avatar_default

(Jewniverse) Enlace Judío México.- En 1977, Natan (Anatole) Sharansky fue arrestado por traición contra la Unión Soviética. Cuando el Cantor Robbie Solomon oyó con qué valor el antiguo defensor de derechos humanos y refusenik se enfrentaba a sus acusadores, se sintió inspirado a quedarse despierto toda la noche y componer una canción. “Traté de ponerme en el lugar de Sharansky“, dijo Salomón a Jewniverse. “Fue una experiencia extracorpórea que pareció venir de otro lugar”.

POR PAULA JACOBS

Veinticuatro horas después, Solomon y su grupo musical, Safam, interpretaron “Leaving Mother Russia” (Dejando a la Madre Rusia) por primera vez en la Universidad Rutgers de Hillel. A pesar de que sus compañeros músicos no habían ensayado, tambpoco habían oído la canción previamente, cantaron juntos, mientras la multitud se ponía de pie, aplaudía, golpeaba la potente letra y el ritmo, y cantaba los últimos coros.

Dejando a la Madre Rusia” pronto se convirtió en un grito de guerra del movimiento judío soviético. Durante los años 70 y 80, Safam interpretó el himno en los principales mítines de protesta, algunos con cientos de miles de manifestantes.

Cuarenta años después, los conciertos de Safam siguen presentando “Madre Rusia” como un recordatorio nostálgico de la unidad judía por una causa común. En estos días, es un llamado de atención para luchar contra las injusticias y transformar la oscuridad en luz, incluso en tiempos difíciles.

Natan Sharansky es uno de los refusniks soviéticos más famosos y un político israelí, escritor y activista de los derechos humanos.

Sharansky (nacido el 20 de enero de 1948) nació y se crió en Ucrania (entonces parte de la Unión Soviética) y se graduó en matemáticas del Instituto de Física y Tecnología de Moscú.

Al principio, Sharansky se asoció con el movimiento de derechos humanos cuando se convirtió en intérprete de inglés para Andrei Sajarov. Más tarde, Sharansky surgió por derecho propio como uno de los principales disidentes y portavoces del movimiento judío soviético.

En 1973, Sharansky solicitó una visa de salida a Israel, pero fue rechazado por motivos de “seguridad”. Después de esta negación, Sharansky se involucró más abiertamente con el movimiento refusnik y se convirtió en un activista para los judíos soviéticos.

Continuó participando de forma destacada en actividades judías de refusenik hasta su arresto en 1977. En 1978, Sharansky fue condenado por traición y espionaje en nombre de Estados Unidos, y fue sentenciado a trece años de prisión en un campo de trabajo forzado de Siberia. Durante los primeros 16 meses de su sentencia estuvo detenido en la prisión de Lefortovo de Moscú, frecuentemente en régimen de aislamiento y en una “celda de tortura” especial, antes de ser trasladado a un famoso campo de prisioneros en el gulag de Siberia.

Fotografía: Coalición nacional que apoya a los judíos de Eurasia

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí