avatar_default

Enlace Judío México – El Ministerio de Salud de Israel sostuvo una reunión de emergencia el domingo después de que más de 40 personas contrajeron leptospirosis. El viceministro de Salud, Yaakov Litzman, informó que su ministerio está monitoreando las corrientes en el norte de Israel para detectar la bacteria y asegura que todo está bajo control.

Hasta el momento, se han reportado 42 casos confirmados y se sospecha que otras 253 personas han contraído la enfermedad.

En la reunión se decidió que varios ministerios del gobierno trabajarán en coordinación para erradicar la enfermedad e implementarán las siguientes medidas próximamente:

1. Regulación de las fuentes de agua potable y las áreas de pastoreo de rebaños de ganado, así como el cercado de los arroyos con el fin de evitar el acceso del ganado a las fuentes de agua.

2. Monitoreo y vacunación del ganado infectado.

4. Actividades para mejorar los niveles de saneamiento por parte de las autoridades locales.

Además, el Ministerio de Salud continuará informando al público sobre el estado de los arroyos y manantiales infectados.

Moshe Bar Siman Tov, director general del Ministerio de Salud, aseguró que “las cosas están bajo control, y estamos monitoreando las fuentes de agua y los patrones de enfermedad a diario”.

En una entrevista a Reshet Bet, afirmó que la leptospirosis no es una enfermedad que se transmite entre las personas y es fácil de tratar. “Debemos asegurarnos de que las manadas de ganado y cerdos salvajes, que causan las enfermedades, no tengan acceso al agua”.

“Estamos verificando que tienen fuentes de agua alternativas”, agregó.

El profesor Itamar Grotto, subdirector general del ministerio, dijo que la lista de lugares que no son seguros se actualiza constantemente en el sitio web del Ministerio de Salud.

“Es importante subrayar que no hay limitaciones en ningún otro lado, y la leptospirosis no puede contraerse a través del aire o en el agua de la piscina”, dijo, y agregó que es seguro viajar al norte de Israel.

La Autoridad de Naturaleza y Parques informó el sábado que el número de visitantes a los destinos de agua del norte de Israel ha disminuido debido al temor a contraer la enfermedad.

El motivo del brote de infección aún no está claro. Se cree que está relacionado con las manadas de ganado que pastan en los Altos del Golán y arroyos contaminados con heces, así como el flujo de bajo volumen debido a la sequía continua.

La profesora Mijal Hovers, directora de la unidad de enfermedades infecciosas del Hospital Meir en Kfar Saba, explicó que la infección es causada por la bacteria Leptospira, que se origina en los animales.

“Los animales infectan las aguas y los arroyos, y las personas que se bañan allí o entran en contacto con orina de ratones al aire libre pueden contraer esta infección. Los síntomas pueden ser leves en algunos casos, pero en otros la infección puede volverse severa y provocar insuficiencia renal y hepática. Los síntomas son parecidos a la gripe e incluyen fiebre y a veces, infecciones corneales. Sin embargo, no todos los síntomas requieren hospitalización”.

La leptospirosis, llamada “ajberet” en hebreo, se puede encontrar en todo el mundo, pero es más común en zonas tropicales. La bacteria daña a una gran variedad de animales y, por lo general, se transmite a través de ratas.

Los síntomas incluyen dolor de cabeza, dolores musculares y fiebre, pero también pueden incluir hemorragia pulmonar, insuficiencia renal y meningitis.

Hay más de 1 millón de casos de leptospirosis registrados cada año, principalmente en países del tercer mundo. En Israel, se han reportado un promedio de 10 casos por año.

Con información de Ynet y Arutz Sheva / Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí