Inicio » Noticias » Mundo judío y Diáspora » Circuncisión de bebés incrementa riesgo de muerte súbita infantil, sugiere estudio

Circuncisión de bebés incrementa riesgo de muerte súbita infantil, sugiere estudio

(JTA) —  Un académico genetista de origen israelí publicó un estudio que afirma que la circuncisión de los niños aumenta el riesgo de muerte súbita infantil, pero un prominente pediatra holandés descartó sus hallazgos tildándolos de “tonterías”.

Eran Elhaik, de la Universidad de Sheffield, publicó un estudio el mes pasado que afirma que la perseverancia mundial del síndrome de muerte súbita del lactante o SMSL y la circuncisión no médica de niños muy pequeños “se correlacionan de forma considerable y significativa”.

El estudio se titula “Los eventos adversos en la infancia se asocian con el síndrome de muerte súbita del lactante”.

Los países de habla inglesa practican significativamente más circuncisión no médica de niños que otros países y “tienen una prevalencia de SMSL significativamente mayor que los no angloparlantes”, afirma el estudio, que se publicó el mes pasado en el sitio web Biorxiv.

Hugo Heymans, uno de los pediatras más destacados de los Países Bajos que trabajó durante décadas en el Centro Médico Académico de Ámsterdam, calificó el estudio de Elhaik como “con argumentos débiles, parcial y poco confiable”, informó el periódico Reformatorisch Dagblad a principios de esta semana.

“Los padres judíos no tienen nada de qué preocuparse”, dijo Heymans, que es también judío.

El estudio no es la primera controversia de Elhaik que involucra a judíos. En 2016, él y un colega publicaron un estudio que sugiere que los judíos ashkenazíes de hoy proceden de conversos al judaísmo provenientes de lo que hoy es Turquía. Los principales estudiosos de los judíos ashkenazies descartaron ese estudio por sus argumentos débiles y sin fundamento.

El doctorado de Elhaik, obtenido en la Universidad de Houston en 2009, fue hecho sobre evolución molecular.

Los resultados del estudio sobre la circuncisión se basan en datos recabados de 15 países y más de 40 estados de EE.UU. durante los años 1999-2016. El equipo de Elhaik analizó las relaciones entre el SMSL y lo que, según los investigadores, eran dos causas comunes de estrés en los bebés muy pequeños: la circuncisión neonatal masculina y el nacimiento prematuro.

En los EE.UU., la circuncisión representó alrededor del 14.2% de la prevalencia de SMSL en los hombres, escribieron los investigadores, agregando que esto es “una reminiscencia del mito judío de Lilith, la asesina de los bebés varones”.

En un tuit, Elhaik afirma que el mito de Lilith, una demonio femenina a la que a veces se culpa de la muerte de los bebés en el judaísmo, se basa en el miedo “inconsciente” de los judíos al SMSL asociado con la circuncisión. El temor al SMSL “es la razón por la cual los judíos no recortan los cabellos de los niños hasta” los tres años, tuiteó, refiriéndose a una costumbre ortodoxa jaredí. “Intentan hacer pasar a los niños como niñas para engañar a #Lilith porque sabían que las niñas mueren menos que los niños”.

Las tasas de SMSL son significativamente más bajas en los estados de los EE.UU. donde los hispanos representan más del 8% de la población, escribió el investigador. La circuncisión es relativamente rara en América Latina.

Heymans señaló que el estudio de Elhaik no tiene en cuenta el impacto potencial de factores adicionales que pueden influir en el SMSL. “Hay muchas diferencias socioeconómicas entre hispanos y blancos estadounidenses, así como diferentes hábitos alimenticios” que no se tienen en cuenta en el estudio de Elhaik, dijo Heymans.

La prevalencia de SMSL fue la más baja en los Países Bajos, con 0,06 muertes por cada 1,000 nacimientos, y la más alta en los EE.UU., con 0,82 muertes. Según la Organización Mundial de la Salud, al menos el 61% de los estadounidenses circuncidan a sus hijos. En los Países Bajos, donde sólo los musulmanes y los judíos tienden a realizar el procedimiento, esa cifra es inferior al 5% de la población.

Los judíos generalmente circuncidan a sus hijos cuando tienen ocho días de nacidos. Entre los musulmanes, la circuncisión se produce más tarde en la infancia, pero antes de que el niño entre en la adolescencia. El SMSL puede ocurrir sólo durante el primer año de vida del niño.

En 2014, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU., o CDC, recomendaron la circuncisión como un medio para reducir la contracción del VIH. En 2012, la Academia Estadounidense de Pediatría afirmó que los beneficios para la salud de la circuncisión masculina del recién nacido son mayores que los riesgos, pero los beneficios no son tan grandes como para recomendar la circuncisión universal del recién nacido.

Pero los defensores de los menores de todos los países escandinavos dijeron en 2014 que la circuncisión de los niños viola innecesariamente sus derechos humanos porque no proporciona beneficios médicos probados, según varios estudios.

La costumbre de la circuncisión de los niños es atacada en Europa Occidental. Los activistas de izquierda citan cuestiones relacionadas con los derechos de los niños y los críticos de derecha dicen que la circuncisión es una importación extranjera que debería ser limitada.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend