Inicio » Opinión » Análisis » ¿Se puede mejorar la hasbará?

¿Se puede mejorar la hasbará?

Enlace Judío México.- Hasbará es la palabra en hebreo que significa esclarecimiento, o el esfuerzo que Israel hace por difundir su punto de vista frente al conflicto árabe israelí.

IOSEF NEIRA

Dice Masha Gabriel, directora de ‘Revista de Medio Oriente‘, “lo que está pasando, todos lo saben. Pero no saben realmente por qué. ¿Nadie se ha planteado, qué está fallando en la transmisión de la información cuando aún hoy, a pesar de la increíble cantidad de material que llega desde Israel, aún existen lectores y analistas que siguen afirmando que alguna vez existió un estado palestino que de buenas a primeras fue invadido por judíos o que Gaza está ocupada? ¿Cómo puede convivir tanta información con tanta ignorancia?

Toda comunicación está centrada en un Emisor, un Medio y un Receptor. Y por increíble que parezca, para que la comunicación sea exitosa debe funcionar en sentido contrario. Es en función del Receptor que debe escogerse el medio apropiado, y el Emisor construir un mensaje adecuado.

Receptor: Generalmente, tendemos a pensar que quien nos lee es como nosotros. Es decir, lo que para nosotros es obvio debería serlo para quien nos lee. Nada más errado. El nivel de conocimiento de la historia reciente sobre Israel, aún entre los propios judíos es bajísimo. Muchos desconocen que ciudades como Petaj Tikva o Rishon LeZion fueron fundadas en 1878 y 1882 respectivamente, o que la Histadrut (Asociación de sindicatos judíos) fue fundada en 1920, el principal instituto científico de Israel, el Technion de Haifa en 1924, la Universidad hebrea de Jerusalem en 1925, o que el actual Jerusalem Post fue creado por Gershom Agron bajo el nombre de ”The Palestina Post” en 1932. Quien desconoce estos antecedentes, así como que en Palestina vivían ya 600.000 judíos en 1947, será presa fácil del mito de que el conflicto árabe israelí se debió a que las Naciones Unidas en 1947, dividieron ”Palestina” en dos, llegando los judíos del Holocausto a robarle sus tierras a los árabes. Información como ésta, debería ser materia obligada en cada escuela judía en el mundo, o las embajadas hacerla llegar a las comunidades como historia obligatoria para cada judío. Sí nosotros no conocemos ésto ¿Qué podemos pedir entonces del público no judío?

Emisor: Quienes hacen Hasbará, por lo menos en español, suelen ser en su gran mayoría voluntarios sin experiencia ni conocimientos en comunicación. Salvo casos como Gabriel Ben-Tasgal, la mayoría no cuenta con más recursos que su propio computador y el tiempo que sus actividades normales le permiten dedicar al tema. Las ”matriarcas de la Hasbará” que conozco son Silvia Schnessel, Perla Mamrut y Dori Lustron. Otros dignos de mención son David Mandel, y muchos cientos de otros voluntarios, que espero me perdonen por no nombrar a cada uno.

Medio: Incluso algunos medios que se han propuesto tener una postura neutral terminan convirtiéndose en un travesti, porque los editores escogen los temas que van a cubrir, los periodistas escogen las preguntas que van a hacer y los fotógrafos escogen los ángulos en los que van a fotografiar. En todo este escoger es cuando se pierde la imparcialidad, ya sea por elección o por accidente. Basta una simple mirada para ver que aquellos medios que deberían buscar una mirada objetiva de la noticia sucumben a censurar la información cuando Israel es atacada, y corren a publicar en grandes titulares cuando Israel se defiende, pero sólo para mostrar la ”desproporcionalidad” israelí, y las víctimas árabes, independientemente de si se trata de terroristas reconocidos por las propias agrupaciones terroristas. Israel no tiene medios a nivel internacional que permitan llegar a un público amigo, o por lo menos indeciso, con la misma profundidad, cobertura y claridad en el mensaje que los medios anti Israel. Sí existe una aplicación que permite ver las noticias de EuroNews en múltiples idiomas ¿Por qué no hay una similar para llevar las noticias desde Israel al mundo?

Es pues éste el punto más débil de la cadena, no tenemos el medio adecuado, inmediato, y global que permita hacer escuchar la voz de Israel, ante la vertiginosa avalancha de noticias que generan el resto de los medios, generalmente anti Israel. Israel necesita crear con urgencia, un canal de noticias que pueda ser visto a nivel mundial en la mayor cantidad de idiomas posible, si es necesario por satélites propios además de los que ya tenemos en órbita, para llegar no sólo a las colectividades judías en el mundo, sino a esos millones de no judíos que aman a Israel, pero que quedan atónitos muchas veces viendo las noticias en los únicos canales de televisión o páginas web que tienen disponibles.

La Hasbará no puede seguir dependiendo del esfuerzo de voluntarios por mucho que sea su buena disposición, es hora que sea apoyada o gestionada DESDE EL PROPIO GOBIERNO, como otro frente de batalla en que Israel debe combatir el antisemitismo mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend