conjuntamente en áreas políticas específicas, que pueden abarcar políticas como defensa, seguridad interna, Impuestos o asuntos sociales”.

Escenario 4: Hacer menos de manera más eficiente.

En este escenario se prevé que la UE haga mayor hincapié en algunos ámbitos políticos, reduciendo al mismo tiempo su atención a otros:

“La UE27 decide concentrar su atención y recursos limitados en un número reducido de áreas … Como resultado, la UE27 puede actuar con mayor rapidez y decisión en las áreas prioritarias elegidas … En otros lugares, la UE27 deja de actuar o hace menos… El peso de la UE en el mundo cambia en línea con sus responsabilidades recalibradas”.

Escenario 5: Hacer mucho más juntos

Este escenario es la opción preferida de la Comisión Europea: El federalismo europeo:

“En un escenario en el que hay consenso de que ni la UE27, ni los países europeos por sí solos, están lo suficientemente bien equipados como para afrontar los desafíos del día, los Estados miembros deciden compartir más poder, recursos y toma de decisiones a través del tablero.

“Como resultado, la cooperación entre todos los Estados miembros va más allá que nunca en todos los ámbitos … Las decisiones se acuerdan más rápidamente a nivel europeo y se aplican rápidamente.

“En la escena internacional, Europa habla y actúa como una en el comercio y está representada por un asiento en la mayoría de los foros internacionales”. El Parlamento Europeo tiene la última palabra sobre los acuerdos de comercio internacional. Se crea la Unión Europea de Defensa. La cooperación en materia de seguridad es rutinaria”.

El documento también ofrece un vistazo a lo que el federalismo europeo puede parecer en la práctica:

“Los ciudadanos que viajan al extranjero reciben la protección y la asistencia consulares de las embajadas de la UE, que en algunas partes del mundo han sustituido a las nacionales, los ciudadanos no europeos que desean viajar a Europa pueden tramitar las solicitudes de visado a través de la misma red”.

La Comisión Europea, en un raro caso de franqueza, admite que el federalismo europeo corre el riesgo de “alejar partes de la sociedad que consideran que la UE carece de legitimidad o ha quitado demasiado poder a las autoridades nacionales”.

Sin embargo, el documento no contempla un escenario en el que la Unión Europea se enfrenta al colapso o en el que los principales Estados miembros decidan seguir el ejemplo británico y abandonar el bloque.

En Francia y en los Países Bajos, dos de los seis miembros fundadores de la UE, los candidatos presidenciales anti-UE lideran las encuestas. Marine Le Pen y Geert Wilders se han comprometido a convocar referendos para continuar su adhesión a la UE. Si uno o ambos países abandonaran la UE, esto en un momento en que Italia y Grecia están en un punto de ruptura fiscal, parece cada vez más posible un colapso del bloque.

La Comisión Europea dice que su Libro Blanco marca “el comienzo de un proceso para que la UE27 decida conjuntamente sobre el futuro de su Unión”. No obstante, la Comisión no considera la posibilidad de que en 2025 ni siquiera exista.

Fuente: Gatestone Institute – Traducción: Silvia Schnessel – © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí