Inicio » Destacado » De ganar las elecciones 2018, el PES promoverá el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel

De ganar las elecciones 2018, el PES promoverá el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel

Enlace Judío México- En caso de llegar AMLO al poder, ¿promoverá el  PES el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel? Si es que en Morena hay antisemitismo ¿el PES lo denunciaría?

Hugo Eric Flores es Presidente y Fundador del Partido Encuentro Social, un partido político mexicano, establecido como partido político nacional el 9 de julio de 2014. La ideología del partido es de inspiración cristiana evangélica y  el PES se declara “abiertamente pro-Israel”. De hecho, Benjamín Netanyahu, Primer Ministro del Estado judío, declaró que “los cristianos evangélicos son los mejores amigos de Israel”.

En diciembre pasado, los partidos del Trabajo, Encuentro Social y Morena oficializaron ir en coalición para el proceso electoral de 2018. Sus líderes firmaron el acuerdo para formar la coalición “Juntos haremos historia”, que apoyará el proyecto de Andrés Manuel López Obrador.

De esta manera, un partido que rechaza el aborto y los matrimonios entre personas del mismo sexo se une a Morena, que promueve estos mismos temas, aunque Andrés Manuel López Obrador, dirigente del partido, ha evitado pronunciarse sobre ellos.

¿Está el PES de acuerdo con las políticas de Morena sobre el aborto y el matrimonio igualitario? Y si no ¿cómo es que se ha unido a este partido y cómo piensa reconciliar las posturas?

También le hicimos algunas preguntas difíciles, que Hugo Eric “apechugó” estoicamente: “¿El PES usa a Morena o Morena al PES?” y “Dicen que Andrés Manuel es evangélico, ¿es verdad?”

En la entrevista que hicimos a Hugo Eric Flores, el dirigente del PES habla sobre ser cristiano, sobre sus sentimientos por Israel y su visita a esta nación, y sobre cómo crear una política internacional mexicana a favor de Israel.

EL DIRIGENTE DEL PES Y SU POSTURA SOBRE ISRAEL

Enlace Judío: ¿Cuántos evangélicos hay en México?

Hugo Eric Flores: Yo digo que hay dos maneras de manejar la cantidad de cristianos evangélicos que habemos en México. Las cifras oficiales, son d un censo bastante mal diseñado, donde ponen a diversas denominaciones evangélicas en distintos apartados. No saben hacer preguntas correctas. El censo dice que somos entre 8 y 8 millones y medio. Pero lo cierto es que el crecimiento de la iglesia evangélica en nuestro país es de un crecimiento exponencial.

Yo considero que no debe de haber menos de 15 millones de evangélicos en nuestro país. Pero me parece que es una cifra bastante conservadora. Hay gente que dice que somos más. Por lo menos somos el doble de lo que las cifras oficiales comentan.

EJ: ¿Cuántos de ellos pertenecen al PES?

HEF: No somos un partido de carácter religioso, no lo permite la ley. En este partido habemos muchos cristianos. Lo fundamos cristianos. Los valores de nuestro partido provienen de las sagradas escrituras. Habrá gente que entienda o no esto. Yo seguido me llevo crítica por esto.

La ley surge justamente por un tema de ética y de moral. Somos una organización política que teniendo valores y principios basados en la Biblia, encontramos inspiración para nuestro pensamiento político.

En el PES, yo creo que el 80% de nuestros dirigentes somos cristianos. Y creo que el 90% de nuestra militancia, que es más de medio millón, es de cristianos evangélicos.

EJ: Has dicho, “Sin Dios en la política somos insensibles”. ¿Es importante que Dios esté en la política?

HEF: Creemos que en nuestro país desafortunadamente se confundió al Estado laico con el Estado jacobino. El jacobino es aquél Estado ateo que niega la existencia y que piensa que porque algunos en el ejercicio de nuestros derechos políticos y de nuestra libertad de expresión hacemos expresiones como la que hice en la Cámara de Diputados en el primer discurso de nuestro partido, piensan que estamos violando el Estado laico. Nosotros no creemos esto.

El Estado laico es la separación de funciones entre el Estado y las Iglesias, y lo tenemos muy claro. Pero ha llegado a tantos en este país, que organizaciones de carácter religioso no participan en la vida social de este país, pero en la vida real sí participamos. Hay orfanatos y centros de retiro operados por cristianos. Estamos en la parte social. No reconocer esta realidad es absolutamente absurdo.

Creemos que hay muchas funciones que el Estado mexicano debería de desempeñar. Debería de apoyar a otras organizaciones que por su naturaleza podrían ser más afines. Tenemos a miles de niños mexicanos en orfanatos del DIF, abandonados a su suerte. Cuando el Estado mexicano podría estar apoyando organizaciones que sí tengan la vocación de ayudar a los niños.

Nosotros queremos romper ese Estado jacobino, porque eso no es un Estado laico. Piensan que sacando de toda actividad a cualquier iglesia se respeta al Estado laico.

Lo más grave es que se ha ido creando una moral pública en nuestro país. De entrada en nuestra vida personal, tenemos algo sobre nosotros. Y ése es Dios. Y es por lo que nosotros buscamos dar cuentas. Dar buen testimonio. Hay una cosa distinta que nos obliga a no ser como la mayoría de los políticos.

Yo encontré el discurso de un constituyente de 1917 que hablaba de sacar a Dios de la vida política. A mi me parece que fue un gran error. Haber sacado a Dios de la vida pública de nuestro país nos ha llevado a tener gente que no tiene moral, que no tiene ética. Gobiernos insensibles a la necesidad real de la gente.

Creo que ha llegado el momento de dar un paso atrás y de que aquellos que profesamos una fe, no nos de vergüenza decir quiénes somos y que no nos de vergüenza pensar que nuestro país puede cambiar si empezamos a regirnos con una ética distinta. Hay mucha crítica si debe ser la ética judía o cristiana. Nosotros decimos que sí porque es con la que nos hemos criado. Eso le dio vida al mundo occidental, que es lo mejor además que tiene este mundo, y es de carácter universal.

En lugar de retraernos vamos a seguir diciendo que fue un error convertirnos en un Estado ateo que niega la existencia de Dios. Desde luego, si hay personas ateas, está muy bien, pero si habemos creyentes, que no nos de pena decir quiénes somos y qué pensamos.

EJ: ¿El PES tiene algún plan en su agenda encaminada al reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel en caso de llegar al poder?

HEF: Sí claro. Somos el primer partido en este país en ser abiertamente pro-Israel. Y lo vamos a seguir sosteniendo. Desde luego que tiene que ver un poco con nuestras creencias religiosas pero también tiene que ver con la historia política. Jerusalén es la ciudad de David, y entonces Jerusalén debe de ser la capital de Israel. Así debería de ser reconocida por el conjunto de naciones.

Mi hija, que es dueña de la mitad de mi corazón, se llama Jericó. Muchos dirán, no tiene nombre de niña. Pero tiene un simbolismo muy especial para nosotros: su nacimiento hizo que se nos cayeran un montón de murallas a mí y a mi esposa. Llegué a Jericó en Israel y no pudimos entrar a la ciudad.

EJ: ¿Por qué?

HEF: Por ser “zona ocupada”. Desafortunadamente tuvimos que ver Jericó sólo en los anuncios de la carretera y desde luego que nos subimos a un monte y apreciamos a todos Jericó.

Hay demasiados antecedentes históricos y bíblicos de quién era esa tierra. De cómo se fue conquistando. Por eso es que vamos a seguir diciendo abiertamente: claro que nosotros somos pro-Israel y claro que nosotros vamos a promover en su momento como partido político el reconocimiento de Jerusalén como la capital política de Israel porque eso es lo que debería de ser la ciudad de David.

EJ: ¿Qué opina Morena al respecto?

HEF: Tengo que ser muy sincero. Hemos hablado poco del tema, pero está en la mesa. Yo no tengo la menor duda de que habrá un cogobierno y de que seguramente muchas de las ideas políticas que nosotros tenemos podrán ser llevadas a la arena pública de nuestro país.

Mucha gente pensará que es bueno, mucha gente pensará que es malo. Nosotros sabemos que para nuestro país eso sería una gran bendición espiritual y desde luego que vamos a tratar de convencer a quien será el próximo presidente de nuestro país, porque él no es solamente candidato de Morena y del Partido del Trabajo, también es candidato del PES y desde luego que vamos a tratar de influir en su política en materia internacional. Y esa es nuestra postura.

Hace falta mucho más análisis. Les sorprende. No es un tema que haya estado en la agenda política de México, de manera increíble. Habiendo tanta gente de Israel en nuestro país, habiendo tanta relación. El sueño de todo cristiano evangélico es ir a Israel.

En el último viaje que hice a Israel hice un viaje muy extraño, que las personas que me acompañaban me decían, “¿Por qué lo decidiste?”. Les dije, “Quiero hacer la ruta de David. Quiero andar en los montes donde anduvo David pastoreando, quiero estar en el valle donde David derrotó al gigante. Y quiero sobre todo llegar a Jerusalén, la ciudad que David fundó.

Para nosotros es una cuestión muy importante. Esperamos poderla transmitir con esta misma emoción que lo estoy haciendo yo ahorita. Yo creo que va a ser bien aceptada. Cuando a Israel se le logre ver de otra manera en nuestro país. Pero no ha estado en la agenda pública. Siendo Israel un país tan importante para el nuestro y para millones de mexicanos.

Ha habido una inercia de estar votando siempre en contra. Aquí hay empresarios judíos muy importantes en este país. No entiendo porque no se ha logrado traer ese tema a la agenda en materia de política internacional pero ya la va a traer el PES. Nuestro partido la va a traer y la va a abanderar con mucha firmeza.

EJ: ¿Y también cuando México vote en la ONU?

HEF: Sí desde luego. Nosotros queremos que se crea una política internacional mexicana en favor de Israel.

EJ: Si es que en Morena hay antisemitismo ¿ustedes lo denunciarían?

HEF: Sí claro. Esto no fue la fusión de dos partidos. Cada partido conserva su identidad, su personalidad y claro que lo denunciaríamos. Lo que yo me he podido dar cuenta de nuestro precandidato Andrés Manuel López Obrador es que es bastante favorable, tiene amigos judíos. Siento que va a poder prosperar esta idea, que hacía falta quién la empujara. Y nosotros la vamos a empujar. Y desde luego que si hubiera antisemitismo, claro que también lo denunciaríamos.

EJ: ¿Tienen algún plan de trabajo para hacer crecer las relaciones y aprovechar el enorme potencial tecnológico que Israel ofrece?

HEF: Si las cosas nos salen bien, el próximo gobernador de Morelos va a hacer un miembro de nuestro partido. Es el candidato de la coalición, una en Morelos muy poderosa. Y platicábamos la semana pasada de empezar a traer expertos de Israel para combatir el crimen en el Estado de Morelos.

Finalmente, el Estado de Morelos es un Estado muy asediado, muy golpeado por el crimen organizado. En Morelos hay un C5 bastante mal equipado. Ya estábamos imaginando cómo le íbamos a hacer. Además tenemos amigos en Israel y desde luego también aquí en México que ya estamos pidiendo un plan que queremos presentarlo a la sociedad y sentimos que va a ser muy benéfico para el Estado de Morelos.

Además en todo este tema de tecnología yo quisiera que fuéramos más allá. El tema por ejemplo del campo. Nuestro precandidato anda anunciando una inversión sin precedentes al campo mexicano. Lo he escuchado en varias ocasiones, en una de estas yo le decía, “Deberíamos de voltear a Israel porque es increíble lo que allá pasa”. En materia de agricultura también tendría que ser una realidad.

También en el ámbito comercial. Hoy que México está batallando en el tema de los EE.UU. en el TLC, yo creo que tendríamos que buscar otros aliados potenciales fuertes. Tuve una plática con el gobernador de Samaria hace unos meses y sé que hay un bloqueo de muchos productos de allá para Europa. México tendría que ir construyendo una política comercial con Israel que abarcara muchas más cosas. Platicábamos de los productos de Samaria y todo eso se consume aquí en México.

Hay que fortalecer los lazos comerciales con Israel. En mi punto de vista le iría mejor a México que a Israel. Pero pues somos mexicanos, no es que queramos que nos vaya mejor a nosotros, pero habrá una gran oportunidad de crecimiento. La parte tecnológica, la parte de agricultura y en fin, una política pública en materia comercial sería extraordinaria y me parece que Israel debería ser uno de los principales aliados de México.

EJ: ¿Cuál es su recuerdo más importante de Israel?

HEF: Como cristiano, ver bautizar a mis hijos en el Río Jordán, es una cosa que cualquier cristiano quisiera tener. Yo le doy gracias a Dios por tener esa oportunidad. Es un tema de un gran significado espiritual, familiar y por eso es que tengo que mencionarlo en primer lugar.

Pero hay muchísimas cosas. Navegar en el Mar de Galilea para los que somos cristianos es una cosa que a nosotros nos gusta mucho. Hay un pasaje en la Biblia en Deuteronomio que a mi me gusta mucho, sobre las maldiciones y las bendiciones, donde menciona al Monte Gerizim y pues uno lo ve ahí. Son cosas que se quedan en la cabeza.

Y pues ya de Jerusalén no hablemos. Me levanté todos los días que estuve en Jerusalén muy temprano antes de que saliera el sol porque me iba yo a orar al Muro de los Lamentos. Darme cuenta de la religiosidad que tiene la gente en Jerusalén, para mí es algo sorprendente. Es otra cosa. Nos encantan todos los símbolos hebreos, el Menorá, etc. Todo eso nos encanta a nosotros. Hay tantas cosas que podría decir.

Me gusta mucho la estatua de David y realmente no es que tenga mucho. Esa estatua de David podría estar en Jerusalén. David podría estar en su trono. O podría estar con la cabeza del gigante bajo sus pies. O podría estar en una actitud de rey. Y no. La estatua de David en Jerusalén es un rey tocando un arpa.

Hoy México, Israel y todo el mundo necesitan personas que tengan paz espiritual. Por eso me encanta la estatua, cosa que no muchas gentes dirán. A mi me encanta porque es un rey que alababa a Dios y tenía paz espiritual. Necesitamos que nuestros líderes tengan paz espiritual para tomar buenas decisiones.

EJ: Darles la paz espiritual está muy difícil…

HEF: Es muy complicado, es una actividad muy complicada. Lo tengo que decir de esta manera tan clara. La única manera en que una persona puede tener paz espiritual es porque tiene una relación personal con Dios. No hay otra manera. Aspiramos a que nuestros líderes, nuestros presidentes, nuestros primeros ministros, los ministros del gabinete, puedan tener una relación con Dios. Porque eso es lo único que puede dar paz, pero también lo necesita un maestro, un campesino y un empresario. Es un tema de relación personal. Y no me queda duda de que David tenía una profunda relación personal con Dios para poder escribir lo que escribió y seguramente por haber sido el rey tan bueno que fue que después de miles y miles de años se siga honrando su memoria.

Por eso es que nosotros creemos que la única manera de tener paz espiritual es cuando uno tiene una relación personal con Dios.

EJ: ¿Has tenido en Israel contacto con políticos, con autoridades…?

HEF: Sí, sí, claro. Me he reunido con el gobernador de Samaria (puede ser Yossi Dagan, nota de la editora). Con el de Tiberías. También vi al presidente de la república [sic]. Sí tenemos contacto con ellos. Sí saben ellos cuál es la posición que tiene nuestro partido con respecto a Israel. Hemos tenido relación con rabinos. Es fácil distinguir, hay un gobierno civil, pero también hay un gobierno religioso. Y sí se pueden confluir. Acá en México eso no existe, dirían, “No, estás violando el Estado laico”.

No, no. Hay Estados como Israel donde hay democracia, donde es posible la convivencia religiosa con el gobierno civil. Me quedé muy sorprendido con el presidente. No he tenido la oportunidad de conocer al primer ministro, muero de ganas por cierto. Pero me llevé una gran impresión también de la democracia que hoy existe en Israel, que es clara, contundente. Independientemente de las divisiones que pueda haber de las ideologías de los partidos políticos. Hay una nación que tiene un sentido de nación como tal, que tiene un alma de nación, y que están trabajando aunque piensen diferente en el mismo sentido.

Sí he tenido la oportunidad y han sido experiencias muy buenas.

EJ: ¿Qué te han dicho de México?

HEF: A algunos les sorprende. Me dio mucho ver al gobernador de Samaria, yo le comenté a mi familia que estaba con un Josué . Porque ellos están en guerra. La posición de ese gobernador es muy complicada, es completamente distinta. Me llevó a un monte donde se ve Tel Aviv y me dijo, “esta es la franja a la que nos quieren orillar ¿cómo ves?”. Pude hablar de ese tema, pero viéndolo, porque además lo conocemos.

Platiqué también con el gobernador de Tiberías. El tema de Tiberías es distinto. Es más turístico, de inversión, hubo alguna identificación muy rápida con él porque él estudió en EE.UU. igual que yo y pues fue fácil la comunicación, como que fue otra región completamente distinta. Y lo pudimos observar claramente.

EJ: Hablabas del sentido de nación que percibiste en Israel ¿Dónde está ese sentido de nación en México o hacia a dónde hay que buscar ese sentido o esa alma de la nación mexicana? Por supuesto teniendo en mente al Estado de Israel.

HEF: En nuestro país, nuestra nación se nos volvió nuestra familia. No temo decir lo que voy a comentar. Yo le debo muy poco al gobierno y le debo mucho a mis papás. En México ante la ausencia de liderazgos que podríamos nosotros respetar nos hemos tenido que concentrar en la casa. Y los papás se convierten en los que te impulsan, en los que te cuidan, en los que te orientan. No todos los mexicanos hemos tenido esa oportunidad, pero la institución familiar en este país es la institución. Nos guste o no nos guste, lo compartan o no lo compartan, en tiempos modernos o tiempos viejos. Eso es lo que le ha dado cohesión a nuestro país.

Nosotros hablamos mucho, no de tener programas asistencialistas con respecto a la familia sino ¿cómo le vamos a hacer para fortalecer a la institución familiar? Creemos que esa es la institución más importante que puede recomponer el tejido social.

Nuestro precandidato hace no mucho acaba de declarar en un lugar donde muchos de los muchachos se dedican a ser sicarios o a sembrar droga, porque no tienen oportunidad de vida, hablo de una región del Estado de Guerrero. Él dijo una frase, hay que educar a estos jóvenes para que no se dediquen y se regresen a la escuela: “Becarios sí, sicarios no”.

Después lo entrevistan y el hablaba de dar una amnistía a esa gente que se tiene que dedicar a esta actividad. No estaba hablando de los grandes capos. Todo mundo dijo, “Va a amnistiar a los grandes capos”. Estaba hablando de la gente humilde. De la gente que no tiene oportunidad. Que son carne de cañón del crimen organizado. A esos son los que hay que amnistiar. A esa gente que se ha tenido que dedicar desafortunadamente a esta actividad.

Después yo platicando con él le decía, “Y también a los papás”. Porque los muchachos deben de volver a estar sujetos a una autoridad. Tienen que otra vez sentirse orgullosos de respetar a su mamá, de hacerle caso a su papá, porque esa fue la gran riqueza de esa nación. Y todavía existe en muchos lados ¿no? Yo creo que vamos a poder sacar a muchos jóvenes de las drogas y de ser carne de cañón del crimen organizado si les damos educación, pero si les devolvemos a su familia. Eso nos interesaría mucho.

SOBRE SU COALICIÓN CON MORENA

EJ: ¿Está usted de acuerdo con las políticas de Morena sobre el aborto y el matrimonio igualitario? Y si no ¿cómo es que se ha unido a este partido y cómo piensa reconciliar las posturas?

HEF: Desde luego que no podemos estar de acuerdo. Nos hemos combatido. Hemos sido adversarios en la arena política. Yo fui constituyente de la primera Constitución de aquí de la Ciudad. Ahí están nuestras expresiones públicas. Estamos completamente en contra de estas propuestas.

Nos hemos unido con un gran objetivo y con algunos objetivos secundarios. El gran objetivo es lograr el gran cambio político de nuestro país. Nuestro país ya no aguanta, hay que hacer un nuevo régimen. Un régimen de respeto, de reconocimiento de la pluralidad, de saber quiénes somos hoy los mexicanos. Siempre vamos a decir que a pesar de que hay grandes diferencias, hoy tenemos un gran objetivo. Lograr el cambio político de nuestro país y lograr la transformación nacional.

Queremos ser parte de ese régimen que no terminó de nacer en México. De ese régimen democrático que muchos queremos y ese es el principal objetivo. Nosotros sentimos que hoy la posibilidad de ese cambio de régimen sólo lo tiene un liderazgo: el de Andrés Manuel López Obrador.

¿Cuáles son los objetivos secundarios? Respetarnos. Ellos no nos van a convencer de pensar como ellos piensan. Nosotros estamos conscientes de que tampoco los vamos a convencer. ¿Eso significa que no podemos ser una nación? ¿Que no podemos a pesar de nuestras diferencias unirnos y respetarnos? Algunas veces me han criticado mucho que si yo estoy en contra de los derechos de las personas y que discrimino por eso.

Nosotros hemos sido un grupo discriminado en este país. Hemos sufrido mucha discriminación. Estuve este fin de semana en Chamula. Chamula es el mejor ejemplo, no de la discriminación: de la persecución religiosa que todavía existe en este país. Nosotros no podemos discriminar a nadie porque hemos sido discriminados al ser minorías. No queremos discriminar a ninguna minoría, inclusive a aquellos que acogiéndose a su derecho privado de practicar una preferencia sexual, nosotros lo respetamos. La gran pregunta es ¿eso tiene que ser una política pública? ¿o tiene que ser un derecho que la persona pueda ejercer en la privacidad de su propia vida? Pues que la ejerza es un derecho.

No vamos a combatir nunca eso. Lo que vamos a combatir ese el tema social. Yo en la constituyente puse un ejemplo: ¿Qué les parecería si yo propusiera que la Constitución de la CDMX propusiera como la religión oficial a la religión cristiana evangélica? Me dijeron, “¡Cómo crees! Eso no es posible”. Porque yo hago uso de mi derecho para ser un cristiano evangélico. Hago la analogía: ¿por qué ustedes quieren de manera pública convertir un derecho privado en un derecho social? Eso es en lo que no estamos de acuerdo en lo que no compartimos con ellos y eso no quiere decir que no nos respetamos, que los atacamos, que los perseguimos. No somos así. No daríamos buen ejemplo de decir que somos cristianos si es que estamos nosotros tratando de discriminar a alguien.

No es nuestro objetivo. Y creo que podemos construir un país conjuntamente con todas las personas que hemos sido minorías y que queremos el cambio político en nuestro país. El tema es muy sencillo. Reconocer la pluralidad que hay en nuestro país y respetarnos mucho. Eso es lo que nosotros ofrecemos. Difícilmente nos van a convencer. No nos van a convencer, es lo que nosotros pensamos y respetamos lo que ellos piensan.

Esta coalición política hoy se da con un gran objetivo, pero también con el objetivo de respetarnos. Morena seguirá pensando lo que ellos piensan, y PES seguirá pensando lo que nosotros pensamos en estos temas.

EJ: ¿Al momento de legislar cómo se va a dar eso?

HEF: Finalmente cada partido tendrá su grupo parlamentario. Seguramente nuestro grupo parlamentario defenderá nuestra ideología. Y el grupo parlamentario de Morena defenderá su ideología. Hay muchas coincidencias. Esta es una de las grandes diferencias. Pero lo resolvimos respetando cada quién lo que piensa.

EJ: Dicen que Andrés Manuel es evangélico, ¿es verdad?

HEF: Él no me lo ha manifestado. Yo creo que es un buen cristiano. Claro que en varias pláticas privadas que hemos tenido, él me ha demostrado no diciéndome, sino en la manera que habla de su fe, en muchos discursos utiliza de manera muy permanente palabras de la Biblia. Ayer estuve en unos eventos con él en Chiapas y por ejemplo mencionó el pasaje donde Esaú le vende su primogenitura a Jacob, y decía él, “no vayamos a vender nuestro país por un plato de lentejas”.

Mi impresión es que Andrés es un buen cristiano. No se manifiesta como un cristiano evangélico o católico hasta donde yo sé, pero lo más importante es tener los valores, más allá de si profesamos alguna religión en particular.

EJ: Estas son algunas de la preguntas que nos han enviado por las redes ¿AMLO es tu socio, tu dueño o tu aliado?

HEF: AMLO es el líder de una coalición política que está intentando cambiar nuestro país. Socios no somos porque esto no es una empresa. Mi dueño tampoco es. Yo solamente tengo un señor al que le sirvo que es a Dios, el creador de todo lo que existe. Él sí es mi dueño. Tengo algunos subdueños como mi hija que me tiene loco, o como mi esposa.

En el caso de Andrés Manuel, fíjese que yo creo que ni siquiera es un tema de una alianza política. Ahí están nuestras definiciones: nosotros hicimos una alianza espiritual. Una alianza de valores. Nosotros no queremos traer conflicto a nuestro país. Nuestras grandes pláticas fueron ¿cómo le vamos a hacer para reconciliar a México? ¿Cómo le vamos a hacer para que otra vez el poder económico no influya y compren los votos de miles de gentes y que parezcamos que estamos disasociados con las necesidades de la gente?

Aspiramos a vivir en un país de paz con reconciliación. Esa es la gran alianza que tenemos con Andrés Manuel López Obrador. Él lo definió desde el primer día en que firmamos el acuerdo, que la alianza con nosotros era una alianza espiritual, porque es una alianza de valores. De gente que quiere el cambio en paz y en reconciliación en nuestro país.

EJ: Mucha preocupación de la gente es que Morena no ha denunciado lo que pasa en Venezuela, por ejemplo y temen de que México se vuelva Venezuela ¿Cuál es tu opinión al respecto?

HEF: Está muy fácil. ¿La Ciudad de México se volvió Venezuela? Porque Andrés Manuel gobernó esta ciudad y hay un antes y un después de Andrés Manuel aquí. La gente en la ciudad no quiere a Andrés Manuel porque se haya convertido en un Chávez o porque haya sido un Maduro. Para empezar, Andrés Manuel ni formación militar tiene. No hay manera, no tiene esos conceptos militares.

EJ: De repente algunos de sus cercanos han dicho, como Díaz Polanco, que le gustaría que México sea como Venezuela…

HEF: Un video viejísimo y que no dijo Andrés Manuel. A mí de repente me cuesta mucho trabajo controlar las opiniones de algunos de nosotros. Por ejemplo, una diputada de nosotros en Zacatecas, es una niña muy linda, con mucha proyección, con mucho futuro. Mandó a poner unas cercas para evitar que fueran atacadas las niñas sexualmente. ¿Yo puedo controlar lo que dice Iris? Fue un error lo que ella cometió. Cuando me lo explicó tampoco le encontré sentido. No le veo ningún objetivo de política pública. Entonces cuando Iris dijo que con cercas podíamos atacar este gran problema de las agresiones sexuales a niñas, pues es absolutamente imposible.

Lo digo esto porque Andrés Manuel no va a poder estar en control de mucho de lo que digan gentes de Morena. Ese video que hoy publicitan tanto es un video viejo, bastante viejo, ni siquiera es un tema nuevo.

Aquí en nuestro país siempre ha habido un sueño latinoamericano de igualdad, de justicia. Hace muchos años era Fidel, y antes de Fidel fue Perón. Ahora puede ser el que quieran. Pero ahora simple y sencillamente México es un país completamente distinto. No hay manera de equiparar lo que pasó en Venezuela.

La pregunta es ¿y por qué no implantó una revolución socialista cuando fue jefe de gobierno? A mi me parece que el objetivo de Andrés Manuel es alcanzar la igualdad social y que en este país lo necesitamos. 150 mil mexicanos son dueños de la mitad del PIB de este país. Y los otros 120 millones de mexicanos nos tenemos que repartir la otra parte.

No estamos en contra de nadie, lo único que decimos es que en este país se necesita crear una clase media muy fuerte. Distribuir mejor la riqueza. Tuve la oportunidad de ir a un crucero con puros judíos, y estuvo pesado, no hablaban casi inglés muchos. Lo que más me gustó de ese crucero, y es algo que se los cuento a mis hijos, es que yo no vi clases sociales. Yo vi a gente de todo tipo. Algunos que eran jardineros y otro que era un empresario muy rico, y los vi conviviendo en la misma mesa, entrando en los mismos lugares, formándose en la misma fila. Yo no sé si era todo Israel, pero por lo menos lo que yo vi en ese crucero a mí me gustó. No había diferencia, simple y sencillamente estabas platicando con un hombre muy rico y con otra persona que había hecho un esfuerzo para estar ahí pero estaban conviviendo y comiendo.

Estamos tratando de construir un país donde la distribución de la riqueza sea mejor. ¿Eso significa que queramos construir un país comunista, socialista? Eso ya no existe. Me parece que Andrés Manuel está en lo correcto cuando habla de construir un país donde haya más igualdad social. Eso es lo que nos va a hacer a nuestro país adelante. No nos vamos a convertir en una Venezuela, hasta risa nos da, porque es pura mercadotecnia política. Así ya le ganaron a Andrés Manuel en alguna ocasión, es pura mercadotecnia de política y me parece que hoy los mexicanos estamos preparados para no dejarnos engañar. Porque Venezuela no se puede equiparar a México de ninguna manera, y Andrés Manuel mucho menos a la gente que hoy lidera Venezuela.

EJ: ¿Qué les podrías decir a los empresarios que han expresado tener cierto temor a que llegue un partido como Morena al poder por estas aparentes cercanías a países como Venezuela o Corea del Norte, para tranquilizarlos un poco?

HEF: Yo les diría una cosa. Lo primero es que cuando Andrés Manuel fue gobernante de esta ciudad empezó el boom inmobiliario porque Andrés empezó a tomar decisiones muy importantes, como expropiar predios en el centro para tratar de convertir en una inversión pública. Justo en el gobierno de Andrés Manuel es donde detona todo esto. Lo que le decimos a los empresarios es que abran los ojos. Que vean lo que pasó cuando gobernó Andrés Manuel. Al contrario, hubo un boom de inversión privada que después se ahondó en el gobierno de Marcelo Ebrard. Hoy que no hay un gobernante de izquierda aquí en la ciudad, aunque dice que sí, lo cierto es que eso medio se detuvo. Se construyó el segundo piso con Andrés Manuel y la otra parte de cuota con Marcelo Ebrard.

La verdad es que lo único que les pedimos es que abran los ojos porque aquí lo que pasó es que eran gobernantes que estaban haciendo lo que tenían que hacer y que desafortunadamente no han logrado permear. Andrés Manuel promovió programas de compensación social, pero ¿estuvo mal promover un programa de compensación social para personas de la tercera edad? ¿En esta ciudad que hay tantos ancianos abandonados por sus hijos? Nos parece que fue un total acierto. ¿Fue un error de Andrés Manuel promover un apoyo universal para las madres solteras? Me parece que es un acierto, son los mecanismos de compensación social que nos hacen reconstruir el tejido social. A mi me parece que por eso la violencia no se desató aquí y el narco no se pudo venir a apropiar de la mente de nuestros jóvenes.

Después con Marcelo Ebrard, impulsar muy fuerte el programa de Prepa Sí. ¿Dónde se pusieron las prepas? Y por cierto, en condiciones de instalaciones muy malas. En los lugares de más alta peligrosidad. Era meter a los muchachos a la escuela.

Ahí están las muestras. Lo único que necesitamos todos los mexicanos es ver lo que sí pasó, no lo que nos dicen que iba a pasar. Claro que hay sectores en Morena más radicales, muy respetables, pero yo no veo que esos sectores sean los que tienen el control de Morena. Yo no lo veo y miren que estoy conviviendo con ellos todos los días. Ahorita vengo de una reunión con ellos que se alargó.

En segundo lugar. La posición de nuestro partido. Somos un partido que está en favor de la libre empresa. Absolutamente a favor de la libre empresa. Es más, queremos acabar con esta imposición tan fuerte y tan bárbara de impuestos. Un empresario en México, si paga sus impuestos, tiene que pagar casi el 50% de sus utilidades. Eso le deja poco margen para ayudar a sus empleados. Ahí está la posición de nosotros como partido. La hemos hecho en la Cámara de Diputados, nosotros queremos que el impuesto sobre la renta, que hoy es el de 32%, disminuya a 21%, porque nada nos daría más gusto que esos empresarios invirtieran ese dinero en darle mejores condiciones salariales y de seguridad social a sus empleados.

Eso no lo dice Morena, eso lo dice PES. ¿Cuál es el garantía? Si el empresario se voltea a ver esta coalición, que hoy está integrada por el PT, a algunos de ellos sí les gustan las cosas que hay en Corea del Norte. Yo no conozco Corea del Norte pero sí conozco Corea del Sur, y a mi Corea del Sur me encanta, creo que es un gran ejemplo de lo que tendríamos que hacer muchas naciones, pero pues habrá gente que piense como ellos. Aquí hay una coalición, somos tres partidos y uno de estos partidos cree absolutamente en la libre empresa y cree absolutamente en que al rebajar el impuesto sobre la renta habría mucho más oportunidad de crecimiento si no estamos ahogando a los empresarios.

Desafortunadamente, ser empresario en nuestro país es muy complicado. Déjense ya de los trámites burocráticos. Es muy complicado porque el sistema fiscal los ahoga. Es muy difícil que un empresario pequeño pase a ser mediano o que un mediano pase a ser grande. Es muy complicado. ¿Quiénes son los grandes ganadores? Solamente los grandes empresarios. Y no está muy complicado que siga siendo lo que queremos para nuestro país. Nosotros quisieramos un país lleno de miles de emprendedores.

Doy un último ejemplo. Quedó en la Constitución de la Ciudad de México un concepto que impulsamos que se llama inversión social productiva. No nos gustaría que el gobierno siguiera regalando dinero a mansalva. Solamente a las clases más desprotegidas, madres solteras, gente de la tercera edad, gente con discapacidad o becar a jóvenes para que puedan tener un futuro educativo. Seleccionar muy bien cuáles son los grupos más vulnerables, y lo demás invertirlo socialmente para devolverlos a la gente productiva. Hoy todos los gobiernos, los panistas y los priistas, dicen que no son comunistas ni socialistas, pero regalan dinero al por mayor. En lugar de invertir para que la gente se organice y hagan una empresa para salir adelante, no, regalan dinero.

Critican mucho a Andrés Manuel y ellos hacen eso. Usan los programas sociales para contener a la gente, para tenerlos en un padrón que después pueda votar por ellos. ¿Qué pasaría si retiráramos tantos y tantos apoyos que no se utilizan bien y los invirtiéramos de manera distinta? Hay una institución que se llama el INAES, con unos presupuestos reducidísimos. Acá en la Constitución ya se aceptó: va a haber fondos públicos para invertir para combatir la pobreza pero a gente que se vuelve emprendedora. Que el gobierno ayude con recursos públicos para que la gente pueda catapultarse.

Desafortunadamente las políticas del PRI y del PAN es regalarles el dinero. Nosotros no queremos regalar. Esa es la postura de PES. A esos empresarios yo les digo: hay tres partidos en esta coalición, deberían de escuchar nuestras posturas y seguramente les van a sorprender. Vamos a intentar que muchas de estas se conviertan en política pública.

EJ: ¿Cómo piensan cuidar el voto?

HEF: Justamente vengo de una reunión donde ya se estuvo hablando de la defensa del voto. Eso es lo más importante. Hoy tiene que ser el gran objetivo. Vemos que hay millones y millones de mexicanos que quieren votar por nueestra coalición. Tendremos que tener representantes en todos lados. Afortunadamente hoy Morena no solamente va solo. Tiene a dos partidos que tendrán que crear estructura electoral y nuestro compromiso es tener representantes en todas las casillas del país. No somos un partido que cuenta con muchos recursos pero estamos muy orgullosos de lo que hemos hecho hasta ahora.

El año pasado cubrimos el 80% de casillas en el Estado de México y este año vamos por el 100%. En Baja California ya lo hemos logrado. Creo que es muy importante cuidar las casillas y contar bien los votos de los mexicanos. Ahí está la clave de la elección, has tocado el punto medular. Creemos que la elección se va a ganar y necesitamos que los votos se cuenten bien y seguramente estaremos del otro lado.

Para eso necesitamos también a una autoridad que no se vaya a vender, que no deje pasar las cosas. Necesitamos una autoridad electoral que sean árbitros. Yo confío mucho porque a nosotros nos dieron el registro porque cumplimos los requisitos: las asambleas, los afiliados, la votación. Ha sido muy respetuoso con nosotros el INE. Yo espero que el INE cumpla con esta tarea histórica de que el próximo 1 de julio se cuenten bien los votos porque estamos seguros de que vamos a ganar la Presidencia de la República.

EJ: ¿El PES usa a Morena o Morena al PES?

HEF: Aquí no estamos buscando usar a nadie. Estamos buscando hacer una coalición que haga el cambio político de nuestro país. Dependiendo, algunos de Morena podrán pensar que somos oportunistas o algunos otros dirán que gracias a nosotros se rompió el techo que traían y los empujamos 4 puntos arriba. Pero no se trata de eso, de ver si a ellos les convino o no la alianza. Lo más importante es tratar de ganar la Presidencia de la República el 1 de julio y ahí si, lo que digan no nos va a importar. Ese es el gran objetivo y ahí está puesta nuestra mirada.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

5 Comments

  1. RICARDO Navarrete dice:

    DIOS BENDIGA Y PROSPERE ESTE PARTIDO POLÍTICO. BENDICIÓNES A ISRAEL

  2. hector campos dice:

    Buenas intenciones, pero solo eso, ni quien vote por ese partido, todavía fuera Acción Nacional o el PRI

  3. Ricardo alonso Valverde dice:

    Felicito a México si toma la decisión de la bendición pro Israel…apoyen a un líder Cristiano para que la bendición sobreabunde por el poder de Dios …amén

  4. Josef dice:

    pan y prd juntos,,,,evangelicos con amlo el socialista nacionalista
    el menu para el dia de las elecciones,,,chicharron de puerco con mermelada de durazno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend