Inicio » Judaísmo » Bejuqotay: El Rabino Taijtal y la oposición al Estado de Israel

Bejuqotay: El Rabino Taijtal y la oposición al Estado de Israel

וזכרתי את בריתי יעקוב ואף את בריתי יצחק ואף את בריתי אברהם אזכר והארץ אזכר

SU VIDA

Enlace Judío México.- El rabino Ysajar Shelomo Taijtal (1885-1945) nació en Hungría en 1885, en una familia de conocidos rabinos y líderes Jasídicos. A los 13 años el Rab Taijtal comenzó sus estudios rabínicos. A los quince años se trasladó a Polonia, donde fue alumno del rabino Shalom Unger. De regresó a Hungría y a la temprana edad de 21 años, el Rab Taijtal recibió la ordenación rabínica. En 1921 se convirtió en el Rabino Principal de Pishtian, Checoslovaquia, donde estableció su propia academia rabínica (Yeshivá).

RABBI YOSEF BITTON

LA INVASION NAZI

Checoslovaquia fue invadida por los Nazis en 1938. El Rab Taijtal, junto a 10 miembros de su familia, se escondió en un Bet Midrash (Casa de Estudios judíos) y desde allí fue testigo de las atrocidades cometidas por los nazis, y la deportación masiva de amigos y vecinos.

En 1942, él y su familia lograron escapar a Hungría, y se establecieron precariamente en Budapest, donde permanecieron durante casi dos años. En 1944 Hungría fue invadida por los nazis. El Rab Taijtal y su familia fueron capturados y transportados a Auschwitz. En enero de 1945 los prisioneros de Auschwitz, incluyendo al rab Taijtal y a su familia, fueron transportados en tren al interior de Alemania. Fue en ese tren, camino al campo de concentración de Mauthausen, que el Rab Taijtal murió torturado y asesinado por un grupo de Ucranianos, cuando quiso defender a un judío a quien le habían robado un pedazo de pan.

SUS IDEAS

El Rab Taijtal, como la mayoría de los Rabanim europeos de su época, se oponía al Sionismo, el movimiento judío secular que intentaba restablecer un Estado judío independiente. El Rab Taijtal se pronunciaba en contra de la emigración sionista a “Palestina” y en 1936, por ejemplo, publicó en una revista comunitaria en Yiddish que “el movimiento sionista estaba impurificando la tierra santa”. La oposición al Sionismo se basaba en dos puntos fundamentales:

1. El nuevo Estado judío no debería ser el fruto de un esfuerzo humano, sino exclusivamente de un “milagro divino”, que llegase como parte de la redención mesiánica.

2. Los líderes del movimiento Sionista y la mayoría de los judíos que se estaban estableciendo en Israel construyendo el nuevo estado, no son judíos religiosos, son laicos y seculares.

EL MERITO DE LA TIERRA

Pero durante el tiempo que permaneció escondido en Checoslovaquia y durante los dos años de reclusión en Hungría, el Rab Teijtal cambió su forma de pensar. Hubo una metamorfosis en su mente, algo que le daba un nuevo sentido a lo que estaba pasando a su alrededor. En esos años de reclusión el Rab Taital escribió sus reflexiones en un libro llamado “em habanim semejá”que refleja su nueva visión.

El versículo “seminal” que inspiró una nueva actitud del Rab Taijtal hacia el sionismo se encuentra en la Perashá de nuestra semana, Behar-Behuqotay, “Y entonces recordaré Mi pacto con Jacob, Isaac y Abraham, y también a la tierra recordaré”, (vayqrá 26:42). La Torá dice que cuando los judíos fuésemos perseguidos por sus numerosos enemigos en el exilio, Hashem, finalmente recordará el pacto que hizo con nuestros antepasados y nos rescatará de nuestros enemigos.

Hay dos elementos inusuales en este versículo.

1. Nuestros antepasados son mencionados por lo general, en orden cronológico, pero en este pasuq son mencionados de atrás para adelante. …

2. Este versículo menciona al final a la tierra de Israel. ¿Por qué?

Citando el comentario de Rashí el Rab Taijtal explica que para que Dios nos escuche y nos proteja de nuestros enemigos, quizás alcance el mérito de Ya’aqob, el más joven de los patriarcas. Y si ese mérito no alcanza, entonces, nos quedará el mérito de Itsjaq, y finalmente, el gran mérito de Abraham Abinu. ¿Pero qué pasa si por causa de todas nuestras malas acciones, y por haber abandonado el pacto divino, el mérito de nuestros patriarcas no llega a ser suficiente? Entonces, explica el Rab Taijtal, nos queda el mérito de la tierra de Israel, es decir, de los Yehudim que se sacrifican para vivir allí. El mérito “de la tierra” (los que viven en Israel) es nuestro último recurso para que Hashem se acuerde de nosotros.

NUEVA VISION

Fue entonces cuando el Rab Taijtal expresó que el esfuerzo de los pioneros sionistas que habían llegado a “Palestina” a construir un nuevo estado era muy significativo. Ya que a pesar de que estos Yehudim no llevaban una vida de observancia, porque no tuvieron acceso a una educación judía apropiada ( תינוק שנשבה בין הגוים) tenían el enorme mérito de haber querido regresar específicamente a la tierra de Israel, y de restablecerse en la tierra de nuestros antepasados. Y esto debe considerarse para ellos como su Teshubá (“retorno a Hashem”. Ver aquí ) y para nosotros como el gran mérito por el cual merecimos sobrevivir como pueblo.

Tal como sucedió con los grandes Tannayim, como Ribbí Yishmael ben Elishá y muchos otros, el Rab Taijtal también formuló su propio Tsiduq haDin (justificación del juicio Divino): el Holocausto lo llevó a concluir que muchos judíos estaban siendo perseguidos en Europa, porque habían renunciado a la oportunidad de regresar a la tierra de Israel…

 

 

 

Fuente:Halajá.org

1 Comment

  1. rabino dr. alan ira silver g. dice:

    “Los líderes del movimiento Sionista y la mayoría de los judíos que se estaban estableciendo en Israel construyendo el nuevo estado, no son judíos religiosos, son laicos y seculares.”

    Triste pero cierto. Mire al gobierno israelí y lo verá por usted mismo. ¿Cuántos en el gobierno de Israel se levantan todas las mañanas y dicen? “¿Modeh Ani Lefanecha Melech Chai V’Kayom?”
    Israel para ellos es estrictamente un país, un lugar donde vivir sin valores religiosos. Esta fue la queja del rabino Taijtal y también mi queja. Cuando vea al Ministro de Defensa de Israel meterse en su automóvil en Shabat y viajar a un supermercado que realmente debería estar cerado debido a las leyes de Shabat y le hace una broma de que le gusta comer queso fresco todos los días. El queso que compraría no se hizo en Shabat ya que las plantas de leche están cerradas. Se convirtió en el idiota que todos sabemos que es. Creció en Rusia sin Yiddishkeit como un goy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend