Juntos venceremos
martes 23 de julio de 2024

Un estudio del Instituto de Tecnología de Israel revela que la apnea puede ofrecer una rara defensa contra ataques cardíacos

Enlace Judío México.- La respiración es un factor determinante a la hora de poder disfrutar de un sueño reparador, depende durante estos periodos de los músculos que controlan la mandíbula, la lengua y el paladar y que mantienen abierta la vía respiratoria; cuando estos músculos se relajan, la mandíbula cae y la lengua retrocede.

Como resultado de esto se va estrechando y obstruyendo la vía aérea, produciendo las dificultades respiratorias, que van desde los ronquidos hasta la apnea.

En estos momentos, el cerebro se ve obligado a realizar lo que se denomina como microdespertares, instantes en los que el sueño se interrumpe para que el cuerpo pueda recuperar el ritmo respiratorio. Estas interrupciones impiden que el organismo descanse completamente, lo que provoca la aparición de un gran número de dolencias, como dolores de cabeza o cefaleas matutinas, hipertensión pulmonar al exigírsele un esfuerzo añadido a este órgano, hipertensión y problemas cardíacos.

Las personas que sufren de trastornos respiratorios como la apnea del sueño suelen estar en mayor riesgo de enfermedad cardiovascular. Pero un interesante nuevo estudio del Technion-Israel Institute of Technology sugiere que algunos pacientes con estas condiciones (de leve a moderada) de trastornos respiratorios del sueño pueden realmente beneficiarse.

Apnea del sueño y protección contra ataques cardíacos.

La apnea y otros tipos de trastornos respiratorios del sueño pueden aumentar el número y las funciones de unas raras células que ayudan a reparar y construir nuevos vasos sanguíneos, según el Doctor Lavie Lena y sus colegas. Dicen que los hallazgos realizados podrían ayudar a predecir qué pacientes tienen un mayor riesgo de salud después de un ataque al corazón, e incluso puede sugerir maneras de reconstruir el tejido del corazón dañado.

Los trastornos respiratorios del sueño se caracterizan por ciclos de apnea inducida por hipoxia, donde el durmiente experimenta una caída temporal en los niveles de oxígeno. Se presenta en aproximadamente 5 a 10% de la población adulta en general, pero es muy común en pacientes con enfermedades cardiovasculares, en algún lugar entre el 40-60%.

Muchos estudios han demostrado que la apnea del sueño es un factor de riesgo para todo, desde la hipertensión a la insuficiencia cardíaca crónica, señaló Lavie. Estudios anteriores realizados por los científicos del Technion sugieren que la apnea aumenta el estrés de oxígeno y la inflamación en los vasos sanguíneos y del corazón.

Este estudio, publicado en la revista American Journal de Medicina, podría ayudar a resolver un problema médico desconcertante. ¿Si los trastornos respiratorios del sueño se asocian con la enfermedad cardiovascular, por qué es que las personas que sufren de trastornos respiratorios durante el sueño se recuperan, después de un ataque al corazón tan bien como quienes no sufren este problema respiratorio?

Lavie, junto con los investigadores, el Doctor Berger Slava, Profesor Doron Aronson y el Profesor Peretz, buscaron pistas para este rompecabezas en 40 pacientes varones que habían tenido un ataque al corazón justo unos días antes.

Las muestras de sangre extraídas de estos pacientes revelaron que los pacientes con trastornos respiratorios del sueño tenían niveles significativamente más altos de células progenitoras endoteliales (EPC), que dan lugar a nuevos vasos sanguíneos para reparar el corazón lesionado, que en los “durmientes sanos”. También tenían niveles más altos de otras proteínas que promueven el crecimiento y las células inmunes que estimulan la producción de vasos sanguíneos.

Los investigadores del Technion fueron capaces de generar un aumento similar en la actividad de las células vasculares tomadas de un segundo grupo de doce hombres y mujeres sanos, mediante la retención de oxígeno de las células durante períodos cortos. “De hecho, nuestros resultados apuntan a la posibilidad de que la inducción de hipoxia leve-moderada intermitente puede tener efectos benéficos”, dijo Lena Lavie.

Los pacientes con trastornos respiratorios del sueño “están esencialmente mejor preparados para aprovechar el reclutamiento de CPE frente a un ataque cardíaco o cuando éste llama a la puerta.”

“Los ataques al corazón es un potente estímulo para la movilización de EPC”, dijo Aronson. También explicó que las células se mueven de la médula ósea al corazón para reparar el tejido dañado después de un ataque al corazón.

“El campo de células-base de reparación cardíaca ha tenido problemas para encontrar la mejor manera de mejorar el reclutamiento de CPE al corazón después de un infarto de miocardio”, dijo Aronson.

Los resultados del Technion, sugieren que los períodos intermitentes de falta de oxígeno en pacientes con ataques al corazón “proporciona un medio sencillo y poderoso para impulsar la movilización de EPC.”

“Hay que seguir investigando si la inducción de hipoxia intermitente inmediatamente después de un ataque cardiaco, en pacientes sin trastornos respiratorios del sueño, también tendrá un efecto similar”, dijo Lena Lavie.

Los investigadores quisieran probar esta posibilidad en estudios con animales, así como ampliar sus estudios sobre los mecanismos subyacentes que activan EPC y otros factores de reconstrucción coronaria.

 

 

 

Fuente:latamisrael.com

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?
¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?
En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100.00 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈