avatar_default

(JTA) — El instituto estatal de historia de Lituania sobre la dominación soviética del país, defendió ante los tribunales a un fallecido colaborador de la Alemania nazi acusado de asesinar judíos.

Cnaan Liphshiz

El Centro para el Estudio del Genocidio y la Resistencia de los Residentes de Lituania defendió a Jonas Noreika contra las acusaciones de numerosos historiadores el mes pasado en un documento presentado ante el Tribunal Administrativo del Distrito de Vilna. La defensa fue una respuesta a la demanda de un activista estadounidense contra el centro por su negativa a facilitar la remoción de una placa en honor a Noreika en Vilna.

“El Centro, basándose en fuentes históricas existentes, ha llegado muchas veces a la conclusión de que Noreika no había participado en las operaciones de asesinatos en masa contra los judíos durante el período de ocupación alemana, y no en los distritos de Telsiai o Šiauliai”, dijo a la corte la abogada del Centro, Kristina Cerednickenkaite, durante la defensa contra la demanda presentada este año por el activista Grant Gochin de Los Ángeles.

El Centro Simon Wiesenthal durante años ha argumentado que Noreika, a quien muchos consideran un héroe en Lituania porque fue asesinado mientras estaba en manos de las autoridades soviéticas, se convirtió en un asesino en masa después de su nombramiento en 1941 como jefe del condado de Šiauliai bajo la ocupación nazi alemana.

Silvia Foti, una nieta de Noreika que vive en Chicago, ha escrito un libro que se publicará próximamente, basado en años de investigación independiente que, según ella, confirma las acusaciones.

En agosto, la Comunidad Judía de Lituania dijo en un comunicado que la placa que lo honraba en un muro central de la biblioteca de la Academia de Ciencias de Lituania en Vilna central debe ser removida porque “Noreika fue un participante directo y entusiasta en la perpetración del Holocausto en Lituania”, dijo la comunidad.

Funcionarios de Vilna se han negado a retirar la placa, diciendo que se someterán a la decisión del museo estatal.

En septiembre, en medio de la creciente atención internacional por los hallazgos de Foti, el ministro de Relaciones Exteriores, Linas Linkevicius, instó a las autoridades a retirar la placa, el primer llamado de este tipo por parte de un funcionario lituano de alto rango sobre cualquiera de los numerosos monumentos del país que celebran a asesinos de judíos.

Gochin, un nativo de Sudáfrica cuyo familiar falleció en el Holocausto en Lituania y que ha iniciado múltiples demandas contra la glorificación de sus asesinos, dijo que la defensa es “impactante”.

“Nunca había oído que un gobierno de la UE fuera a los tribunales a defender a un nazi”, dijo a JTA.

En su defensa, el centro dijo que Noreika cayó en desgracia con los alemanes. También sugirió que Noreika ayudó a salvar a los judíos del Holocausto en lugar de ayudar a matarlos. Llamó como no corroborada a la investigación de Foti y Gochin. El centro solicitó a la corte que obligue a Gochin a pagar los costos legales del centro.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí