Inicio » Opinión » Entrevistas y Reportajes » Con una mirada lúcida y desencantada: Entrevista con Daniel Pipes

Con una mirada lúcida y desencantada: Entrevista con Daniel Pipes

Enlace Judío México e Israel.- Daniel Pipes, presidente del Middle East Forum, es uno de los principales expertos internacionales de Medio Oriente, es una presencia regular en L’Informale. En esta ocasión, lo entrevistan sobre los últimos desarrollos.

NIRAM FERRETTI

La administración de Trump parece seguir la lógica del Proyecto del Victory Project promovido por el Middle East Forum el 17 de enero de 2017: reconoció a Jerusalén como la capital de Israel, cerró la oficina de la OLP en Washington, recortó los fondos a UNRWA y a otras entidades palestinas. Con todo esto, ¿cambió su escepticismo inicial sobre el enfoque del presidente Trump ante el conflicto árabe-israelí?

Todavía soy escéptico. Considero que el principal objetivo de Trump es debilitar al régimen iraní. Con este fin, recompensó a los saudíes con la venta de armas y a los israelíes con Jerusalén. Los pasos en contra de la Autoridad Palestina sirven como presión para que vengan a la mesa de negociaciones y reciban lo que creo que será su recompensa, el reconocimiento de Palestina con Jerusalén como su capital. Si tengo razón, las cosas no terminarán bien.

¿Quiere decir que Trump estará dispuesto a otorgar Jerusalén oriental a los palestinos?

No existe una entidad jurídica llamada “Jerusalén Este”. La administración Trump ha tenido cuidado de no especificar qué significa geográficamente para la capital israelí de Jerusalén, dejando abierta la posibilidad de reconocer a una parte de ella como la capital de la llamada Palestina.

¿No estaría esto en total contradicción con la afirmación de Trump de que Jerusalén es la capital de Israel y que la cuestión de Jerusalén está “archivada”?

Mi interpretación del uso repetido de esta expresión por parte de Trump es que el largo debate sobre la transferencia de la embajada estadounidense debe considerarse concluido. Pero esto deja abierta la cuestión de la supuesta capital palestina. Tenga en cuenta que los rusos, en un movimiento ampliamente ignorado, anunciaron el 6 de abril de 2017 “reconocemos a Jerusalén Oriental como la capital del futuro estado palestino“, y agregó que “consideramos a Jerusalén Occidental como la capital de Israel“. El gobierno de Estados Unidos podría hacer lo mismo.

En L’Informale parece que estos cambios han barrido viejos paradigmas al cambiar el escenario del conflicto árabe-israelí y ofrecer a Israel su mejor oportunidad hasta la fecha. ¿Está de acuerdo?

Ya veremos. Cuando los palestinos se sienten a la mesa, las cosas pueden parecer mucho menos optimistas para Israel.

¿Qué le gustaría ver en un plan de la Casa Blanca para una paz israelí-palestina?

Preferiría que no hubiera ningún plan, pero que en su lugar el gobierno de los Estados Unidos animara a los israelíes a ganar su guerra contra los palestinos. Esto significa convencer a este último de que no pueden lograr su objetivo de guerra de eliminar el estado judío, y que en su lugar deben construir su política, su economía, su sociedad y su cultura. Eso es lo que llamamos la victoria israelí.

¿Está de acuerdo con el punto de vista de John Bolton expresado en 2009 de que el paradigma de los dos estados es una solución “sin salida”?

Sí, y es curioso que me lo pregunte. Bolton hizo esta declaración el 5 de enero de 2009, mi declaración muy similar la hice el 7 de enero del mismo año.

Peter Mulrean, director de la oficina de representación de la UNRWA en Nueva York, respondió a la decisión del gobierno de Trump de terminar con los fondos a UNRWA de esta manera: “Parece que hay un gran malentendido sobre cómo opera la UNRWA relativa a la forma en que transfiere el estatuto de refugiado de manera generacional y lo que hace la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados), porque funciona de la misma manera. Hay refugiados afganos, incluidos niños y nietos que han recibido la condición de refugiado”. ¿Cuál es su respuesta?

Peter Mulrean está comparando lo incomparable. En casos excepcionales, es cierto, el ACNUR contempla una segunda y tercera generación, pero es inusual y, en cualquier caso, es una práctica que no va más allá de la tercera generación. Con los palestinos es una práctica fija y continúa hasta la novena generación. La UNRWA también contempla otras excepciones flagrantes desconocidas para el ACNUR: un palestino puede adquirir la nacionalidad y permanecer como refugiado; Un palestino puede vivir en “Palestina” y ser un refugiado. El propósito del ACNUR tiene el claro propósito de reubicar a los refugiados y reducir su número. UNRWA tiene el extraño objetivo de mantener a los refugiados en esta condición infeliz y aumentar su número.

El bloqueo de los estados sunitas liderados por Arabia Saudita comparte un interés común con Israel por contener y poner fin a la amenaza iraní. ¿Es este convenio meramente una conveniencia o, en su opinión, tiene implicaciones a más largo plazo?

Algo entre los dos. La alianza existe porque existe una amenaza común, pero a medida que continúa y se profundiza, adquiere un significado más amplio. Dicho esto, mientras no se resuelva la cuestión palestina, las relaciones del bloque de los estados sunitas con Israel seguirán siendo frágiles y de alcance limitado.

En el último número del Commentary, Sohrab Ahmari, hablando del asunto Jamal Khashoggi, escribió: “Debemos tener en cuenta que una orden cruel es mejor que el desorden, que una amistad amarga siempre es mejor que la hostilidad o la enemistad”, y que no hay demócratas jeffersonianos esperando en las filas de los saudíes”. ¿Está de acuerdo?”

Sí. Me gustaría añadir dos cosas. La primera es que el asesinato de Khashoggi es un procedimiento estándar en Arabia Saudita, solo que era un periodista que vivía en Washington, por lo que la prensa se volvió loca por este caso. La segunda es que si el 11 de septiembre, con 3.000 estadounidenses muertos, apenas rompe el vínculo entre los Estados Unidos y Arabia Saudita, me resulta difícil imaginar que el asesinato por los saudíes de uno de sus súbditos, también islamista radical, pueda influir mucho en este vínculo.

Parece usted argumentar que Arabia Saudita fue de alguna manera responsable del 11 de septiembre.

Sí. El gobierno de George W. Bush hizo todo lo posible por ocultar este hecho, pero muchos de los hechos salieron a la luz, especialmente después de la publicación parcial de las famosas “28 páginas” que muestran “la evidencia incontrovertible de que hay apoyo a estos terroristas dentro del gobierno saudí“. O, en palabras del analista Simon Henderson, “el dinero oficial saudí ha entrado en los bolsillos de los terroristas“.

Las relaciones entre Moscú y Jerusalén se han desplomado después de que los sirios derribaron un avión ruso en Siria. ¿Debemos esperar una crisis o prevalecerá el pragmatismo?

El pragmatismo prevalecerá. Los rusos saben que están mintiendo sobre la responsabilidad israelí. Necesitan fuerzas israelíes para contener a Irán en Siria y no quieren ni buscan hostilidad con Israel.

¿Prevé el fin del régimen iraní en un futuro cercano dada la renovada hostilidad estadounidense?

El régimen se derrumbará tarde o temprano, pero no sé cuándo ni qué papel tendrán las sanciones estadounidenses. Nadie había previsto los disturbios en Túnez en diciembre de 2010 y tengo dudas de que alguien pueda prever cuándo una panadería vacía o una estación de servicio sin gas puede provocar los disturbios que derribarán a la República Islámica de Irán.

Fuente: L’Informale / Traducción: Carmen Levi / Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend