Enlace Judío México.- Se informa que 21 naciones en pacto recopilarán y compartirán información de inteligencia dirigida a yihadistas europeos que buscan volver a casa tras pelear para ISIS en Medio Oriente.

Fuerzas progubernamentales iraquíes se reúnen en Rawa después de que las tropas retomaron la ciudad del valle del Eufrates de los yihadistas del grupo Estado Islámico, el 18 de noviembre de 2017. (AFP / Suleiman al-ANBARI)

Israel es miembro de una operación secreta de recolección e intercambio de información compuesta por 21 naciones que se dirigen a yihadistas europeos que vuelven a sus hogares después de luchar en Siria con el grupo Estado Islámico, informó el domingo el diario alemán Der Spiegel.

Citando a Alemania como otro de los miembros, el periódico dijo que la operación antiterrorista era conocida como “Gallant Phoenix” y que estaba siendo conducida desde un centro de Comando de Operaciones Especiales Conjuntas de Estados Unidos en Jordania.

La operación se enfoca en recolectar documentos, datos, rastros de ADN y huellas dactilares que se han recuperado de antiguos bastiones del EI y compararlos con inteligencia ya adquirida por otros países en el pacto, dijo el informe, aunque solo nombró a Alemania e Israel como miembros.

Se calcula que unas 40,000 personas viajaron de todo el mundo para tomar las armas para el grupo Estado Islámico, que ocupó un territorio en Siria e Irak y declaró un califato en 2014.

A finales de 2017, el grupo sufrió una abrumadora derrota en Siria e Iraq, expulsado de más del 96 por ciento del territorio que alguna vez tuvo y no logró su objetivo de establecer un califato en la región. Desde entonces, muchos de los combatientes extranjeros que han viajado a la región han buscado la manera de regresar a Europa.

Imagen ilustrativa sin fecha publicada en un sitio web militante el 14 de enero de 2014, muestra combatientes del Estado Islámico marchando en Raqqa, Siria. (AP, Archivo)

El mes pasado, el primer ministro Benjamin Netanyahu indicó que la inteligencia israelí había ayudado a frenar el regreso de los combatientes del Estado Islámico e incluso había impedido que aviones secuestrados se estrellaran en ciudades europeas.

A través de nuestros servicios de inteligencia hemos proporcionado información que ha impedido varias docenas de ataques terroristas importantes, muchos de ellos en países europeos“, dijo a los embajadores con sede en Israel de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Algunos de estos podrían haber sido ataques masivos, del peor tipo que se ha experimentado en suelo europeo y aun peores, porque involucran a la aviación civil. Israel lo ha evitado y, de ese modo, ayudó a salvar muchas vidas europeas“, dijo Netanyahu, al parecer refiriéndose a secuestros de aviones.

Netanyahu agregó que además de luchar contra el terrorismo del Estado islámico dirigido a ciudades europeas, Israel también estaba impidiendo que el grupo creara un segundo bastión en Egipto.

El primer ministro Benjamin Netanyahu habla durante el almuerzo con embajadores de la OTAN en Israel en el hotel King David en Jerusalén el 9 de enero de 2018. (Hadas Parushl / Flash90)

ISIS está siendo destruido en Irak y Siria, pero está tratando de establecer una base territorial alternativa en el Sinaí. Israel está contribuyendo a impedir eso de innumerables maneras“, dijo. “En general, diría que Israel es la fuerza autóctona más poderosa en Medio Oriente que lucha contra el Islam radical“.

Mientras, según informes, miles de ciudadanos europeos viajaron a Siria e Iraq, Israel ha visto comparativamente pocos ciudadanos unirse al grupo Estado Islámico, aunque sigue siendo una preocupación importante para las fuerzas de seguridad.

El mes pasado, el servicio de seguridad Shin Bet dijo que un árabe israelí de 26 años había sido arrestado bajo la sospecha de haber jurado lealtad al grupo Estado Islámico y planeaba llevar a cabo un ataque en Israel en su nombre. En diciembre, un bielorruso-israelí convertido al Islam fue condenado por intentar unirse al grupo en Siria, casi un año después de intentar viajar al país a través de Turquía.

El Shin Bet estima que aproximadamente 50 ciudadanos árabes de Israel han viajado a Siria o Irak para unirse al grupo en los últimos años.

Fuente: The Times of Israel – Traducción: Silvia Schnessel – Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudíoMéxico