avatar_default

Enlace Judío México – Un miembro de la Yihad Islámica palestina fue acusado el miércoles por la mañana de recopilar información de inteligencia para un ataque planeado contra un barco de la Armada israelí, con el objetivo de secuestrar soldados israelíes.

El 12 de marzo, un buque de la Armada israelí detuvo un barco palestino salió fuera de la zona de pesca permitida y arrestó a las 10 personas a bordo durante sus operaciones de rutina frente a la costa de Gaza.

Uno de los sospechosos, Amin Saadi Muhammad Jamaa, un pescador de Rafah de 24 años, es miembro de la Yihad Islámica palestina.

Los otros nueve sospechosos, también pescadores palestinos, fueron interrogados y puestos en libertad. Las fuerzas israelíes no encontraron armas en el buque.

En agosto de 2017, la Yihad Islámica ofreció a Jamaa 5.000 dólares para llevar a cabo el ataque, que entre otras cosas era un acto de venganza contra el Ejército de Defensa de Israel tras la destrucción de uno de sus túneles transfronterizos que dejó varios muertos, militantes de la organización terrorista.

Siguiendo instrucciones de su comandante de la Yihad Islámica Ahmad Maqdad, Jamaa planeó un ataque contra un buque de la armada israelí, que habría sido realizado por seis miembros de la Yihad Islámica en tres barcos.

Durante su interrogatorio, Jamaa reveló el plan de usar un barco como engaño, atacar a la Armada con otro barco y un misil guiado Kornet. Un tercer buque intentaría secuestrar a uno o varios de los soldados a bordo, para que pudieran ser utilizados en un futuro acuerdo de intercambio de prisioneros.

Como parte de sus preparativos para el ataque, Jamaa observó los barcos de la Armada en varias ocasiones entre agosto de 2017 y marzo de 2018, mientras navegaba en los buques de pesca de su familia. Tomó fotos de los barcos de la Armada israelí con su teléfono celular y recaudó información sobre sus ubicaciones, el número de soldados a bordo y las armas que tenían.

Jamaa, quien se unió a la Yihad Islámica en 2016, fue acusado el miércoles en un tribunal de Beer Sheva por planear un ataque terrorista, adquirir armas y pertenecer a una organización terrorista.

Además, fue acusado de transportar 300 kilogramos de explosivos y 150 paquetes de fibra de vidrio desde Egipto a Gaza en un barco de pesca desde Egipto a la Franja de Gaza en nombre de Hamas con el propósito de fabricar armas, así como del contrabando de cuatro rifles de asalto AK-47 y una pistola para Hamas a través de un túnel subterráneo en 2015.

“Este es otro eslabón de una cadena de ataques terroristas planeados e iniciados por la Yihad Islámica en la Franja de Gaza en los últimos meses, incluido un túnel de ataque transfronterizo que fue neutralizado el 30 de octubre de 2017, y disparos de proyectiles de mortero contra territorio israelí el 30 de noviembre y el 28 de diciembre de 2017, entre otras cosas”, dijo el Shin Bet en un comunicado.

El primer ministro Benjamín Netanyahu dijo que la conspiración demuestra “las verdaderas intenciones de las organizaciones terroristas en Gaza, que intentan disfrazar sus planes asesinos organizando provocaciones en la valla de seguridad, cuyo propósito es proporcionar cobertura a los terroristas para realizar ataques terroristas contra Israel.”

A pesar de las crecientes tensiones en la frontera con Gaza, la Marina israelí está haciendo preparativos para la expansión de la zona de pesca permitida frente a la costa de Gaza. El cambio entrará en vigor a mediados de abril, después de Pésaj, y continuará durante tres meses.

Con información de Ynet y The Times of Israel / Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí