avatar_default

Enlace Judío México- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciará en un discurso el miércoles que reconoce formalmente a Jerusalén como la capital de Israel y le pidió al Departamento de Estado que formule un plan para trasladar allí la embajada de los Estados Unidos desde Tel Aviv, confirmaron el martes por la tarde funcionarios de la Casa Blanca.

Trump firmará la renuncia (o exención) pero comenzará el proceso de búsqueda de un nuevo sitio para la misión de EE. UU. y respaldará la solución de 2 estados si ambas partes están de acuerdo.

La medida, que probablemente enfurecerá al mundo árabe y ensombrecerá los esfuerzos de paz encabezados por Estados Unidos, también estará acompañada por el compromiso de Trump de apoyar una solución de dos estados en caso de que Israel y los palestinos lo respalden, dijeron los funcionarios.

“El 6 de diciembre de 2017, el presidente Trump reconocerá que Jerusalén es la capital de Israel”, dijo un funcionario, confirmando una serie de informes sobre el discurso planeado por Trump desde la Casa Blanca, programado para la 1:00 p.m. del miércoles (8 p.m. en Israel). Los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato.

La Casa Blanca se refirió repetidamente al reconocimiento y embajada como “reconocimiento de una realidad”, señalando el papel de Jerusalén como sede del gobierno de Israel, pero sin tener en cuenta los reclamos palestinos.

“Él ve esto como un reconocimiento de la realidad, tanto de la realidad histórica como de la realidad moderna”, dijo un funcionario.

“Mientras que el presidente Trump reconoce que el estado de Jerusalén es una cuestión muy delicada, no cree que se resuelva ignorando la verdad de que Jerusalén es el hogar de la legislatura de Israel, la Corte Suprema, la residencia del Primer Ministro, y como tal, es la capital de Israel “, dijo uno de los funcionarios.

El anuncio marcará un hito importante para los esfuerzos de Israel por ganar legitimidad internacional en su reclamo sobre Jerusalén. Israel llama a Jerusalén su capital indivisa, pero la comunidad internacional se ha abstenido de reconocerla como tal a la espera de las negociaciones sobre el estado final con los palestinos, que reclaman a la mitad oriental de la ciudad como su propio asiento de poder.

El reconocimiento de Trump de que Jerusalén es la capital de Israel podría considerarse como muestra de que Estados Unidos descarta su neutralidad tradicional y se alinea con Israel, en un momento en que el yerno del presidente, Jared Kushner, ha estado tratando de formar parte de un nuevo proceso de paz. Trump también ha hablado de su deseo de un “acuerdo del siglo” que ponga fin al conflicto israelo-palestino.

Funcionarios estadounidenses, junto con un asesor externo de la administración, dijeron que esperaban una declaración amplia de Trump sobre el estatus de Jerusalén como la “capital de Israel”. El presidente no planea usar la frase “capital indivisa”, según los funcionarios.

Los funcionarios agregaron que Trump “reconoce que los límites específicos de la soberanía israelí en Jerusalén están sujetos a negociaciones de estatus final para tal acuerdo”.

También agregaron que esta acción no cambia el “status quo del Monte del Templo / Haram al-Sharif”.

Nueva embajada se construirá en Jerusalén

Dos días después de que el presidente incumplió un plazo para firmar una exención posponiendo la reubicación de la embajada, que es un mandato según una ley de 1995, Trump firmará esa exención; a la vez los funcionarios desarrollarán un plan sobre cómo, dónde y cuándo se moverá la embajada.

“El presidente ha dado instrucciones al Departamento de Estado para que desarrolle un plan para trasladar la embajada de EE. UU. De Tel Aviv a Jerusalén con la mínima carga adicional para los contribuyentes estadounidenses”, dijo un funcionario.

“No hay ninguna instalación a la que puedan mudarse en Jerusalén, a partir de hoy”, añadió otro funcionario. “Llevará algún tiempo encontrar un sitio, abordar los problemas de seguridad, diseñar la nueva sede, financiarla y construírla, así que no será un proceso instantáneo”. Sin embargo, Trump no “especificará un cronograma” para ese proceso, agregó.

Los funcionarios no especificaron una ubicación para la instalación.

Los analistas habían predicho previamente que los Estados Unidos podrían simplemente cambiar el nombre de un edificio del consulado en el vecindario de Arnona de la ciudad.

Fuente: Times of Israel (fragmento) / Traducción: May Samra

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí