Inicio » Opinión » Historia Judía » Fosa masiva en Jerusalén evidencia el sangriento reinado del rey “santo”

Fosa masiva en Jerusalén evidencia el sangriento reinado del rey “santo”

Enlace Judío México e Israel.- Tras descubrir un campo de decapitación masiva de 2.000 años de antigüedad, los arqueólogos saben ahora que el asesino fue el rey asmoneo Alexander Janneo. La fosa se halla en el patio trasero de la municipalidad de Jerusalén

AMANDA BORSCHEL-DAN

Excavación de un entierro masivo en el recinto ruso de Jerusalén, verano de 2018. (Kfir Arbiv / Autoridad de Antigüedades de Israel)

Recientemente, ha surgido evidencia de un asesinato masivo que incluye crueles decapitaciones cometidas durante el sangriento reinado del rey asmoneo Alexander Janneo (103-76 aC). La fosa fue hallada en un patio junto a la municipalidad de Jerusalén durante las excavaciones de una antigua cisterna de agua.

Sacamos de la fosa más de 20 vértebras del cuello que se cortaron con una espada“, dijo el Dr. Yossi Nagar, antropólogo de la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA). “En la fosa se encontraron cuerpos y partes del cuerpo de bebés y personas adultas, mujeres y hombres, probablemente víctimas de una masacre brutal“.

Los huesos embrionarios descubiertos en la excavación indican que entre las víctimas había incluso mujeres embarazadas.

Los arqueólogos de la IAA Kfir Arbiv, Nagar y Tehillah Lieberman presentaron su horrible descubrimiento el jueves en una charla titulada “El enigma detrás de un entierro masivo en el Complejo ruso.

Hijo de John Hyrcanus, Alexander Janneo, conocido en hebreo como Alexander Yannai, también sirvió como Sumo Sacerdote del Segundo Templo durante su reinado de 27 años. La era del “hombre santo” estuvo marcada por intrigas de la corte y campañas bélicas aparentemente interminables en las que conquistó, y perdió, franjas de territorio.

Fue una época de violentas luchas de poder entre judíos saduceos y fariseos, que condujo a una Guerra Civil judía de seis años que, según fuentes históricas como el historiador fariseo Josefo, dejó unos 50.000 judíos muertos. Durante la guerra, los judíos tramaron una intervención fallida del rey seléucida, que, aunque eventualmente unió al pueblo judío contra un enemigo común, fue contraproducente para quienes lo habían reclutado.

Según el comentario sobre el libro de Nahum descubierto como parte de los Rollos del Mar Muerto en Qumran, después del final de la guerra, Alexander Janneo castigó a unos 800 enemigos políticos, condenándolos a la crucifixión. Otros, como los que se han descubierto en el patio junto a la Municipalidad de Jerusalén, fueron decapitados y desmembrados.

Durante las excavaciones, los arqueólogos hallaron huesos humanos rotos, que se arrojaron al azar juntos en una cisterna de agua y cubiertos de cenizas, rocas y cantos rodados.

Según los arqueólogos Arbiv y Lieberman, los hallazgos están en línea con la narrativa registrada en fuentes históricas.

En las fuentes históricas se dice que el rey capturó y mató a muchos de sus oponentes judíos, así como a sus hijos y esposas, ante sus ojos. De hecho, en los huesos arrojados descuidadamente en la cisterna de agua, había innumerables cortes de espada que afectaron no solo al cuello, sino también a la mandíbula inferior, e incluso a veces la base del cráneo, lo que indica decapitación”, dijeron los arqueólogos.

El descubrimiento del entierro masivo de la época asmonea se presentó en una sesión llamada “De Internos e Interredes“, en la 12a Conferencia Anual de Nuevos Estudios en Arqueología de Jerusalén y su Región, celebrada en la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Los directores de excavación de la Autoridad de Antigüedades de Israel, el Dr. Joe Uziel y Tehila Lieberman en el sitio de excavación en la Ciudad Vieja de Jerusalén. (Yaniv Berman, cortesía de la Autoridad de Antigüedades de Israel)

En una sala repleta y refrigerada, los arqueólogos del IAA y de las principales instituciones académicas del país presentaron actualizaciones sobre las excavaciones existentes y los nuevos descubrimientos en un largo día de conferencias.

Aunque se invitó al público en general, el día estaba claramente destinado al enriquecimiento de los arqueólogos e incluyó una ceremonia de entrega de premios del Premio David Amit para jóvenes estudiosos arqueológicos y premios del Centro de Investigación de la Antigua Jerusalén.

Una presentación del arqueólogo Meir Edrey sobre su trabajo en el área industrial Atarot de la Ribera Occidental en Hirbat A-Ram despertó el interés de la multitud al mencionar que la excavación fue financiada por el magnate israelí del supermercado Rami Levi.

Una enérgica conferencia del historiador de la Universidad de Cambridge Renan Baker iluminó la sala sobre la naturaleza increíblemente problemática de una datación precisa del mundo antiguo y discutió fuentes primarias poco conocidas en latín y griego que podrían ayudar a completar una imagen de la vida judía en Jerusalén inmediatamente antes y después de la destrucción del segundo templo.

Entre las otras actualizaciones se incluyó un breve resumen del trabajo realizado por el arqueólogo Joe Uziel el año pasado sobre la pequeña estructura de teatro inacabada descubierta en los túneles del templo que data del período de colonización romana posterior al año 70 a.C. en el que la ciudad pasó a llamarse Aelia Capitolina. Uziel dijo que la nueva sección de unos 30 metros del Muro Occidental, así como el teatro conservado, ahora están parcialmente abiertos al público y serán accesibles en breve.

Fuente: The Times of Israel / Traducción: Silvia Schnessel / Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

1 Comment

  1. El de gafas que no se olvide tirar de la cadena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend