Enlace Judío México – El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, dijo el martes a un grupo de académicos israelíes que un futuro Estado palestino debe estar desmilitarizado, reiterando su respaldo a una demanda clave de Israel en cualquier acuerdo de paz.

Abbas agregó que prefería dedicar fondos a la educación y las instituciones que a un ejército, informó la emisora pública Kan.

“Apoyo un Estado a lo largo de las fronteras de 1967 sin un ejército. Quiero fuerzas policiales desarmadas con bastones, no con pistolas. En lugar de aviones de combate y tanques, prefiero construir escuelas y hospitales y asignar fondos y recursos a instituciones sociales”, dijo a sus visitantes en Ramallah.

Un asesor de Abbas confirmó a Kan que el líder palestino había hecho los comentarios, y que sus palabras coincidían con sus posiciones previamente establecidas.

La líder de la oposición Tzipi Livni confirmó que Abbas había expresado su apoyo a un Estado palestino desmilitarizado en las negociaciones de paz de 2013 y 2014, durante el tercer gobierno de Netanyahu.

Israel siempre ha exigido la desmilitarización de un futuro Estado palestino. Actualmente, la Autoridad Palestina cuenta con fuerzas de seguridad formadas por EE.UU. con armas pequeñas para mantener el control civil en las ciudades palestinas.

La administración de Trump ha estado trabajando durante mucho tiempo en un plan de paz para Oriente Medio, sin divulgar los detalles de su propuesta. Los funcionarios de Trump han dicho que están terminando el plan y trabajando para implementarlo, pero no han ofrecido ninguna fecha límite.

Funcionarios estadounidenses han dicho que ninguna de las partes estarán “completamente complacidas” con el plan.

El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu dijo el viernes que no ve “ninguna urgencia” para avanzar con el plan de paz del presidente estadounidense Donald Trump.

“Es su asunto si quiere promocionarlo”, dijo Netanyahu a periodistas. “De vez en cuando lo comenta, y la propuesta puede llegar, aunque no veo la urgencia para este asunto”.

Incluso antes de la publicación del plan, la Autoridad Palestina, que ha boicoteado a la administración, y ha rechazado intento de reanudar las conversaciones.

La frustración del líder palestino con la Casa Blanca se remonta a diciembre pasado, cuando Trump reconoció formalmente a Jerusalén como la capital de Israel y puso en marcha planes para trasladar la embajada de Estados Unidos a la ciudad. La nueva embajada fue inaugurada en mayo.

Desde el anuncio de Trump, los funcionarios de la AP se han negado a reunirse con miembros del gobierno estadounidense, alegando que EE.UU. ya no es un mediador honesto en las negociaciones.

Fuente: The Times of Israel / Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico