sábado 15 de junio de 2024

La princesa justa que quiso ser enterrada en Jerusalén

ENLACE JUDÍO :-Reseña biográfica de Alicia de Battemberg,  suegra de la Reina Isabel II del Reino Unido -madre de Felipe de  Edimburgo- y por lo tanto, abuela del Príncipe de Gales y bisabuela del Príncipe Guillermo, que la semana que viene visitará su tumba en Jerusalén.


P HUERGO CASO: -Victoria Alice Elizabeth Julia Marie , bisnieta de la mismísima Reina Victoria de Inglaterra, nació en Windsor,  el 25 de febrero de 1885.  Sus padres,  Louis de Battemberg y la princesa Victoria de Hesse, como mejor pudieron, asimilaron que la niña era sorda. Pero inteligente. Y acabaría hablando alemán, inglés, francés y griego con fluidez, viviendo, por la profesión de marino militar del padre, entre Alemania,Inglaterra y Malta.

 Durante la coronación del rey Eduardo VII,  en 1902, conoció y se enamoró del príncipe Andrés de Grecia y Dinamarca, hijo del Rey Jorge de Grecia -tatarabuelo de Felipe VI de España.  Se casaron por los ritos luterano y ortodoxo, además de la boda civil, y acabarían teniendo cinco hijos.

Nada más casarse, además de cumplir su papel de princesa, madre y esposa ,  comenzó su vocación caritativa: en 1908, visitó Rusia para la boda de la gran duquesa María de Rusia y el príncipe Guillermo de Suecia. En esa ocasión conversó con su tía, la gran duquesa Isabel Fiódorovna Románova, que estaba formulando planes para fundar una orden religiosa de enfermeras. Alicia asistió a la colocación de la primera piedra de la nueva iglesia de su tía. Más tarde, ese mismo año, la gran duquesa comenzó a repartir sus posesiones personales preparándose para una vida más espiritual… A su regreso a Grecia, el príncipe y la princesa Andrés encontraron la situación política en peores condiciones: el gobierno de Atenas rehusó apoyar al parlamento de Creta, que se había pronunciado por la unión de Creta —todavía nominalmente parte del Imperio otomano— con el país griego. Un grupo de oficiales insatisfechos formaron una liga militar nacionalista griega, que finalmente condujo a la dimisión del príncipe Andrés del ejército y el ascenso al poder de Eleftherios Venizelos. Es así como llegamos a la guerra de los Balcanes. Alicia empieza a actuar como enfermera en cirugías improvisadas y ayuda a fundar hospitales de campaña , por todo lo cual acaba recibiendo la Real Cruz Roja en 1913. Ese año muere asesinado su suegro en Tesalónica, donde había recibido un gran apoyo de un señor judío llamado Haimaki Cohen, miembro del parlamento griego, que había acogido en su casa de Trikala, en Tesalia, al Rey Jorge, a Constantino I, que le sucedería, y a Andrés y a Alicia. El Rey propuso condecorarle por sus servicios a la monarquía griega, pero el Sr. Cohen declinó la oferta. El rey, entonces, le dijo que si algún día su familia necesita algo, sólo tendrá que pedírselo. Después, puesto que Cohen visitaba a menudo la capital, Atenas, se encontrarían en numerosas ocasiones.

El primero  de diciembre de 1916 Alicia y el resto de la familia real griega se esconde en los sótanos del Palacio Real porque Francia está bombardeando Atenas. María Bonaparte, amante del ministro de asuntos exteriores francés, que a su vez es amigo de su marido, el Príncipe Jorge de Grecia, hermano del marido de Alicia,  no debía de dar crédito. Un año después, su cuñado Constantino I abdica y salen todos al exilio en Suiza. La guerra mundial terminó eficazmente con gran parte del poder político de las dinastías de Europa. La carrera naval de su padre, Luis de Battenberg, se había derrumbado al principio de la guerra debido al sentimiento antialemán en Gran Bretaña. A petición del rey Jorge V, el 14 de julio de 1917, Luis renunció a su título de príncipe de Battenberg en el Gran Ducado de Hesse y al tratamiento de Alteza Serenísima, cambiando además su apellido por la forma inglesa Mountbatten, que es el apellido que lleva hoy Carlos de Inglaterra.  El siguiente año, dos de sus tías, la zarina Alejandra de Rusia y la gran duquesa Isabel Fiódorovna, fueron asesinadas por los bolcheviques durante la Revolución Rusa. Para la familia esto es un golpe durísimo. Para Alicia es casi mortal.

Aliki y Philipos.

En 1920 restauran la monarquía griega . Alicia y Andrés se  instalan en el palacio corfiota de  Mon Repos -donde ella, en la mesa del comedor,  da a luz a Philipos, que con el tiempo sería Felipe de Edimburgo.   El príncipe Andrés, que había servido como comandante del Segundo Cuerpo del ejército durante la guerra, fue detenido mientras su mujer daba a luz. Y probablemente- se temían- fuera  ejecutado. Fue condenado al destierro;  y la pareja  abandonó Grecia a bordo de un crucero británico , mientras Marie Bonaparte  sacaba de tapadillo en una caja de naranjas al bebé.  La familia se instaló en una pequeña propiedad de  Saint-Cloud,París,  prestada por la princesa Marie Bonaparte.  Alicia se dedicó a prestar ayuda en una tienda de caridad para refugiados griegos. Es allí donde su vocación religiosa toma cuerpo y decide ingresar en la Iglesia ortodoxa griega el 20 de octubre de 1928. Poco después comenzó a declarar que recibía mensajes divinos y que tenía poderes curativos. En 1930, tras sufrir una severa depresión, le fue diagnosticada esquizofrenia paranoide en el sanatorio del doctor Ernst Simmel en Tegel, Berlín. Fue forzada a separarse de su familia e internada en el sanatorio del doctor Ludwig Binswanger en Kreuzlingen, Suiza, donde estaba internado Vaslav Nijinsky. Philipos -Felipe de Edimburgo- pasó a vivir con María Bonaparte y su marido, el Príncipe Jorge,  en el palacio de Saint Cloud. Andrés, el padre,  comía carne y pescado todas las noches en  el Metropole de  Montecarlo, los yates de su amante de turno,  o en los banquetes de sus hijas entre la aristocracia alemana. A ella ni le comunicaron los matrimonios.

Tras dos años interna en la clínica, le dieron de alta y rompió lazos con toda la familia, deambulando por diversos estados de Europa. Hasta que en 1937…su hija Cecilia, su yerno y dos de sus nietos murieron en un accidente de aviación en Ostend. En el entierro,  Alicia se encuentra con su marido, a quien no ve ni saben nada el uno del otro desde hace seis años. También aparece allí el príncipe Felipe.

En 1938,  por su cuenta y riesgo, se instala sola  en Atenas para trabajar por los pobres desde un apartamento de dos habitaciones. Durante la II Guerra Mundial vivió con la gran duquesa Elena Vladímirovna Románova —esposa de su cuñado Nicolás de Grecia, y madre de la princesa Marina, posterior  Duquesa de Kent. La mayoría de los miembros de la familia real griega permanecieron exiliados en Sudáfrica.  Más adelante se mudó de su pequeño apartamento a una casa de tres pisos en el centro de la ciudad que pertenecía a su cuñado Jorge. Trabajó para la organización Cruz Roja ayudando a establecer comedores para la población privada de alimentos y viajó a Suecia para conseguir medicamentos, con el pretexto de visitar a su hermana Luisa, que estaba casada con el príncipe heredero.También organizó dos refugios para niños huérfanos y de la calle, y un circuito de enfermeras para los vecindarios pobres.

Los nazis, una vez conquistaron Grecia, supusieron que Alicia estaba de su parte;  cuando fue visitada por un general alemán que le preguntó, «¿Hay alguna cosa que pueda hacer por usted?», —ella le contestó—, «Puede tomar sus tropas y llevárselas fuera de mi país».

70.000 judíos griegos , en su mayoría sefardíes de Salónica, la Jerusalén de los Balcanes, habían buscado refugio en Atenas. 60.000 fueron llevados a campos de concentración. Sólo 2000 lo superaron.

Los Cohen, con Constantino I, y detrás, Jorge I.

Es entonces cuando Alicia  recibió al hijo mayor del judío de Tesalónica, Fredy,  que ya era abogado, y que le recordó la promesa del Rey Jorge si un día su familia necesitaba ayuda. Sin dudarlo, a pesar del riesgo que eso implicaba, ocultó a la viuda judía,  Rachel Cohen,  y a dos de sus cinco hijos, Freddy y Tilde. Los otros hijos alcanzaron la cosata egea de Turquía. Alice les  hospedó en  su propia casa s, a la que entraron de noche por una ventana rota de la parte de atrás, ocuparon dos habitaciones y una cocina del piso de arriba. Lo único que había que hacer era pasar horas hablando de judaísmo en voz baja. La casa estaba enfrente de la del arzobispo, donde había dos agentes de la Gestapo que de vez en cuando interrogaban a la princesa. Ella se daba cuenta de que ellos sospechaban de ella. Ella decía que estaba sorda, que no entendía lo que le preguntaban. Ella nunca habló de esto, pero la historia se supo mucho después, cuando Freddy Cohen y un amigo dieron testimonio para la biografía autorizada de Felipe de Edimburgo.

Cuando Atenas fue liberada del nazismo en octubre de 1944, la encontraron en condiciones cercanas a la miseria. Admitió que llevaba una semana comiendo pan y mantequilla. Fue cuando supo que su amrido había muerto en un hotel de MOntecarlo en 1944. Durante la lucha y para consternación de los británicos, insistió en deambular por las calles para distribuir raciones de alimentos a policías y niños, desobedeciendo la orden de toque de queda. Cuando se le dijo que podía haber sido el blanco de una bala perdida, contestó: «Me han dicho que uno no oye el tiro que le mata y en cualquier caso soy sorda. Entonces, ¿por qué preocuparse por eso?»

Alicia volvió a Inglaterra en abril de 1947 para asistir en noviembre a la boda de su único hijo, el ahora teniente Felipe Mountbatten, con la princesa Isabel, hija mayor y presunta heredera del rey Jorge VI. Todavía conservaba algunas de sus joyas, que fueron utilizadas para fabricar el anillo de compromiso de la princesa. Ella fue vestida de monja y su entrada en la abadía fue digna de una reina, sola.

En enero de 1949 funda la  orden de enfermería de religiosas ortodoxas griegas, la Christian Sisterhood of Martha and Mar – modelo del convento que su tía, la mártir Isabel Fiódorovna, había fundado en Rusia en 1909. Sofía de España estudió enfermería por admiración a esta mujer, que era su tía abuela.

Dejó Grecia  para siempre tras el  golpe de estado de los Coroneles, el 21 de abril de 1967. La reina Isabel II y el duque de Edimburgo la invitaron a residir permanentemente en Gran Bretaña, en el Palacio de Buckingham. Falleció dos años después.

Inicialmente  fue enterrada en  la Cripta Real de la Capilla de St. George, Castillo de Windsor, pero antes de morir había expresado su deseo de ser enterrada en el Convento Ortodoxo de Santa María Magdalena en Getsemaní,  el Monte de los Olivos, de Jerusalén —junto a su tía Isabel Fiódorovna,  que nombraron santa de la iglesia ortodoxa rusa.  La iglesia fue construida por el zar Alejandro III.  Su deseo se cumplió  el 3 de agosto de 1988, cuando sus restos fueron trasladados al lugar de su descanso final: una cripta situada debajo de la iglesia.

El 31 de octubre de 1994, los dos hijos sobrevivientes de la princesa Alicia, el duque de Edimburgo y la princesa Sofía de Hannover, fueron a Yad Vashem para ser testigos de la  ceremonia que la nombraba  «Justa entre las Naciones» —máxima distinción del estado de Israel para personas no judías—, por haber ocultado a los Cohen en su casa de Atenas durante la Segunda Guerra Mundial. El príncipe Felipe afirmó acerca de la protección de su madre de judíos perseguidos: «Sospecho que nunca se le ocurrió que su acción fuera de algún modo especial. Era una persona con una profunda fe religiosa y lo habría considerado una reacción natural humana hacia el prójimo en un momento de aflicción»

Con motivo del funeral de Shimon Peres, el Príncipe de Gales aprovechó para acercarse al Monte de los Olivos a encender velas de miel en memoria de su abuela, a la que conoció en vida, ya que él nació en 1948. Y la semana que viene será el Príncipe Guillermo quien visite el sepulcro de su bisabuela.

© ENLACE JUDÍO

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?
¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?
En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100.00 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Política de privacidad