avatar_default

Enlace Judío México – EE.UU. no saldrá de Siria hasta cumplir sus objetivos contra las armas químicas, ISIS e Irán, advirtió la embajadora norteamericana ante la ONU, a dos días del ataque en contra de sitios clave para el régimen de Bashar Al-Assad.

Nikki Haley, embajadora de EE.UU. ante la ONU, dijo el domingo que la administración de Donald Trump no retirará sus tropas de Siria hasta que se cumplan sus objetivos.

A dos días del ataque de EE.UU., Reino Unido y Francia contra tres centros de desarrollo del programa de armas químicas del régimen sirio, en una entrevista para la cadena Fox News este domingo, Haley enumeró tres objetivos de EE.UU. en Siria: asegurar que las armas químicas no se usen de ninguna manera para poner en riesgo los intereses de EE.UU., que ISIS sea derrotado y que existan condiciones para saber que es lo que Irán realiza en territorio sirio.

Nuestro objetivo es “ver a las tropas estadounidenses regresar a casa, pero no vamos a irnos hasta que sepamos que hemos logrado esas cosas”, dijo Haley. “Esto podría suceder muy fácilmente en los EE.UU. si no somos inteligentes, y si no somos conscientes de lo que está sucediendo”, advirtió Haley. “Tenemos que ser muy conscientes del hecho de que no podemos permitir ni el más mínimo uso de armas químicas. Es por eso que vieron al presidente atacar el pasado fin de semana, por eso lo vieron expulsar a sesenta espías rusos después del ataque en Salisbury“, dijo.

Trump había expresado su intención de retirar a las aproximadamente 2.000 tropas estadounidenses en en el norte de Siria involucradas en la campaña contra ISIS. Pero ahora parece contradecir ese mensaje cuando dijo el sábado que los aliados occidentales estaban preparados para “sostener” la respuesta militar si el presidente sirio Bashar Al-Assad no deja de usar armas químicas prohibidas.

Cuando se le preguntó acerca de las relaciones entre EE.UU. y Rusia, Haley dijo que las relaciones estaban “muy tensas”, pero que EE.UU. todavía esperaba una mejor relación.

La visión de Trump sobre la situación en Siria ha cambiado repetidamente en los últimos años. En 2013 expresó que Obama debería “mantenerse alejado de Siria“. Trump condenó a Obama por declarar que el uso de armas químicas por parte de Siria cruzaría una “línea roja” para EE.UU. y dijo que Obama se veía débil cuando no respondió con un ataque militar después de que Al-Assad usó gases mortales contra civiles.

Menos de tres meses después de que Trump asumió el cargo, los EE.UU. evaluaron que Al-Assad había usado nuevamente armas químicas contra población civil. Movido por las imágenes de niños muertos, Trump sorprendió a muchos de sus propios seguidores al decir que la acción había cruzado “muchas, muchas líneas” para él, y fue así que ordenó un ataque aéreo contra una base aérea siria.

 

 

Fuente: Haaretz / Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí