Inicio » Opinión » Nuestros Columnistas » El mensaje de Pilar Rahola al Pueblo Judío

El mensaje de Pilar Rahola al Pueblo Judío

Enlace Judío México – La periodista española Pilar Rahola, participó en la “Marcha de la Vida” durante su 30 aniversario en Auschwitz, y envío un emotivo mensaje al pueblo judío de apreciar los legados que han dado a la humanidad y de defender sus valores y los del Estado de Israel

Tengo la necesidad de hacer un par de agradecimientos. Uno, a Keren Kayemeth, que tuvo la locura de convencerme, traerme aquí y permitirme una experiencia de vida que desde luego me ha cambiado. Yo tenía la convicción, porque creo que es así, que una Marcha por la Vida es un viaje interior que te transforma. Aún no sé cómo, aún no sé qué va a salir de eso, pero es evidente que hoy todos somos distintos. Y todo lo que nos ha construido por dentro irá saliendo. Y agradezco enormemente, porque este tipo de viajes interiores son muy difíciles de tener, pasan poco en la vida. Gracias a vuestra invitación he tenido este honor. A mi me ayuda en muchos niveles, tanto en lo racional como en lo emocional, y por tanto este bagaje lo agradezco.

En segundo, me ha tocado un grupo espectacular, me he sentido querida y acompañada, soy la única no judía del grupo. De vez en cuando a veces me siento un poquito intrusa, especialmente en un lugar como este donde yo creo que nadie puede sentir como un judío, y he tenido esa sensación de intrusión, y siempre cada vez que lo he tenido, alguien me ha abrazado o ha venido o me ha hablado, o me ha dado un cariño y me ha recordado el sentido de todo esto. De manera que también gracias.

Y si me permitís, abusando y no es el mejor momento porque el cerebro lo tengo fatal ahora, paro un par de reflexiones. La primera reflexión sin duda la tienen muy clara todos: esto es una reafirmación de vida, esto es vida sobre la muerte. Los no judíos que quieran venir, hacer esta experiencia de vida, porque reafirma hoy día, reafirma convicciones, nos dice quienes somos, a vosotros y a nosotros, que tiene que ver con que somos seres humanos libres, que tenemos que lucha para que nuestra sociedad lo sea y sea tolerante.

La segunda reflexión es sobre vosotros. Mi experiencia con tantos años de complicidad, proximidad y cariño con el pueblo judío, con la causa judía, que yo siempre he creído que es la causa de la libertad. Pero que en todo caso ha hecho finalmente que me encontrara con un mundo que no conocía y que casi fuera el mío. A veces tengo la impresión de que no sé si os deis cuenta de que tenéis armas poderosas a vuestro lado, y hablo especialmente para los que estáis en Sudamerica, o en España, porque Israel es distinto. Creo que no os defendéis suficientemente ante el relato anti-israelí y ante el relato antisemita. Creo que no os dais cuenta que ser judío es algo importante en el mundo. ¡Jugad fuerte! Tenéis fama de conspiradores ¡Conspirad un poco más! Tenéis fama de ser muchos ¡No lo sois pero que lo parezca! ¡Que no sepan mentirles! Cada vez que tengáis algún relato oficial, público o a nivel de manifestación, o en periódicos, que destrozan vuestra imagen, que destrozan la imagen de Israel, hay que responder a eso. A vuestra manera y en vuestro nivel, pero hay que responder, porque ganamos. No vais a convencer a los intolerantes, pero vais a convencer a los dudosos, y hablamos para ellos. Y después orgullo de Israel. Si hay algo que me ha emocionado hoy ha sido la bandera de Israel. Esa bandera de Israel en Auschwitz es el triunfo final. Iban a destruir todo un pueblo, y ese pueblo hizo un pueblo orgulloso, ha creado un Estado floreciente, fuerte, que es un ejemplo al mundo incluso cuando el mundo no quiere verlo. Que aguanta las libertades en una zona del mundo donde nadie es libre. Que tiene mujeres extraordinarias en una zona del mundo donde las mujeres son esclavas. Que tiene ciencia, conocimiento y cultura en una zona del mundo donde desprecian la ciencia, el conocimiento y la cultura. Y además, mantenéis en una zona muy difícil los valores occidentales que nos unen a todos. Por tanto de Auschwitz mañana sabremos más, habremos alimentado emociones, pero más judíos que nunca ¡Hasta yo! ¡Hasta mi marido que está aquí!

Más judíos que nunca porque sois depositarios de unos gérmenes que nos han cambiado en la historia de la humanidad. Sois depositarios de la carta de derechos humanos que nació con las Tablas de la Ley: el no matarás, no robarás. El concepto del prójimo, el concepto de la solidaridad. Si ahora el mundo se acabara, y sólo tuviéramos el catecismo, las Tablas de la Ley, volvíamos a crear una sociedad moderna. ¿Saben ustedes lo que es que hace 4 mil años alguien dijera: “esto de matar no está bien”? ¿Saben lo que es? Ustedes nos legaron algo extraordinario. Vivimos de eso. Si nuestros políticos siguieran sólo las Tablas de la Ley ¿cómo iría el mundo?

Por tanto, ese es el primer legado de Auschwitz. Sois un pueblo que habéis dado mucho. Os hemos dado muy poco, os hemos perseguido mucho y os hemos matado mucho. Y a pesar de eso, aún queréis amar al mundo. Es increíble. Sois además gente que tiene un Estado que hay que defenderlo a muerte, y a muerte se defiende a veces. Y recordar que gente como yo, que no tuvimos la suerte de nacer judíos, pero que tenemos muy clara la posición ética. Acabo con esto: estamos en el lugar correcto del mundo, estamos en el lugar de la ética, de la tolerancia, de la libertad. Tenemos la razón. Incluso cuando no nos la dan.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico

 

 

2 Comments

  1. Ana Isabel Calderón dice:

    Me uno a este mensaje a estas palabras tan asertivas!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend