Inicio » Comunidad » ¿Es judío mi apellido? Del Burgos, De La Cal

¿Es judío mi apellido? Del Burgos, De La Cal

Enlace Judío México.-Otro más de nuestros lectores expone sus dudas acerca de sus apellidos a nuestro experto en genealogía judía.

Pregunta:

¡Hola!

Antes que todo, muchísimas gracias por su ayuda, mi señora tiene los apellidos Del Burgos De La Cal y sus abuelos son originarios del norte de España de la localidad de La Arboleda en Bilbao Vizcaya. Hoy en día ella vive en Antofagasta Chile, pues sus abuelos migraron en los años 30.

Mi esposa siempre ha tenido inclinación por las lecturas bíblicas del antiguo testamento, en especial del Génesis sobre Moisés, como yo le digo “lo lleva en la sangre”. Hace poco vimos un video en Youtube donde hablaba sobre los judíos llegados a España y nos emocionó muchísimo la posibilidad de que ella sea descendiente de alguna de las 12 tribus originarias de Israel.

Le agradeceríamos muchísimo si nos puede ayudar a salir de nuestra gran duda.

¡Gracias!

Respuesta de Alejandro Rubinstein:

Del Burgos

En 1410 en Toledo, España, se da cuenta de la presencia de judíos portadores de este nombre familiar. Si bien la fórmula más común es De Burgos y su posicionamiento geográfico se ubica en Braganza, Portugal; Ámsterdam, Holanda; el Brasil neerlandés y en la Ciudad de México, es preciso citar que la grafía en estudio tiene en Esmirna, Grecia , a portadores de este apellido y miembros del Pueblo de Israel.

Su significado es “de la ciudad o ciudades” y es que los judíos, al no poder ser dueños de solares, heredades o potosíes, anunciaban su pertenencia a alguna ciudad que les acogía y que, con ello, cumplían con la obligación de emplear apellido, como el resto de la población, a partir del siglo X de la Era Común.

Se trata del apellido 6,907 en la lista de popularidad en España y también se encuentra en Argentina, Canadá, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Francia, Venezuela, Italia, Malta y Suiza.

De La Cal

Ha sido considerado como derivado del óxido de calcio que mezclado con arena produce la argamasa; aunque, más bien, se trata de un apellido que, según Menéndez Pidal, significaba “calle” entre los siglos XII y XVII. Es también un topónimo pues existen poblaciones en España, en específico, en Oviedo, Lugo y Granada, que utilizan este étimo para identificar a sus urbes.

Poseedor de variantes como Dacal, Lacal, Calero, Caler, Caleo, Calera, Cales, Calsina, Calcina y los apelativos familiares franceses Chaux, Lachaux o los alemanes Kalker, Kalkbrenner, Kalkofen y Kalkmann.

Es un apellido muy popular, ya que en España ocupa la posición 3,882 entre la masa de apellidos de tal país. No hay que despreciar la posibilidad de ser un apellido con doble connotación idiomática pues en español significa “de la calle” mientras que en hebreo se asocia a la voz “cahal” que significa Congregación.

Así pues, es evidente que el vocablo da para mostrarse ante la población general como “de la calle” mientras que ante sus correligionarios se mostraba como”de la Congregación”, como muy probablemente lo anunciaran en el Burgos de 1439 en donde se da noticia de la presencia de judíos portadores de este nombre de familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend