Inicio » Noticias » Ciencia y Tecnología » Israel desarrolla medicamento que podría tratar el Alzheimer, la esclerosis múltiple y otras dolencias

Israel desarrolla medicamento que podría tratar el Alzheimer, la esclerosis múltiple y otras dolencias

Enlace Judío México.- El medicamento, que se está desarrollando en Israel, le declara la guerra a las enfermedades inflamatorias y neurodegenerativas.

¿Podría un medicamento tratar eficazmente enfermedades inflamatorias incurables como la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerativa, la artritis reumatoide y la esclerosis múltiple, así como enfermedades neurodegenerativas como la enfermedad de Alzheimer?

El profesor David Naor, de la Universidad Hebrea, Escuela de Medicina Hadassah, Jerusalén asegura que todas estas enfermedades están asociadas con proteínas amiloides patológicas que podrían ser neutralizadas por el péptido 5-mer. Naor pasó los últimos diez años investigando y desarrollando con el apoyo de la empresa de transferencia de tecnología Yissum de la universidad, el gobierno israelí y Spherium Biomed, de España.

Se necesitarán millones de dólares para comenzar los ensayos clínicos del péptido de Naor, que consiste en un fragmento de proteína sintética que revierte considerablemente los efectos de las enfermedades inflamatorias y neurológicas en ratones con Alzheimer y restablece la capacidad de aprendizaje de estos.

“Creo que dentro de dos años sabremos con certeza si nuestro producto puede resultar en un medicamento terapéutico para combatir enfermedades inflamatorias y neurodegenerativas”, dijo. “Una vez que se controla la inflamación se puede controlar la enfermedad, así pues nuestro objetivo es reducir al máximo la actividad inflamatoria”.

Artritis reumatoide

Naor comenzó estudiando la eficacia del péptido en la artritis reumatoide, que afecta aproximadamente al 1% de la población mundial. En el mundo se venden cada año unos 30.000 millones en biofármacos para el control de esa artritis y de otras enfermedades inflamatorias, pero no pueden curarlas. Además, no producen resultados en un tercio de los pacientes.

Los resultados de los experimentos del científico fueron asombrosos. Cuando los ratones con artritis inducida por colágeno fueron tratados con el péptidos, los tejidos de las articulaciones severamente inflamados volvieron casi a la normalidad. No se observaron efectos secundarios nocivos.

Esclerosis múltiple y enfermedad inflamatoria intestinal

“Después de repetir el experimento de la artritis reumatoide varias veces con éxito nos centramos en una enfermedad inflamatoria crónica diferente: la esclerosis múltiple, donde la inflamación no se produce en las articulaciones sino en el cerebro”, dijo Naor.

La esclerosis múltiple es la dolencia neurológica discapacitante más extendida en personas entre 20 y 50 años. No hay cura, pero Copaxone, un fármaco de gran éxito desarrollado en Israel, reduce la frecuencia de las recaídas.

En este caso, los resultados de Naor también fueron importantes. Cinco días después de la inducción de una enfermedad similar a la esclerosis múltiple en ratones, las inyecciones de péptidos resultaron en una disminución considerable de la acumulación de células inflamatorias en el sistema nervioso central y en una reducción también considerable en la parálisis de las extremidades. Los efectos fueron más débiles cuando la enfermedad estaba en una fase más avanzada, pero teóricamente el péptido podría aplicarse durante una fase de remisión de ésta.

Recientemente, en colaboración con el profesor Haim Ovadia, del Centro Médico Universitario Hadassah, el laboratorio de Naor logró otro gran avance al suministrar los péptidos por vía oral, sustituyendo así a las inyecciones, con el mismo efecto terapéutico.

“Esto significa que podemos desarrollar píldoras para suministrar por la boca en lugar de inyecciones”, dijo Naor.

Las pruebas de Spherium Biomed con el péptido en ratones con enfermedad inflamatoria intestinal mostraron que puede reducir los síntomas inflamatorios con mayor eficacia que la medicación biológica que se prescribe en la actualidad, que además sólo es eficaz en la mitad de los pacientes.

Alzheimer

Después de unos 25 años de esfuerzos fallidos para desarrollar una cura para esta enfermedad, el dinero para invertir en investigación está mermando. Sin embargo, el número de casos está aumentando rápidamente en forma paralela a los costos. Aproximadamente uno de cada nueve estadounidenses mayores de 65 años padece esta mortal enfermedad neurológica que afecta a 44 millones de personas en todo el mundo.

En colaboración con la profesora Hanna Rosenmann, de Hadassah, el laboratorio de Naor estudió el efecto del péptido en ratones con Alzheimer inducido.

Los ratones con capacidad cognitiva normal que se colocaron en un laberinto inundado aprendieron a nadar rápidamente hasta una plataforma y pudieron encontrarla más rápidamente con cada nuevo intento. Pero los ratones con Alzheimer tardaron más en encontrarla cuando intentaron debido a trastornos en la memoria.

Después del tratamiento con el péptido estos recuperaron la capacidad de aprender la ubicación de la plataforma tan rápido como los que tenían capacidad cognitiva normal.

“Podemos restaurar la memoria del animal. Esto no significa que podamos curar el Alzheimer, pero quiere decir que tenemos que hacer todo lo posible para ver si nuestro péptido podría tener éxito donde han fallado otros medicamentos potenciales contra el Alzheimer”, dijo Naor.

El péptido podría prevenir la acumulación de beta amiloide en el cerebro. Los grupos de beta amiloide atraerían a las células inflamatorias dañinas del sistema inmunológico, lo que desencadena el Alzheimer.

El mecanismo de acción del péptido se probó en varias proteínas amiloides dañinas utilizando sofisticados métodos para la obtención de imágenes en el laboratorio de la profesora Mary Cowman en la Universidad de Nueva York.

“Podemos inyectar el péptido de 5-mer incluso después de que la enfermedad haya empezado y será eficaz, pero todavía no sabemos si hay un punto de no retorno cuando ya no funcionaría” según Naor.

Spherium Biomed busca ahora financiación para el siguiente paso: pruebas clínicas en humanos.

“Debido a que el péptido se deriva de material humano, tiene sentido que vaya a ser eficaz en seres humanos, al menos como lo es con los ratones”, dijo.

 

 

Fuente:es.israel21c.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend