avatar_default

Enlace Judío México.- Los vientos de tormenta alcanzan 295 kilómetros por hora (183 mph); El gobernador de la Florida, Rick Scott, activa a 100 guardias nacionales en preparación

ANIKA KENTISH y DANICA COTO

El huracán más poderoso del océano Atlántico en la historia registrada hizo su primera llegada a las islas del Caribe al noreste el miércoles temprano, arremolinándose en un camino que señala a Puerto Rico, la República Dominicana, Haití y Cuba antes de posiblemente tomar rumbo a Florida durante el fin de semana.

El ojo del huracán Irma pasó por Barbuda alrededor de las 1:47 de la mañana, dijo el Servicio Meteorológico Nacional. Los residentes dijeron en la radio local que las líneas telefónicas cayeron. Fuertes lluvias y aullantes vientos rastrillaron la vecina isla de Antigua, haciendo volar escombros mientras la gente se acurrucaba en sus casas o refugios gubernamentales.

Los funcionarios advirtieron a la gente que buscara protección contra el “ataque” del Irma en una declaración que se cerró con: “Que Dios nos proteja a todos”.

La tormenta de Categoría 5 tuvo vientos máximos sostenidos de 295 kph (185 mph), según el Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos. Su pronóstico del martes fue que los vientos fluctúan ligeramente, pero que la tormenta permanecería en categoría 4 o 5 durante uno o dos días más. Se prevé que los vientos más peligrosos, generalmente más cercanos al ojo del huracán, pasarán cerca del norte de las Islas Vírgenes y cerca o justo al norte de Puerto Rico durante el día del miércoles.

Una pareja llega a una tienda para comprar suministros en preparación para el huracán Irma, en Carolina, Puerto Rico, 5 de septiembre de 2017. (AP / Carlos Giusti)

En la isla de 280 kilómetros cuadrados (108 millas cuadradas), las personas que viven en áreas bajas se quedaban con amigos y familiares en terrenos más altos o dormían en iglesias, escuelas e instalaciones comunitarias construidas para resistir huracanes. Sin embargo, ninguno de los refugios ha sido probado por vientos de Categoría 5.

Muchas casas en Antigua y Barbuda no están construidas sobre cimientos de hormigón o tienen tejados de madera mal construidos que son susceptibles al daño del viento. Otras islas en el camino de la tormenta incluyen las Islas Vírgenes y Anguila, un pequeño territorio bajo de unas 15.000 personas.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró emergencias en Florida, Puerto Rico y las Islas Vírgenes de Estados Unidos, y autoridades de las Bahamas dijeron que evacuarían seis islas del sur.

El agua caliente es combustible para los huracanes e Irma se está moviendo sobre el agua que es 1 grado Celsius (1.8 grados de Fahrenheit) más caliente que lo normal. Los 26 ° C (79 ° F) de agua que los huracanes necesitan es de unos 80 metros (250 pies de profundidad), dijo Jeff Masters, director de meteorología del servicio privado de predicción Weather Underground.

Otras cuatro tormentas han tenido vientos tan fuertes en la región atlántica en general, pero estaban en el Mar Caribe o el Golfo de México, que habitualmente alberga aguas más cálidas que alimentan ciclones.

El huracán Allen golpeó 305 kph (190 mph) en 1980, mientras que Wilma de 2005, Gilbert de 1988, y una gran tormenta de Florida Keys de 1935 tenían vientos de 200 kph.

Se espera que las islas Leeward del norte vean olas de unos 3.3 metros (11 pies) de alto, mientras que las islas Turks and Caicos y Bahamas del sudeste podrían ver olas elevadas de 6 metros (20 pies) más adelante en la semana, dijeron los meteorólogos.

No es una oportunidad para salir y divertirse con un huracán”, advirtió el gobernador de las Islas Vírgenes de los Estados Unidos, Kenneth Mapp. “No es momento de subirse a una tabla de surf“.

Un propietario realiza reparaciones de última hora a su techo en preparación para el huracán Irma, en St. John’s, Antigua y Barbuda, 5 de septiembre de 2017. (AP / Johnny Jno-Baptiste)

El primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, dijo que su gobierno estaba evacuando las seis islas del sur, porque las autoridades no podrían ayudar a nadie atrapado en el viento “potencialmente catastrófico”, las inundaciones y la oleada de tormenta. La gente que viajara allí sería trasladada a Nassau a partir del miércoles, en lo que llamó la mayor evacuación de tormentas en la historia del país.

El precio que se puede pagar por no evacuar es su vida o serios daños físicos“, dijo Minnis.

El Servicio Meteorológico Nacional dijo que Puerto Rico no había visto un huracán de la magnitud del Irma desde el huracán San Felipe en 1928, que mató a un total de 2.748 personas en Guadalupe, Puerto Rico y Florida.

La peligrosidad de este evento no se parece a nada que hayamos visto“, dijo el gobernador de Puerto Rico Ricardo Rosselló. “Mucha infraestructura no podrá soportar este tipo de fuerza“.

El director de la compañía de energía de la isla ha advertido que el daño de la tormenta podría dejar algunas áreas sin electricidad por aproximadamente una semana, y otras áreas no especificadas durante cuatro a seis meses. La infraestructura de la empresa de servicios públicos se ha deteriorado mucho durante una recesión de una década y los puertorriqueños experimentaron una interrupción en toda la isla el año pasado.

Funcionarios del gobierno comenzaron las evacuaciones e instaron a la gente a finalizar todos los preparativos mientras las estanterías de las tiendas se vacían por todo Puerto Rico.

Las decisiones que tomemos en las próximas dos horas pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte”, dijo Rosselló. “Esta es una tormenta extremadamente peligrosa“.

Se esperaba que el ojo de la tormenta rugiera hacia el oeste en un camino que lo llevaba al norte de Puerto Rico, la República Dominicana, Haití y Cuba, pero aún podría provocar oleadas de tormenta, lluvias y deslizamientos de tierra que amenazan la vida.

Las partes norteñas de la República Dominicana y Haití podían ver 10 pulgadas de lluvia, con hasta 20 pulgadas en el sureste de Bahamas y Turks and Caicos.

Parecía casi seguro que la tormenta llegaría a Estados Unidos a principios de la próxima semana.

Sería difícil encontrar cualquier modelo que no tenga algún impacto en Florida“, dijo el investigador de huracanes de la Universidad de Miami Brian McNoldy.

Los compradores de Costco esperaron hasta ocho horas por agua y elementos esenciales en preparación para el huracán Irma en North Miami, el 5 de septiembre de 2017. (AFP / Michele Eve Sandberg)

En la Florida, la gente también se abastecía de agua potable y otros suministros.

El gobernador Rick Scott activó a 100 miembros de la Guardia Nacional de la Florida para que se desplegaran en todo el estado, y 7.000 miembros de la Guardia Nacional debían rendir sus funciones el viernes, cuando la tormenta podría acercarse a la zona. El lunes, Scott declaró estado de emergencia en todos los condados de Florida.

Funcionarios de los Cayos de Florida se prepararon para sacar a turistas y residentes del camino de Irma, y el alcalde del condado de Miami-Dade dijo que la gente debía estar preparada para evacuar Miami Beach y la mayoría de las áreas costeras del condado.

El alcalde Carlos Giménez dijo que las evacuaciones voluntarias podrían comenzar tan pronto como el miércoles por la noche. Activó el centro de operaciones de emergencia e instó a los residentes a tener comida y agua para tres días.

El Centro Nacional de Huracanes de Miami dijo que los vientos huracanados se extendieron 80 kilómetros del centro de Irma y que los vientos de tormenta tropical se extendieron 280 kilómetros.

Una nueva tormenta tropical también se formó en el Atlántico el martes, al este de Irma. El centro de huracanes dijo que la tormenta tropical José estaba a unos 2.140 kilómetros al este de las Antillas Menores el martes, y que sus vientos máximos sostenidos habían aumentado a 85 kph. Se estaba moviendo hacia el oeste-noroeste a 22 kph (14 mph) y podría llegar a ser un huracán el miércoles por la noche.

Mientras tanto, una depresión tropical se formó en el suroeste del Golfo de México frente a la costa de México. El centro de huracanes dijo que el sistema podría convertirse en una tormenta tropical mientras se paseaba por el Golfo durante varios días antes de tocar tierra en México el sábado.

Fuente: The Times of Israel – Traducción: Silvia Schnessel – Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí