Inicio » Opinión » Entrevistas y Reportajes » Alta costura manchada con sangre: el origen nazi de Hugo Boss

Alta costura manchada con sangre: el origen nazi de Hugo Boss

Enlace Judío México.- Hugo Ferdinand Boss, el creador de una de las marcas más prestigiosas de la moda actual, fue miembro del partido nazi y patrocinador del Schutzstaffel que se encargaba de la seguridad de Adolf Hitler y del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán.

ALEJANDRO OSORIO S.

Usar un traje Hugo Boss hoy en día es señal de elegancia, sofisticación y alta costura, pero no siempre fue así… Ayer se cumplieron 70 años de la muerte de Hugo Ferdinand Boss, el creador de la ahora prestigiosa marca de ropa masculina, fecha que aprovechamos para contarte una faceta oscura y poco conocida de este sastre alemán.

Boss no solo fue el diseñador “oficial” del régimen de Adolfo Hilter, sino que también fue un ferviente nazi. Ingresó al partido Nacional Socialista a comienzos de los años 30 y rápidamente empezó a trabajar para la maquinaria nacionalsocialista.

Sus primeras labores y quizás las más emblemáticas fueron los diseños de los uniformes de las SA, conocidas como “camisas pardas”. Estos personajes era los más nazis entre los nazis. Comenzaron como escoltas de Hitler y crecieron al punto de formar grupos paramilitares en los albores del fascismo alemán. De una violencia y brutalidad sin precedentes, su popularidad llegó a amenazar al propio ejército regular alemán.

El siguiente hito de Boss en los locos años 30 fue el impactante y llamativo uniforme de las sangrientas SS Waffen. Rápidamente los trajes negros con visos rojos y plateados capturaron la fascinación de otros destacamentos nazis. Las SS eran el grupo de elite de los nazis y ahora tenían uniformes que estaban a la altura de sus pergaminos dentro de la estructura de Hitler.

La marca de ropa también trabajó para la Juventudes Hitlerianas y para la Wehrmacht, el Ejército regular de la Alemania nazi.

Sin duda fueron tiempos de bonanza para Boss, quien logró millonarios contratos con el régimen. La firma alemana, en 2011 reconoció el rol que jugó su fundador en el gobierno nazi. En el libro “Hugo Boss, 1924-45”, de Roman Köster, se narran las políticas antisemitas de la firma por aquellos años y el uso de prisioneros en sus fábricas.

La misma Hugo Boss, hace ya siete años, pidió perdón por aquellos hombres y mujeres que trabajaron como “esclavos” en sus talleres durante la Segunda Guerra Mundial, donde señaló su “más profundo pesar hacia aquellos que sufrieron daños durante sus trabajos forzados en la empresa de Hugo Ferdinand Boss bajo el régimen nacionalsocialista”.

Tras la guerra, Hugo Ferdinand Boss recibió duras sanciones por su participación y apoyo a los nazis. No pasó mucho después de la caída del nazismo cuando el 9 de agosto de 1948 falleció el afamado sastre y empresario. Su marca, sin embargo, sobrevivió, primero, ligada a la producción de uniformes de trabajo, y a partir de la década los 70, a la altura costura en ropa de hombres, donde alcanzó la consolidación y el nivel superlativo que mantiene.

 

 

 

Fuente:publimetro.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend