Inicio » Agenda » Los secretos judíos de la paz en el hogar

Los secretos judíos de la paz en el hogar

En la Yeshiva donde es supervisor, el rabino Diamant cuenta con una experiencia de 45 años en temas de Paz Familiar, educación, enlaces matrimoniales y afines, el rabino concedió una entrevista para Enlace Judío donde nos da algunos de los consejos más importantes para lograr el tan anhelado Shalom Bait, la paz en el hogar.

Enlace Judío – ¿Cuál es su definición de Shalom Bait y cuál es su importancia?
Rabino Nahum Diamant – Entre un hombre y una mujer que tienen el mérito, existe la divinidad. Un hogar judío es un Beit Mikdash (santuario). Cuando D-os creó el mundo dijo no está bien que el hombre esté sólo. Un hombre que está solo no puede crecer. Todo es yo, yo, yo. Pero cuando está con otra persona él debe ceder, considerar a la otra parte.

EJ – ¿Es tan difícil hacer shalom o que haya shalom bait?
RND- No es tan difícil, es una cuestión de percepción. Si yo sé que tengo un objetivo específico, yo siento las fuerzas. Se requiere de considerar mucho a la otra persona, entenderla, ‘meterse en su cabeza y pensar en ello’. Si yo lo tomo para mí, como un proyecto de vida, saldré adelante.

EJ- Es una pregunta que puede usted decidir no responderla. Para nuestro infortunio encontramos hogares judíos e incluso religiosos, donde hay valores, con un ambiente de agresión verbal, incluso de violencia. ¿Cómo podemos explicarnos eso?
RND- ¡Mire, en todo palacio también hay baño! No hay nada perfecto. Y siempre habrá la parte difícil, la mala, lo que afea toda la fotografía. Pero, hay que ver las bases. Podemos tomar una ciudad como B’nei Brak, ahí hay casas con 10 o 13 niños. Hay que ver cómo se crían los niños en ese hogar, de 100 m2, que es lo que yo tengo. Pero, hay que ver cómo se relacionan, qué valores expresan. Sin embargo, hay que entender, que el núcleo es bueno, pero siempre hay elementos que ensucian todo. Es una lástima, duele, pero no se puede decir que toda la foto es mala.

EJ- Desde su punto de vista ¿cuál es la situación que guarda el Shalom Bait en Israel?
RND- Si pregunta sobre mis expectativas, estoy muy decepcionado. Quisiera que estuviese mucho mejor. Pero, si es en relación al mundo, entonces es fabulosa. Afuera, de cada 2 parejas una se divorcia. En el público haredi (ultraortodoxo), una de cada 20 parejas se separan. Eso no me agrada, quisiera que una de cada 100, no obstante esto existe. Esto es debido, en parte, al mundo materializado en el que vivimos y donde hay tanta tecnología, lo que imprime mucha velocidad a la vida, y no hay forma de controlar.

EJ- ¿Qué podemos hacer para que haya un poco más Shalom Bait?
RND- Nosotros podemos hacer que haya mucha más Shalom Bait, si educamos a nuestros hijos para que den y consideren más a los otros; que haya menos egoísmo, que exista más delicadeza y compromiso con respecto a lo que ocurre alrededor. Y convertir la vida en una de valores, enseñar que vale la pena invertir en ello. Así veríamos una vida totalmente distinta y así, cuando llegue el Mesías, va ser mucho mejor.

El rabino Diamant se encuentra en México para impartir una serie de conferencias, a instancias de personas en México que desde hace cuatro años le piden que venga periódicamente. Desde la primera vez que estuvo en México hasta el momento de la entrevista, el Rab Diamant ha impartido 117 conferencias.

EJ- ¿Existe una contradicción entre educar a un niño con valores y educar a uno con mayor agresividad a fin de que pueda enfrentarse a este mundo moderno?
RND- Yo no estoy de acuerdo en la forma que se educa a los niños en la actualidad ya que hay demasiado libertinaje. Yo creo que mientras más límites haya, estos los harán crecer más, pues aprenderán a sobrepasarlos. Eso hará que tengan mejores relaciones con todas las personas a su alrededor, con sus padres, niños, incluso con su suegra (sonríe).

E.- ¿Cuál es el papel de la educación, en general, y esta influye en las personas siendo ya adultos?
R.- La respuesta es una. Si yo educo a un niño con valores, si lo educo a dar, a escuchar, el crece de manera distinta, les está dando uno herramientas para que tengan mayores posibilidades de salir adelante. Yo soy padre de 13 niños, no diré el numero de nietos que tengo para evitar que la cámara estalle. Cada uno de los agregados a la familia, novia o yernos, dicen esto: yo siento que mi esposa o mi marido, nacieron para hacer buenos padres o madres, respectivamente.

El rabino agregó que es muy conocido el fenómeno de la adolescencia, el cual en Israel se denomina Tipeshestre (algo así como “aburrescencia”), de los 10 años a los 19 (aprox.), esa edad acaba con los padres. “De mis 13 niños ninguno pasó por esa etapa, yo no sé qué es eso. ¿Por qué? Porque no le permití entrar, había límites: Papá es papá. Mamá es mamá. Pero papá es el mejor amigo del niño. Jamás hubo un momento en que cuando uno de mis hijos me buscó, yo le dije: papá no tiene fuerzas o tiempo. Nunca hubo un momento en que cuando necesitaron de apoyo de mamá ella no lo dio. Por eso no sé qué es tener un tipeshestre.

* El autor agradece la valiosa colaboración del Rab José Camahi por su apoyo en la traducción durante la entrevista.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *