Inicio » Opinión » Análisis » Esto es lo que la cumbre de Trump-Kim podría significar para Israel e Irán

Esto es lo que la cumbre de Trump-Kim podría significar para Israel e Irán

(JTA) A Amos Yadlin le gusta hablar de la doctrina Begin, que exige eliminar las amenazas existenciales a Israel antes de que se manifiesten, tal vez porque lo vivió dos veces.

Ron Kampeas/Traducción: Silvia Schnessel

Como piloto de la Fuerza Aérea israelí, Yadlin pilotó uno de los aviones que destruyeron el reactor nuclear de Iraq en 1981, cuando Menajem Beguin era primer ministro. Como director de inteligencia militar en 2007, Yadlin supervisó la operación que eliminó otro reactor nuclear, este en Siria.

Al ver al presidente Donald Trump firmar una declaración el martes con el líder norcoreano Kim Jong Un comprometiéndose a lograr una “desnuclearización completa“, Yadlin nuevamente se encontró en el modo de doctrina Begin. Ahora, el director del Instituto de Estudios de Seguridad Nacional de la Universidad de Tel Aviv, un influyente grupo de expertos, Yadlin sugiere que la cumbre de Trump-Kim significa que Estados Unidos puede volver a centrar su atención en otra gran amenaza nuclear mundial. Es la que más le importa a Israel: Irán.

Pero también hay mensajes contradictorios sobre la rapidez con que la reunión pareció unirse y sobre lo que Teherán puede esperar si también desean negociar.

Yadlin se encuentra en Washington, D.C., para reunirse con el Centro para una Nueva Seguridad Estadounidense, un grupo de expertos que sirve como compás de espera para altos funcionarios de seguridad nacional demócratas que esperan la salida de la administración Trump. (Se reunieron para discutir el acuerdo nuclear con Irán. Yadlin se ha reunido con funcionarios de la administración Trump en otras ocasiones). Habló con JTA sobre las razones de la esperanza y el temor después de la histórica cumbre en Singapur.

La visión israelí

Las buenas noticias para los israelíes, dice Yadlin, es que “la desnuclearización eliminará a Corea del Norte como principal problema de seguridad nacional de EEUU.“. Es una buena noticia porque después de un año y medio de crecientes tensiones entre EE.UU. y Corea del Norte, con indicios de ataques con misiles contra Guam, y Kim y Trump intercambiando insultos en las redes sociales: Israel quiere que Irán sea el principal problema de seguridad nacional de Estados Unidos.

Israel entiende que Corea del Norte es más peligrosa que Irán” para Estados Unidos, dijo Yadlin. “Tienen misiles que pueden llegar a EE.UU. continental, tienen armas nucleares“, a diferencia de Irán, que no los tiene. “Estados Unidos desplazó todos sus recursos, recursos de planificación, a Corea del Norte. En Israel, queremos elevar a Irán al lugar de Corea del Norte“.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, hizo esa conexión en su declaración sobre la cumbre, deslizando elogios por la retirada de Trump el mes pasado del acuerdo nuclear con Irán en 2015, que cambió las sanciones por un retroceso en el programa nuclear de Irán.

Netanyahu elogió a Trump en la reunión de Singapur con Kim y la llamó “un paso importante en el esfuerzo por librar a la península de Corea de las armas nucleares“.

El presidente Trump también ha adoptado una postura firme contra los esfuerzos de Irán por armarse con armas nucleares y contra su agresión en Medio Oriente“, dijo. “Esto ya está afectando a la economía iraní. La política del presidente Trump es un desarrollo importante para Israel, la región y el mundo entero“.

La mala noticia es que Trump parece estar haciendo concesiones desde el primer momento, una señal de lo que podría estar dispuesto a hacer en caso de que Irán renegocie el acuerdo nuclear que Trump acaba de abandonar, y también una señal a los líderes iraníes sobre qué pueden pedir si juegan bien.

Se puede afirmar que el hecho de que Estados Unidos haya aceptado una Corea del Norte nuclear hasta que se desnuclearice” en lugar de exigir la desnuclearización antes de iniciar conversaciones, “y no sabemos cuántos años hasta que se desnuclearizará – existe cierta preocupación de que si haces concesiones a los norcoreanos, el mismo pensamiento puede aplicarse a Irán“, dijo Yadlin.

La visión iraní

Las malas noticias para el liderazgo de Irán son que hay buenas noticias para Trump.

Están preocupados de que Trump no haya logrado todo, pero a diferencia de las expectativas de que fracasará con Corea del Norte, lo está logrando, y esto lo hizo fuerte frente a Irán“, dijo Yadlin.

Sin embargo, el documento extra de página y media firmado por Trump y Kim puede parecer alentador en Teherán.

El hecho de que no haya números, líneas rojas ni objetivos les da un margen de maniobra para negociar“, dijo sobre el liderazgo iraní.

Yadlin dijo que el proceso con Corea del Norte hasta ahora parece impulsado por la personalidad. Trump y Kim se presionan mutuamente, por ahora. Él comparó esa dinámica con la química entre el ex secretario de Estado John Kerry y el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Javad Zarif, que ayudó a impulsar el acuerdo de 2015 que Trump denigra.

Lo que me sorprende es cuánto, en algunos aspectos, la administración Trump ha sido retratada como ‘todo menos Obama’, al final del día se está comportando de una manera muy similar en cuanto a la lógica y la toma de decisiones“, dijo.

Irán no es Corea del Norte, parte 1

Le pregunté a Yadlin si a los israelíes no les preocupaba que Trump pareciera estar ansioso por aceptar la demanda de Corea del Norte de que cesen los ejercicios conjuntos entre Estados Unidos y Corea del Sur; Trump calificó los juegos de guerra como “caros” y “provocativos”.

Yadlin dijo que Israel no estaría demasiado preocupado por la aparente ambición de Trump de sacar a Estados Unidos de la península por dos razones:

* Israel lucha sus propias guerras. La participación estadounidense en la península implica un riesgo para las vidas de EE.UU. – hay 30,000 soldados estadounidenses en Corea del Sur – y la disminución de la participación militar estadounidense directa es clave para la doctrina de Trump.

Israel nunca le pide a Estados Unidos que derrame sangre por nosotros en Medio Oriente“, dijo. “Este no es el caso en Corea, donde Estados Unidos libró una guerra sangrienta. Israel es lo suficientemente fuerte como para hacer frente a sus enemigos tradicionales en Medio Oriente“.

* Estados Unidos tienen intereses creados (léase: petróleo) para permanecer en Oriente Medio. Mientras que Israel lucha sus propias guerras, también aprecia los juegos de guerra que realiza con el ejército de EE.UU. como disuasorios para Irán. Los ejercicios son una señal de que el poderoso aliado de Israel no irá a ningún lado pronto, o fue una señal hasta que Trump comenzó a hablar de retirada.

Pero Yadlin dijo que no espera que Estados Unidos baje sustancialmente su perfil de Oriente Medio, solo para proteger sus intereses energéticos y un paso clave para el comercio entre Asia y Occidente.

Estados Unidos no está en Medio Oriente por Israel“, dijo. “Una superpotencia no puede rendirse en Medio Oriente“.

Irán no es Corea del Norte, parte 2

Corea del Norte plantea la mayor amenaza nuclear para Estados Unidos porque posee armas nucleares y debido al alcance de sus misiles, que se cree que son capaces de alcanzar Estados Unidos continental.

Pero Irán plantea una amenaza menos manejable porque, a diferencia de Kim, cuyas ambiciones nucleares son una cuestión de autoconservación, Irán ajusta su planificación nuclear a sus ambiciones de hegemonía regional.

Irán ha desarrollado dos objetivos estratégicos: necesita un brazo nuclear para inmunizarlo a fin de lograr la hegemonía regional utilizando armas convencionales“, dijo Yadlin, “y la fuerza convencional apunta a tomar Tel Aviv y Riad como rehenes para que el brazo nuclear no sea atacado“.

Yadlin dijo que así es como ha operado Corea del Norte, apuntando a Seúl con devastadoras armas convencionales como medio para disuadir ataques contra sus capacidades nucleares. Israel está alarmado por el desarrollo de Irán de una capacidad de misiles convencionales igual de devastadores en Siria, donde Irán está trabajando con su aliado, la milicia libanesa Hezbolá, para apuntalar al régimen de Assad. (Él elabora sobre la amenaza iraní convencional a Israel esta semana en el Atlántico).

Eso devuelve a Yadlin a la doctrina y prioridades de Begin.

Puede aplicarse a la operación avanzada de misiles iraníes en Siria“, dijo. “Podría llegar a un nivel que amenace a Israel no como una amenaza existencial, pero apenas por debajo de ella“.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend