avatar_default

El medicamento desarrollado en la Universidad Ben-Gurión mejora las funciones cerebrales. Puede ayudar a enfermos de Alzheimer y Parkinson también.

Científicos de la Universidad Ben Gurión del Negev descubrieron un tratamiento innovador para la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), también conocida como enfermedad de Lou Gehrig.

La ELA es un trastorno neurodegenerativo progresivo y mortal que afecta a las células nerviosas motoras tanto en el cerebro como en la médula espinal. La degeneración progresiva de las neuronas motoras conduce a atrofia, parálisis y finalmente la muerte por insuficiencia respiratoria.

La Dra. Rachel Lichtenstein logró frenar el progreso de la enfermedad al detener la actividad de las células gliales que dañan y matan las neuronas motoras del cuerpo, restaurando así las defensas inmunitarias del sistema nervioso central y aumentando la esperanza de vida de los pacientes.

Lichtenstein extrajo parte de un medicamento aprobado por la FDA, con el que se tratan ciertas enfermedades autoinmunes y tipos de cáncer, y creó una nueva molécula para tratar a pacientes de ELA.

“Nuestros resultados experimentales en ratones transgénicos con ELA mostraron un aumento significativo en la esperanza de vida”, dijo Lichtenstein. “Dado que el medicamento ya está aprobado, creemos que sólo necesitaremos realizar algunas pruebas preclínicas para alcanzar la fase clínica antes que otras iniciativas”.

La universidad espera que el nuevo medicamento también se pueda utilizar para tratar otras enfermedades cerebrales degenerativas.

“Esto también podría beneficiar a personas con Alzheimer y Parkinson”, dijo la Dra. Ora Horovitz, vicepresidenta ejecutiva de desarrollo empresarial de BGN Technologies, la compañía de transferencia de tecnología de la universidad. “Nuestro nuevo fármaco candidato puede ser eficaz para impulsar el mecanismo de auto-limpieza del cerebro humano, mejorando así la vida de millones de personas”.

En la actualidad no existe cura para la ELA, y los pacientes mueren pocos años después del diagnóstico.

La enfermedad es muy poco común. Por cada 100.000 habitantes se registran hasta dos nuevos casos cada año, por lo general en personas entre 55 y 65 años.

Fuente: The Times of Israel / Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí