avatar_default

Enlace Judío México.- La gente se pondrá las kipot por su cuenta, y experimentarán la vulnerabilidad de ser judíos en Alemania, dicen los organizadores

LUKE TRESS

Tras una serie de incidentes antisemitas en Alemania y manifestaciones generalizadas de solidaridad con la comunidad judía de Berlín, los activistas de la ciudad distribuirán 10.000 kipot a los transeúntes en los lugares públicos de la ciudad en otro tipo de manifestación el domingo. El objetivo, según los organizadores, es una manifestación más personal y menos política contra el antisemitismo en la ciudad.

Las kipot serán repartidas por pequeños grupos de voluntarios judíos y no judíos en los parques de la ciudad. El evento es complementario al evento “Berlín se pone la Kipá” que tuvo lugar el miércoles, dijeron los organizadores.

En ese evento, alrededor de 2.000 participantes se pusieron kipá juntos en una manifestación frente a la sinagoga de la ciudad. El evento del domingo, llamado “#kippaheadsup“, alentará a las personas que no son políticamente activas o ligadas al tema a usar una kipá por su cuenta y experimentar la sensación de vulnerabilidad que puede surgir con el uso de algo identificable como judío durante su vida diaria.

Ayer nos pusimos la kipá, pero en un lugar seguro“, dijo Anne, de 30 años, una de las organizadoras del evento, el jueves. “Mucha gente no tiene ningún marcador que los margine y tal vez se vuelvan más sensibles a eso“, agregó Anne, que no quiso dar su apellido porque tiene un trabajo relacionado con la política en el parlamento alemán.

El grupo central que organiza el evento, que incluye a judíos y no judíos, está haciendo un esfuerzo para mantener el evento no partidista, y enfoca la atención en la gente sobre el terreno. Los eventos previos, incluidos los del miércoles, han sido politizados en cierta medida por todos los lados, dijeron los organizadores.

La gente se pone kipá en una manifestación en Berlín, el 25 de abril de 2018. (AP / Markus Schreiber)

Estamos tratando de no ponerle un sello de los partidos políticos”. No queremos hablar mal, no queremos que los políticos la usen“, dijo Anne. “Solo somos ciudadanos de Berlín que sentimos la necesidad de hacer algo”.

Una pequeña protesta en el distrito de Neukoelln de la ciudad el miércoles, el corazón de la comunidad musulmana de la capital, puede haber sido organizada por provocadores de extrema derecha, en lugar de manifestantes sinceros respecto a combatir el antisemitismo, dijo Anne.

Jannik Schaefer, de 29 años, dijo que decidió participar en la organización de la próxima manifestación luego de oír antisemitismo casualmente en un bar la semana pasada. Al día siguiente, un refugiado sirio de 19 años atacó a dos jóvenes con kipá en Berlín, gritando “Yahud” – “judío” en árabe – mientras azotaba a uno con un cinturón.

La víctima del asalto, el árabe israelí de 21 años Adam Armush, publicó un video en línea del ataque. Se volvió viral, provocando una condena generalizada. Armush dijo que llevaba la kipá para ver si era seguro caminar en las calles vestido de judío.

Tras el ataque, el jefe del Consejo Central de Judíos de Alemania, Josef Schuster, aconsejó a los judíos alemanes que no usen kipá en público en una entrevista con la emisora Radioeins.

Estaba bastante desconcertado. Después de unas horas, este sentimiento persistió. No quiero vivir en una ciudad donde esta es la norma. Le dije a mi novia que iba a ponerme una kipá. Me dijo: ‘No, no te la pongas, es peligroso’, así que dije que todos nos pusiéramos una“, dijo Schaefer.

El grupo central de cuatro o cinco organizadores se conectó a través de amigos y comenzó a coordinar el evento con la ayuda de grupos locales de la comunidad judía, que también ayudó a facilitar un pedido rápido de 10,000 kipot desde Israel. Alrededor de 120 voluntarios distribuirán las kipot por Berlín.

Schaefer, que no es judío, participó en la manifestación masiva del miércoles, a la que asistió el alcalde de Berlín, Michael Mueller. Se fue del evento todavía llevando su kippa, dijo.

Tuve que hacer la pregunta, ‘¿Me la quito ahora, o me la dejo?’, Así que me la dejé. Entonces, tan pronto como ingresas al mundo real donde no todos usan una, se convierte en una experiencia nueva, algo que tienes que procesar y sentir“, dijo Schaefer. “Queremos aumentar la conciencia de la gente, sentir algo de solidaridad y acercarnos un poco más“, dijo.

Fuente: The Times of Israel  – Traducción: Silvia Schnessel – Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico

 

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí