Inicio » Opinión » Ciencia y Tecnología » Centro Médico Cedars-Sinai: la trascendencia de las biopsias líquidas

Centro Médico Cedars-Sinai: la trascendencia de las biopsias líquidas

Un equipo de investigadores del Centro Médico Cedars-Sinai Los Ángeles y UCLA está utilizando una nueva técnica de análisis de sangre y un pequeño dispositivo experimental para ayudar a los médicos a predecir qué tipos de cáncer se propagarán identificando y caracterizando las células tumorales que circulan por la sangre.

Los investigadores están llevando a cabo las llamadas “biopsias líquidas” en sangre, a través de un chip de tamaño de un sello postal con nanocables 1000 veces más delgados que un cabello humano recubierto con anticuerpos, o proteínas, que reconocen células tumorales circulantes.

El sistema llamado NanoVelcro, captura las células las cuales son rápidamente analizadas por el sistema, lo que permite personalizar los tratamientos para cáncer.

Las células tumorales circulantes son células cancerosas que se desprenden de los tumores y viajan por la sangre, en busca de lugares del cuerpo dónde asentarse y crecer formando nuevos tumores (metástasis).

La captura de estas células permite a los médicos detectar y analizar el cáncer para adaptar el tratamiento para cada paciente.

“Es mucho mejor extraer un tubo de sangre una vez al mes para monitorear el cáncer que hacer que los pacientes se sometan a procedimientos quirúrgicos de forma continua”, afirma el Dr. Edwin Posadas, director médico del Programa Oncológico Urológico del Instituto de Cáncer del Centro Médico Cedars-Sinai y uno de los principales investigadores. “El poder de esta tecnología reside en su capacidad de proporcionar información que es igual o incluso superior al muestreo de tumores tradicionales mediante procedimientos invasivos”.

Hsian-Rong Tseng, PhD, profesor del Departamento de Farmacología Molecular y Médica de la Escuela de Medicina de UCLA, investigador junto con el Dr. Posadas, afirma que su trabajo se centra en mejorar la calidad de vida de los pacientes con cáncer.

Posadas y Tseng se unen a un grupo de elite de académicos, líderes tecnológicos y expertos farmacéuticos como socios en el Proyecto de Análisis de Sangre en Cancer (Blood Profiling Atlas in Cancer BloodPAC), parte del programa Moonshot. Los participantes recopilarán y compartirán los datos recolectados de las células tumorales circulantes. Posadas y Tseng esperan aportar imágenes microscópicas de 1,000 células tumorales circulantes que aún no han sido analizadas, así como datos adicionales y células que han catalogado.

Durante los últimos cinco años, Posadas y Tseng han recogido muestras de sangre de pacientes con cáncer para perfilar y analizar las células tumorales circulantes y otros componentes. Ese proceso les ha ayudado a entender cómo evolucionan el cáncer de próstata y otros cánceres. Los dos investigadores y sus equipos esperan que sus hallazgos contribuyan a desarrollar tratamientos eficaces y específicos para muchos tipos de cáncer.

“Métodos mínimamente invasivos para diagnosticar y seguir el cáncer, a través de simples análisis de sangre, ofrecen un enfoque único y novedoso que puede conducir a un diagnóstico y tratamiento más temprano, lo que lleva a más curas”, comenta el Dr. Robert A. Figlin, Director de Hematología del Instituto de Cáncer del Centro Médico Cedars-Sinai.

El NanoVelcro consiste de un chip del tamaño de un sello postal cubierto por nanocables, estos cables están recubiertos con anticuerpos que reconocen las células tumorales circulantes. Cuando dos mililitros de sangre pasan a través del chip, las células tumorales se adhieren a los nanocables, como si estos fueran de velcro.

El uso del chip en biopsias líquidas permite monitorear con regularidad y facilidad los cambios relacionados con el cáncer en los pacientes, como por ejemplo qué tan bien responden al tratamiento. Esta investigación les brindó a los investigadores un relevante lugar en el programa estadounidense de cáncer Moonshot, una iniciativa dirigida por el ex vicepresidente Joe Biden para poner más terapias a disposición de más pacientes y prevenir el cáncer.

 

Fuente:cedars-sinai.edu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *