Inicio » Noticias » Israel » Diplomático de la UE: “apesta a racismo” el proyecto de ley del Estado-nación del pueblo judío

Diplomático de la UE: “apesta a racismo” el proyecto de ley del Estado-nación del pueblo judío

Enlace Judío México – De aprobarse, el proyecto legislativo se convertiría en una de las llamadas Leyes Básicas del Estado de Israel, las cuales, además de ser difíciles de reformar o derogar, sirven como las directivas legales fundamentales del país.

El embajador de la Unión Europea en Israel lanzó una fuerte crítica al proyecto de “Ley Básica: Israel, Estado-nación del pueblo judío” que está por ponerse a voto en la Knéset, de acuerdo a un reporte del noticiero Hadashot publicado este jueves.

Como respuesta al reporte, el primer ministro Benjamín Netanyahu, también titular del Ministerio de Asuntos Exteriores, convocó al susodicho, Emanuele Giaufret, a una reunión para aclaraciones al respecto.

De acuerdo a lo que Giaufret habría dicho a los legisladores, la ley podría “distanciar a Israel de las normas aceptadas de los países democráticos. La legislación apesta a racismo, discrimina a grupos, especialmente a los árabes, y perjudica los valores que Israel está tratando de mantener”, dijo supuestamente a un miembro del Likud citado en el reporte.

El comunicado de la Oficina del Primer Ministro con el que convocó a Giaufret acusó a la Unión Europea de inmiscuirse en los asuntos de política interna de Israel.

“La Unión Europea no solo financia organizaciones sin fines de lucro que luchan contra el Estado de Israel y financian la construcción ilegal [palestina], ahora también se están involucrando en la legislación de Israel”, decía la declaración. “Aparentemente, no han entendido que Israel es un país soberano”, agregó.

De acuerdo a los críticos del proyecto, propuesto por legisladores del partido gobernante Likud, que se votará a más tardar la próxima semana en la Knéset, este fomenta un ámbito discriminatorio y de exclusión dentro de la sociedad israelí, y además podría provocar una condena de Israel a nivel internacional.

Las críticas se centran sobre todo en el artículo 7 de la ley, que facultaría a cualquier ciudadano de Israel, sin importar su religión o comunidad, a “proteger” su cultura, educación, patrimonio, lengua e identidad. De la misma manera, este artículo deja la puerta abierta para que el Estado pueda permitir a los miembros de cualquier religión o comunidad, crear “asentamientos comunitarios separados”.

Además, la ley también ha sido criticada por hacer del hebreo el idioma oficial exclusivo en Israel. El árabe sería relegado de un idioma oficial a uno con “estatus especial” que tendría su propia ley al respecto para regularse.

El mismo presidente de Israel, Reuven Rivlin, ha criticado también la ley de manera enfática. En una carta enviada al presidente de la Knéset, Yuli Edelstein, el jefe de Estado dijo en referencia al artículo 7,  “me preocupa que el carácter de este artículo desbalanceado podría dañar al pueblo judío, a los judíos de todo el mundo y de Israel, e incluso podría ser utilizada como arma por nuestros enemigos”.

Rivlin pidió además al Comité de la Knéset que “observe a la sociedad israelí y pregunte: ¿estamos dispuestos a apoyar la discriminación y la exclusión de hombres y mujeres en función de su origen étnico?”.

Durante este mismo jueves, Netanyahu defendió el proyecto de ley diciendo que la mayoría de los israelíes quieren preservar la identidad judía del país, y que “la mayoría gobierna”.

“En la democracia israelí, seguiremos protegiendo los derechos tanto del individuo como del grupo; esto está garantizado. Pero la mayoría también tiene derechos, y la mayoría gobierna”, dijo en la ceremonia luctuosa oficial del histórico líder sionista Ze’ev Jabotinsky.

“La gran mayoría de la gente quiere preservar el carácter judío de nuestro país para las generaciones venideras”, dijo. “Esta combinación de derechos individuales y derechos grupales es la definición de un Estado judío y democrático”.

De aprobarse, la ley se convertiría en una de las llamadas Leyes Básicas del Estado de Israel, las cuales, además de ser difíciles de reformar o derogar, sirven como las directivas legales fundamentales del país, que fungen como su constitución política.

Fuente: The Times of Israel / Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend