avatar_default

JEREMY SHARON

La nueva legislación que proponen los partidos ultraortodoxos busca revocar el reconocimiento de las conversiones de los movimientos reformistas y conservadores realizadas en Israel, así como el reconocimiento estatal de facto de las conversiones ortodoxas privadas.

El proyecto de ley presentado el miércoles a la Knesset por el Ministerio del Interior permitiría al Estado reconocer sólo las conversiones realizadas por sus propias instituciones, es decir, por el Gran Rabinato y el sistema de tribunales rabínicos.

La legislación representa un esfuerzo de los partidos ultraortodoxos para eludir un fallo de la Corte Suprema de Justicia de marzo de 2016 según el cual los ciudadanos no israelíes que se convierten en tribunales rabínicos ortodoxos privados en Israel son elegibles para obtener la ciudadanía bajo la Ley del Retorno.

Esta decisión histórica permite el reconocimiento de facto de las conversiones ortodoxas privadas, lo que significa que el Ministerio del Interior tendría que registrar a tales conversos como judíos en el registro civil.

Actualmente, las conversiones reformistas y conservadoras realizadas en Israel son reconocidas por el Ministerio del Interior y los individuos son registrados en la Autoridad de Población e Inmigración como judíos, pero aún no con el propósito de obtener la ciudadanía israelí.

Tras el fallo de 2016, el ministro de Salud Yaacov Litzman y el diputado Moshe Gafni, líderes del partido Judaísmo de la Torá, prometieron presentar un nuevo proyecto de ley para eludir el anterior.

La legislación del Ministerio del Interior prevé que “la conversión en Israel es reconocida por la ley si es realizada por el sistema de conversión estatal y no se dará validez legal a una conversión que no sea realizada por el Estado”.

El fallo de la Corte Suprema fue considerado de importancia histórica para activistas de la conversión, incluida la organización ITIM que presentó la petición ante el tribunal, allanando el camino para que los conversos a través instituciones privadas puedan casarse mediante el Gran Rabinato.

Esto es de gran importancia ya que permitiría la plena integración de ciudadanos de la antigua Unión Soviética que se convierten a través de tribunales ortodoxos privados.

La corte ortodoxa privada Guiur Kahalajá, creada por el rabino Seth Farber, director del ITIM y otros en 2015, busca convertir a menores de familias procedentes de la antigua Unión Soviética (bajo el consentimiento de los padres) y crear un proceso de conversión menos complejo para los adultos también.

La nueva legislación perjudicaría gravemente estos esfuerzos.

También impediría que los conversos no ortodoxos sean registrados en Israel como judíos, aunque aún no sean elegibles para la ciudadanía bajo la Ley del Retorno.

“El proyecto de ley, promovido por los partidos ultraortodoxos contradice la ley judía,” dijo Farber en respuesta a la nueva iniciativa.

“Durante cientos de años, diferentes tribunales rabínicos operaron dentro de las comunidades judías, con diferentes enfoques de la ley judía, algunos rigurosos y otros menos. Al final, todos reconocían las conversiones de todos, excepto en algunos casos excepcionalmente inusuales”.

“Esta ley está diseñada para profundizar la situación existente de los judíos de clase A y B – los que son aceptados por las instituciones estatales y los que no lo son, a pesar de que ambos siguen la tradición judía. Esto es lo absurdo de la perspectiva halájica y la humana”.

El director del Movimiento Masorti (Conservador) en Israel, Yizhar Hess describió el esfuerzo para aprobar la legislación como un intento “patético” y “sin esperanza” que busca reforzar el sistema ultraortodoxo.

“Incluso los monopolios más crueles se vuelven patéticos antes de derrumbarse,” dijo Hess.

“Pero ya es demasiado tarde, las conversiones ortodoxas privadas serán reconocidas, al igual que las conservadoras y reformistas. Cuanto más persista el Gran Rabinato, y cuanto más ayuden los partidos ultraortodoxos, más se acerca el fin de su monopolio”.

Fuente: The Jerusalem Post / Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


1 COMENTARIO

  1. Dice la Torah protegerás al prosélito (converso). Si siguen con esa línea discriminación de judíos no ultra ortodoxos están contradiciendo lo ordeno HaShem en la Torah. Y dificiemte se cumplirán las profesias del regreso de las tribus de Israel, que es uno de los pilares de legitimación del estado judio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí