Inicio » Opinión » Análisis » La organización judía J-AmLat repudia la decisión de Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel

La organización judía J-AmLat repudia la decisión de Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel

Enlace Judío México – La organización judía J-AmLat es un organismo cuya misión, según su declaración de principios, es “Renovar la conexión de los judíos de América Latina con Israel, estableciendo una alianza junto con los sectores israelíes que defienden el carácter democrático del Estado como garante de las libertades civiles y políticas de sus ciudadanos”.

Entre sus intereses destacan asegurar “la libertad de expresión de los judíos latinoamericanos en relación a la realidad socio-política de Israel, así como al conflicto israelí-palestino. Rescatar el espíritu plural de la vida judía en general y en América Latina en particular. Apoyar la creación del Estado de Palestina que coexista en paz y seguridad con el Estado de Israel y sus vecinos como un paso imprescindible hacia una solución justa del conflicto israelí-palestino”.

En su página de internet J-AmLat publicó el siguiente comunicado, en el que repudia la decisión de Donald Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel:

J-AmLat considera que la decisión de Donald Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel afecta negativamente al esfuerzo para encaminar a la paz a israelíes y palestinos

El pueblo judío siempre tuvo en Jerusalén la capital de su Estado. Sin embargo, la ciudad también es reivindicada como capital de Palestina. Cualquier acuerdo de paz aceptable por todas las partes prevé a Jerusalén como capital de los dos Estados.

Desde 1947 la comunidad internacional no reconoce a Jerusalén como una ciudad bajo una soberanía unilateral y entiende que el lado oriental, predominantemente palestino, se encuentra bajo ocupación israelí desde 1967.

J-AmLat repudia toda decisión de cualquier actor que siga imponiendo condiciones políticas y sociales en Jerusalén de forma unilateral y que traen consecuencias imprevisibles que minan la confianza entre las partes y que causan la pérdida de más vidas.  La decisión anunciada por Trump contraviene el espíritu de una solución que debe ser alcanzada y aceptada por Israel y Palestina.

La unilateralidad y la imposición nutren las posiciones extremistas.  Trump miente al declarar que esta decisión de su gobierno no afectara las fronteras de Jerusalén ya que serán decididas en futuras negociaciones.  Esta frase esta vacía de contenidos desde el momento en que el reconocimiento es incondicional y no hace siquiera mención a Jerusalén Oriental ni a la política sistemática de discriminación y expulsión de la población palestina, por un lado, y de la judaización de los barrios ocupados, por el otro.

En este momento difícil exhortamos a las comunidades judías latinoamericanas a posicionarse a favor de la paz y repudiar este acto de un presidente que demuestra su incapacidad para encabezar cualquier posible acuerdo entre israelíes y palestinos. Con este reconocimiento y la potencial mudanza de la embajada de Estados Unidos a Jerusalén, el gobierno de Trump pierde cualquier credibilidad como un mediador confiable para ambas partes.

Coordinación J-AmLat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *